El Periódico

Concierto Beatles

Un estudio detectará el alzhéimer precoz en personas con síndrome de Down

El 80% de las personas mayores de 60 con el cromosoma 21 triplicado tienen la enfermedad

El Hospital de Sant Pau y la Obra Social la Caixa buscarán biomarcadores en mil adultos

Un estudio detectará el alzhéimer precoz en personas con síndrome de Down

RICARD FADRIQUE

Yolanda Martínez con su hijo Nil Taher, de 24 años y participante en el proyecto Down Alzheimer Barcelona Neuroimaging Initiative (DABNI), impulsado por la Obra Social 'la Caixa' y el hospital barcelonés de Sant Pau.

BEATRIZ PÉREZ / BARCELONA

Lunes, 20 de marzo del 2017 - 18:40 CET

El 80% de las personas con síndrome de Down mayores de 60 años desarrollan alzhéimer. El cromosoma 21 que tienen triplicado contiene el precursor de la proteína beta-amiloide, presente en esta enfermedad degenerativa. Este es el motivo de la creación del proyecto de investigación pionero Down Alzheimer Barcelona Neuroimaging Initiative (DABNI), impulsado por la Obra Social la Caixa y el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau (Barcelona).

DABNI, presentado este lunes en la víspera del Día Mundial del Síndrome de Down, tiene como objetivo encontrar los biomarcadores que indiquen el deterioro cognitivo que pueden padecer las personas con Down y la detección precoz del alzhéimer. El proyecto evaluará a lo largo de tres años a mil individuos adultos, que recibirán un seguimiento anual a través de diferentes pruebas médicas.

"Las personas con Síndrome de Down corren el riesgo, desde los 40 años, de padecer alzhéimer. Sufren esta enfermedad de una manera mucho más fuerte que la población sin discapacidad", ha explicado en la presentación el doctor Rafael Blesa, director del Servicio de Neurología del hospital de Sant Pau. Este centro de referencia internacional en enfermedades neurodegenerativas cuenta con la Unidad Alzhéimer-Down, que fue inaugurada el año pasado gracias a un acuerdo con la Fundació Catalana Síndrome de Down (FCSD).

El significativo aumento de la esperanza de vida de las personas con Down (hace un siglo vivían unos 10 años; ahora, más de 60) ha incrementado, asimismo, sus posibilidades de padecer esta enfermedad neurodegenerativa. El alzhéimer es la principal causa de muerte en este colectivo.

AÑOS DE LUCHA

"Yo espero no tenerlo. Toco madera", dice David Cabrera, de 48 años y con Down. Es una de ese millar de personas que el estudio DABNI está ya evaluando. Junto a él su madre, Laura Manduley, explica que, en el caso de las personas con este síndrome, es a veces "difícil" detectar si hay o no alzhéimer, puesto que "sus comportamientos son diferentes". Por edad, David corre un riesgo mayor de padecerlo. Su madre recuerda los tiempos en que este colectivo no disponía del apoyo de ahora.

"Los padres hemos tenido que luchar mucho porque antes no había nada", dice Laura. "Ha habido una evolución. Ahora ya

Laura Manduley

MADRE DE DAVID CABRERA

"Los padres hemos tenido que luchar mucho porque antes no había nada. Hay chicos con Down que estudian carreras"

hay chicos con Down que estudian carreras. Nosotros pusimos los cimientos de todo eso". Su hijo David ha trabajado de camarero en restaurantes y hoteles, y actualmente es monitor de otros chicos con su misma discapacidad.

En Francia, Mélanie Ségard, de 21 años y con Down, debutó en televisión presentando la información meteorológica en el canal público France 2. Sucedió el pasado 14 de marzo en 'prime time', y la joven volverá a hacerlo el próximo día 27 en la cadena BFMTV.

TRABAJO

Yolanda Martínez es la madre de Nil Taher, un joven con Síndrome de Down de 24 años participante en el proyecto DABNI. "Nil ya participó en el estudio del té verde, que mejora las capacidades de personas con Down", explica Yolanda. Actualmente el joven se encuentra desarrollando un curso de iniciación al trabajo, que combina con el voluntariado en la Fundació Catalana Síndrome de Down.

"Quiero ser monitor de comedor en los colegios. Me gustan los niños", expresa Nil. Él, según la madre, es un chico "extravertido, válido y seductor". "Y es selectivamente cariñoso. Tiene sus afinidades y preferencias", matiza.

Nil juega al fútbol y hace atletismo, y el año pasado visitó Alemania con la selección catalana de hockey formada por personas con discapacidad. "El Síndrome de Down no lo identifica. Él es mucho más que eso", concluye su madre.

Al Barça este verano se le abre la puerta de fichar a un futbolista como Mahrez