El Periódico

GALARDÓN DEL CERCLE D'ECONOMIA

El colegio 'milagro' de L'Hospitalet, mejor escuela catalana del 2017

El Joaquim Ruyra gana el Premi Ensenyament por haber sabido implicar a las familias y por mejorar, de paso, resultados académicos

El instituto Montgròs de Sant Pere de Ribes ha sido designado como segundo mejor proyecto educativo

El colegio 'milagro' de L'Hospitalet, mejor escuela catalana del 2017

ALBERT BERTRAN

Una alumna del colegio Joaquim Ruyra de L'Hospoitalet de Llobregat, el pasado noviembre.

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Jueves, 11 de mayo del 2017 - 20:28 CEST

El colegio Joaquim Ruyra de L'Hospitalet, un centro educativo que trabaja como comunidad de aprendizaje desde hace ocho años y que ha conseguido en este tiempo que los resultados académicos de sus alumnos fueran comparables a los de las mejores escuelas de Catalunya, se ha llevado este jueves el Premi Ensenyament 2017, uno de los reconocimientos más prestigiosos en el ámbito educativo catalán. El galardón, que concede la fundación del Cercle d'Economia, ha reconocido el esfuerzo hecho por el colegio, situado en uno de los barrios más problemáticos del área metropolitana de Barcelona, por integrar a todos sus estudiantes (el 92% son de origen extranjero y prácticamente todos reciben beca de comedor) y por implicar también a sus familias. Unos logros que le han valido el apelativo de 'colegio milagro'.

El segundo premio ha sido para el instituto Montgròs de Sant Pere de Ribes (Garraf), del que el jurado ha subrayado su carácter innovador, "en una etapa educativa, la secundaria, en que no es fácil cambiar metodologías", ha señalado la portavoz del comité seleccionador, Marta Angerri. El centro, que a diferencia del Ruyra está situado en un área de baja complejidad social, lucha sin embargo contra la etiqueta que lo ha situado, en el seno del municipio, como el instituto al que acuden los estudiantes con necesidades educativas especiales, "precisamente porque trabajan el aprendizaje individualizado", ha indicado Patricia Alocén, directora del departamento de Acción Educativa de la fundación bancaria La Caixa, que participa en el premio.

TRES FINALISTAS

Los otros tres finalistas eran el colegio La Maquinista de Barcelona, el Magraners de Lleida y el Torre Roja de Sant Pere de Vilamajor (Vallès Oriental). Todos ellos son centros de titularidad pública, una circunstancia que se ha producido por primera vez en los 10 años de trayectoria del Premi Ensenyament. Por él han pasado, a lo largo de esta década, unos 650 proyectos educativos, 41 de ellos este año.

Los otros tres finalistas eran La Maquinista de Barcelona, el Magraners de Lleida y el Torre Roja de Sant Pere de Vilamajor

Si se ha impuesto la propuesta del Joaquim Ruyra de L'Hospitalet es, entre otras cosas, por "el uso que hace de todos los recursos didácticos, de una manera planificada, pero a la vez flexible y adaptada a las necesidades de sus alumnos", ha destacado el jurado. La escuela, prosiguen los expertos que lo forman, "no solo consigue el éxito académico de sus 410 estudiantes, sino que contrarresta el determinismo educativo que supone la falta de recursos y la marginación social, una movilidad extrema del alumnado, la diversidad de lenguas y culturas familiares".

COLEGIOS EN EL LÍMITE

Tanto el ganador como el Magraners son dos colegios de extrema complejidad social, han destacado los miembros del jurado. "Y son estos centros que se encuentran justo en el límite, los que necesitan de todo nuestro apoyo, incluso me atrevería a decir, que cuando los localizamos debemos correr, deben sonar todas las alarmas, como cuando se prende fuego y todos nos ponemos a trabajar, no podemos dejarlo pasar", ha defendido el presidente de la fundación del Cercle d'Economia, Carlos Cuatrecasas, en su discurso durante la entrega del premio.

El jurado reclama que, cuando se localice un centro en riesgo, "suenen todas las alarmas para que ningún niño quede atrás"

Para ellos, aunque sin llegar a mencionarlos, deben ir "los mejores recursos materiales y económicos, los mejores maestros", ha agregado Cuatrecasas. "Debemos saber con seguridad que estamos haciendo todo lo posible para que ningún niño, ningún adolescente se quede atrás", ha subrayado. "Hemos de aprender de los centros que tienen un alto valor añadido, los centros que son eficientes y actúan con eficacia, para que sean, se conviertan, en referentes de las otras escuelas e institutos", ha concluido.

Piqué insistió en su deseo de ser presidente del Barcelona, aunque no lo ve "a corto plazo"