El Periódico

proceso penal TRAS UNA INVESTIGACIÓN POLICIAL

La fiscalía acusa a un imán de incitar a la violencia contra la mujer

Un líder musulmán de Terrassa pronunció sermones denigrantes, según la querella

1.500 fieles siguieron las homilías del religioso, que fueron grabadas por la policía

J. G. ALBALAT
BARCELONA

Jueves, 22 de marzo del 2012

El imán Abdeslam Laaroussi, el pasado 6 de marzo en Terrassa.

La Fiscalía de Barcelona ha presentado en los juzgados de Terrassa (Vallès Occidental) una querella contra el imán de dicha localidad Abdeslam Laaroussi por un delito de incitación a la violencia contra la mujer y discriminación, a raíz de sermones que pronunció en la mezquita de la calle de Pearson. El 16 de diciembre del 2011 y el 20 de enero del 2012 los Mossos grabaron discursos que contenían expresiones que denigran a la mujer y atentan contra su integridad física. 1.500 fieles los siguieron.

El fiscal contra los delitos de odio y discriminación de Barcelona, Miguel Ángel Aguilar, expone en la querella que en la fe musulmana el imán no solo es el encargado de presidir y dirigir la oración colectiva, sino que los fieles también se dirigen a él para obtener respuesta, de cuestiones tanto religiosas como cotidianas, pues ambos planos están estrechamente vinculados.

Por lo tanto, el imán se convierte, destaca la acusación, en el guía espiritual de la comunidad y la autoridad moral y de conducta de los creyentes, hasta tal punto que suele ser el encargado de velar por las buenas costumbres en el barrio donde radica la mezquita. En consecuencia, su figura goza de un elevado poder de convicción. También considera el fiscal relevante la importancia del lugar y el contexto en que el religioso hizo los sermones, ya que la mezquita constituye el centro de referencia de los musulmanes.

Del contenido de los sermones se desprenden, según la querella, expresiones penalmente graves, de las que algunas incitaban incitan a la violencia física y psíquica contra la mujer y en otras se promovía la discriminación del sexo femenino, otorgando al hombre una posición de superioridad y de control.

EL CORÁN / Entre otras frases, el imán pronunció estas: «Dios todopoderoso nos indicó cómo comportarnos con la esposa y cómo solucionar los conflictos conyugales. Estas soluciones están citadas en el sagrado Corán (...) Dios dice: '¡Amonestad a aquellas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, ¡pegadlas!'». Otro ejemplo: «El hombre le tiene que enseñar a su esposa las obligaciones y los deberes que Dios nos ha dictado. Si no acata estas obligaciones, el paso siguiente es que el hombre deje sola a su esposa en el lecho, solamente en el lecho, negándole las relaciones sexuales».

«Y si con este método -continuó el imán- no se soluciona el conflicto, pues tienes que acudir a los golpes. ¿Cómo son estos golpes? No son los golpes que provocan fracturas de los huesos, no son los que hacen correr la sangre, no son los golpes en la cara... No (...) Puede ser que en algunos momentos se limiten a golpes con el siwak [ramita para limpiar los dientes]».

El Barça activa el fichaje del centrocampista brasileño, de 28 años, del Guangzhou Evergrande