El Periódico

Dos detenidos en Cádiz y Tenerife por coaccionar a través de las redes sociales

Los jóvenes asediaban a niñas pidiéndoles fotos y vídeos eróticos

AGENCIAS / Madrid

Lunes, 4 de marzo del 2013 - 14:42 CET

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres, uno en Cádiz y otro en Tenerife por supuestos abusos sexuales de menores a través de internet.

D.H.M., de 23 años y vecino de Jimena de la Frontera (Cádiz), está acusado de delitos de coacciones, amenazas y contra la libertad sexual por acosar a una menor de León, a la que llegó a plantear un encuentro en persona.

El otro detenido, J.M.H., de 22 años de edad, contactaba con niñas menores de edad (entre trece y quince años) a través de una red social utilizada por jóvenes y luego las amenazaba en conversaciones privadas para que se desnudaran ante la webcam.

El joven utilizaba varias identidades incluso llegaba a atribuirse la calidad de administrador de la red, como Francisco Javier Chies, Pau Rubio o Cristian Ojos Azules. El detenido agregaba a las menores como amigas en la red social para comunicarles que otra persona disponía de fotos y videos comprometidos de ellas. Tras ello, las víctimas contactaban con dicho sujeto, que en realidad era el ahora detenido, pero con otro sobrenombre.

Chantaje con imágenes

El investigado obligaba a las niñas a exhibir partes íntimas de su cuerpo e, incluso, a realizar actos obscenos a cambio de no difundir por las redes sociales de dichas fotos o videos. Asimismo, las amenazaba con denunciarlas ante la Guardia Civil haciéndoles pensar que las supuestas fotografías y videos que tenía en su poder eran constitutivos de infracción penal. Por otro lado, también las amenazaba con agredirlas en el caso de que se negaran a acceder a sus pretensiones.

En la mayoría de los casos, las direcciones empleadas por el presunto responsable, según indicaciones de las perjudicadas fueron suso_lokito18@hotmail.com, clonespeces@hotmail.com, bikerposh@hotmail.com, seguidas de diversa numeración.

Ingreso en prisión

El arrestado tenía su domicilio en el municipio de Caletillas, termino municipal de Candelaria (Tenerife), donde se le intervino diverso material informático y está acusado de delitos contra la libertad e indemnidad sexual así como coacciones, amenazas, corrupción de menores, pornografía infantil y descubrimiento y revelación de secretos.

Tras ser puesto a disposición judicial la Juez de Guardia del Partido Judicial de la provincia de Santa Cruz de Tenerife decretó su ingreso inmediato en prisión.

El filial regresa a la División de Plata dos años después de perder la categoría