El Periódico

ENTREVISTA EN LA COPE

Gallardón propone bodas y divorcios ante notario para descongestionar la justicia

El ministro de Justicia augura que la nueva ley del aborto será más restrictiva que la de 1985

PATRICIA MARTÍN / Madrid

Miércoles, 1 de febrero del 2012 - 10:11 CET

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, junto a Juan Rosell, presidente de la CEOE, durante la reunion que han mantenido en el ministerio.

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, está estudiando medidas para descongestionar la justicia y ha propuesto que algunos asuntos, como los matrimonios civiles y los divorcios de mutuo acuerdo, se puedan celebrar ante notario en lugar de ante un juez como hasta ahora. "¿Por qué no se pueden hacer ante notario?", se ha preguntado durante una entrevista en la cadena COPE. El ministro ha subrayado que España tiene una letigiosidad superior a la media europea, problemática a la que hay que poner solución.

Al margen de este asunto, el ministro sigue dando pistas sobre cómo pretende reformar la ley del aborto. Hasta ahora había dejado claro que pretende finiquitar la ley de plazos del 2010 para volver a una norma en la que solo se pueda interrumpir el embarazo en una serie de supuestos, como sucedía con la ley de 1985. No obstante, este miércoles ha admitido que aquella norma tenía "defectos" que hay que corregir, dado que el supuesto que permitía abortar en el caso de riesgo físico o psíquico para la madre se convirtió en un coladero.

"La ley anterior (del 85) no funcionaba. ¿Significa eso que hay que vulnerar la Constitución con una ley de plazos?, no", ha señalado en la entrevista en la cadena COPE. El ministro ha rechazado por tanto volver a la norma de los tiempos de Felipe Gonzalez y ha apostado por "superar las deficiencias" tanto de la ley de José Luis Rodríguez Zapatero como de la norma de supuestos anterior.

"Avance positivo"

Gallardón ha explicado que el Gobierno "estudiará con detenimiento" en qué casos se permitirá abortar, de acuerdo con "la realidad social", y ha negado que el cambio suponga "un retroceso", como opinan los colectivos proabortistas, sino un "avance positivo que dará más oportunidades a las embarazadas". "No hagamos de esto un capítulo de vencedores y vencidos", ha señalado en referencia a los sectores antiabortistas.

Por último el ministro ha adelantado que la reforma legal irá acompañada de una batería de medidas de apoyo a la maternidad que anunciará hoy la ministra de Sanidad, Ana Mato, en su comparecencia en el Congreso.

El técnico recuerda que el Barça es su casa y no descarta nada