El Periódico

reivindicación histórica

Fomento promete que las vías de Montcada estarán soterradas en el 2023

El ministro Íñigo de la Serna ha puntualizado que las obras no empezarán hasta dentro de tres años

El ministerio se ha comprometido a aportar 300 millones para sufragar los trabajos

Fomento promete que las vías de Montcada estarán soterradas en el 2023

SARA ABADIA / MONTCADA COMUNICACIÓ

Manifestación para exigir el soterramiento de las vías a su paso por Moncada, en febrero del 2017.

ALBERT SEGURA / MONTCADA I REIXAC

Jueves, 18 de mayo del 2017 - 20:04 CEST

Las vías del tren de la línea R2 desaparecerán del paisaje de Montcada i Reixac en el 2023. Así lo ha anunciado el Ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, que este jueves ha presentado el acuerdo al que se ha llegado con el Ayuntamiento de Montcada y la Generalitat para soterrar las vías y coser, literalmente, el municipio. Las obras durarán tres años y permitirán dotar la línea de una tercera vía para facilitar el paso alternativo de trenes. Aún así, las obras tardarán en empezar: no lo harán hasta el 2020.

Algunos lo han bautizado de día histórico pero, a diferencia del 2007, no se ha brindado con cava. Ese año, el 'conseller' de Política Territorial i Obres Públiques, Joaquim Nadal, el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, y el exalcalde César Arrizabalaga firmaban el acuerdo de soterramiento, que se tenía que desarrollar a la par que se construía el túnel de la alta velocidad. Las penurias económicas dejaron el proyecto en un cajón, y de él nunca más se supo.

"RECUPERAR LA CREDIBILIDAD"

“Me cuesta mucho dar plazos y compromisos, pero hay determinadas situaciones en las que se tiene que recuperar la credibilidad, y uno no puede fallar”, ha señalado de la Serna. La palabra del Gobierno perdió su valor después de interminables prórrogas del proyecto, que han obligado a realizar uno nuevo diez años después.

Sin la tuneladora de la alta velocidad que se tenía que utilizar para soterrar las vías, ahora el nuevo proyecto pasa por un sistema constructivo a través de pantallas que afectará unos 4 quilómetros de vías, 3 de los cuales quedarán soterrados. Así, se empezará a actuar desde el Punto Verde de Vallbona, en Barcelona, y se finalizará en el límite del término municipal de Montcada con La Llagosta, justo por debajo de la autopista C-33. Fomento aprovechará los trabajos para mejorar la red de Rodalies, con una tercera vía que permitirá agilizar el tránsito ferroviario, a la vez que propiciará que se puedan crear trenes semidirectos que no se detengan en algunas de las estaciones.

Aun así, las obras no empezarán de inmediato, y la ciudadanía de Montcada deberá esperar pacientemente. Los trabajos no arrancarán hasta el 2020; antes se deberán redactar los dos proyectos informativos correspondientes y sus estudios de impacto ambiental, que darán paso al proyecto constructivo. Será entonces cuando se determine el coste total de la actuación, que asumirá de manera íntegra Fomento, y que darán paso a unas obras que se alargarán unos 38 meses. El ministerio se ha comprometido a aportar 300 millones de euros para costearlas.

JUSTICIA EN MONTCADA

“Hoy es un día histórico, que demuestra que la lucha, la constancia y la perseverancia acaban dando sus frutos, hoy es el día en el que por fin se hace justicia histórica a un municipio y a sus víctimas”, ha señalado la alcaldesa, Laura Campos. No son pocas. Las muertes en las vías del tren en Montcada se elevan a 169, la última este pasado lunes, cuando un hombre fue arrollado en Montcada i Bifurcació. “No hay una excepción en ninguna de las muertes registradas, que se producen con una frecuencia inadmisible, nuestra responsabilidad será trabajar para que esto no suceda”, ha añadido de la Serna.

El compromiso se ha presentado en la Casa de les Aigües, un emplazamiento a tocar de las vías de la línea R2 y donde el ruido del paso de trenes se ha hecho notar durante toda la presentación. No es para menos: cada día cruzan unos 250 trenes por la ciudad. Ahora, los moncadenses ya tienen marcado el 2023 en el calendario como el año en el que, está vez si (esperan), los trenes dejarán de interrumpir sus vidas.

El exmadridista Álvaro Arbeloa volvió a acordarse de Gerard Piqué