El Periódico

ENTREVISTA A GUILLEM COMAS, 'CAP DE COLLA' DE LOS MINYONS DE TERRASSA

"Se precisa más fuerza mental que física"

"Se precisa más fuerza mental que física"

CARLOS MONTAÑÉS

Comas, durante el ensayo del jueves en el local de los Minyons.

RAFAEL MORALES
TARRAGONA

Lunes, 23 de noviembre del 2015

Muchos señalan a Guillem Comas (Terrassa, 1977), el 'cap de colla' de los Minyons de Terrassa, como el principal artífice de la transformación que ha tenido la entidad egarense. Tras una etapa gris, Comas, bombero de profesión, se hizo cargo de los Minyons a principios del 2014. En apenas dos años, han hecho cinco veces el 'tres de deu amb folre i manilles', algo que solo se había logrado dos veces hasta el 2013, y ayer completaron el 'quatre de deu amb folre i manilles', un gigante que nunca se había hecho.

-¡Vaya cierre de temporada!

--Ha sido increíble. Hemos dado un nuevo paso en la historia del mundo 'casteller', pero creo que todavía no somos conscientes de lo que hemos hecho. El 'quatre de deu' es una animalada de 'castell', cuesta mucho trabajarlo, pero estaba convencido de que lo íbamos a lograr.

-Este año han confirmado la buena línea que ya apuntaron al final del 2014. ¿Cuál es el balance?

-Ha sido una temporada espectacular. Hemos hecho muy buenos 'castells' con muy pocas caídas. El 'cinc de nou' hacía 12 años que no lo descargábamos y lo hemos hecho seis veces. También se ha descargado cuatro 'tres de deu'. Creo que la colla ha terminado el año en una situación muy buena, tanto técnica como mental.

-Han dominado el 'quatre de deu' y, más que nunca, se han apropiado del 'tres de deu'.

-Ensayar mucho, ese es el secreto fundamental. Parece que hemos encontrado el encaje y la seguridad adecuados. Evidentemente, son 'castells' que nunca puedes decir que tienes dominado del todo porque son complicadísimos.

-Los resultados de la 'colla' han cambiado de forma sorprendente en apenas dos años. ¿Que ha hecho?

-No hemos hecho nada más que trabajar. Lo que pasa es que creo que también hemos dado mucha tranquilidad y seguridad. Partíamos de un objetivo muy realista: asegurar los 'castells de nou' y, a partir de ahí, ir creciendo. Aparte de la calidad técnica que ya tenían los Minyons, creo que también hemos conseguido que crean en sus posibilidades.

-Pero el cambio ha sido espectacular, sobre todo por el dominio que han demostrado con el tres de deu.

-Se debe a una suma de cosas, pero la ilusión de los 'castellers' ha sido lo más importante. Después fueron pequeñas decisiones como la de trabajar con seguridad en los ensayos, realizar pruebas creíbles y que todos se sintieran cómodos. En definitiva, dar un paso y después el siguiente porque la calidad ya la teníamos. La verdad es que no creo que hayamos hecho nada extraordinario.

-¿Cuál es el secreto para dominar los 'castells' de diez pisos?

-Si hubiera un secreto habríamos hecho mil. No hay una solución mágica, es una suma de cosas. Hay que trabajar bien, tener gente con experiencia y una canalla rápida y valiente. No creo que exista un secreto, un botón que se pueda apretar y ya está. Y si lo hubiera, nadie te lo diría.

-Dicen de usted que es un gran motivador. ¿Tan mental es la actividad?

-Sí. Hay quien habla de un 50% físico y otro 50% mental, pero yo creo que incluso es algo más mental que físico. Evidentemente, como en todo, si no hay una preparación y un duro trabajo técnico no se puede hacer nada. A partir de ahí el trabajo mental te dará el plus necesario, sobre todo si se trata de grandes 'castells'.

El colegiado canario dio su versión de la jugada en la que no concedió un claro gol legal al Barça en el Villamarín