• Lunes 21 abril 2014, 09:03 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión
Accidente en el Mediterráneo | Análisis

Un accidente en un buque muy seguro

Domingo, 15 de enero del 2012 Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
GERMÁN DE MELO RODRÍGUEZ

El buque crucero Costa Concordia fue construido y clasificado por el Registro Navale Italiano (RINA) en el año 2006. Enarbolaba bandera italiana y era el crucero más grande de Italia. Pero, desafortunadamente, en el atardecer del 13 de enero del 2012, se encontró una piedra en su singladura que ha hecho que este gigante de los mares, con una capacidad de pasajeros y tripulantes superior a las 5.000 personas, se haya hundido en la costa de la isla de Giglio. Afortunadamente, su proximidad a la costa ha permitido que la mayoría de sus pasajeros y tripulantes estén hoy sanos y salvos, aunque desgraciadamente el accidente ha provocado la pérdida de la vida de algunos pasajeros y tripulantes, cuyo resultado final conoceremos en los próximos días.

Edición Impresa

Edición Impresa

Versión en .PDF

Información publicada en la página 5 de la sección de Tema del día de la edición impresa del día 15 de enero de 2012 VER ARCHIVO (.PDF)

La causa principal del hundimiento ha sido el contacto del casco del buque con un bajo rocoso, que le ha desgarrado gran parte de su forro o casco y le ha roto e inundado tanques de doble fondo. Además, en las fotos publicadas por los medios se puede apreciar que la parte que contactó con las rocas está bastante a popa del buque, lo cual hace pensar que el agujero producido provocó otra vía de agua en la cámara de máquinas del buque inundándola y suponiendo su parada, es decir, la paralización del motor propulsor y de las máquinas auxiliares que generan la electricidad del buque. Esto supone una caída de planta o black-out, con lo que el buque pierde su propulsión y su gobierno. Esto, unido a la inundación de los tanques de doble fondo y de la cámara de máquinas, determinó la escora y el hundimiento del buque, que no ha sido total debido al escaso calado que existe en la zona en que ha encallado, hecho este que ha hecho disminuir el número de bajas.

Varias hipótesis

¿Por qué este buque, que dispone de los equipos de ayuda a la navegación más completos y modernos que existen en la actualidad, contacta con el fondo marino? Las hipótesis pueden ser varias. La primera de ellas es que las piedras con las que contactó no estuviesen perfectamente indicadas en la carta de navegación, lo que sería un error de la entidad que realizó la carta. Otra causa es la posible avería de los motores auxiliares generadores de electricidad y que se produjese una caída de planta o energía (black-out) y dejase al buque sin propulsión y sin gobierno, y, al estar cerca de la costa, derivase hacia la zona en la que encalló, sin poder hacer nada debido a la cercanía de tierra y a la rapidez de los acontecimientos. Otra causa posible podría haber sido el incorrecto funcionamiento o la avería de los equipos de ayuda a la navegación, lo que habría dado a los oficiales de navegación datos erróneos que provocaron el accidente. Una cuarta posibilidad sería el fallo humano en el que los oficiales de navegación, debido a su experiencia de navegación en esa zona, se hubiesen confiado demasiado, con la mala suerte de encallar con la roca.

Cuando se tengan más datos del accidente se podrán saber las causas exactas del mismo. Lo que está claro es que el hundimiento es debido a la vía de agua en el casco o forro del buque a lo largo de su eslora, provocada por el desgarro de las chapas del forro del casco. La velocidad a la que iba el crucero hizo que toda su energía cinética al contactar con el fondo marino actuase sobre el casco del buque desgarrándolo y provocando las vías de agua que inundaron el barco hasta su hundimiento.

El 'Titanic' y 100 años más

Finalmente, he de decir que no nos debemos alarmar por este accidente, pues este tipo de buques dispone de todos los medios de seguridad para proteger a sus pasajeros y tripulantes, y que accidentes como este, aunque no sean comunes, a veces se producen.

Lo anterior no significa que tanto los diseñadores de normas para construcción de buques como los operadores, los constructores, las sociedades de clasificación, las autoridades marítimas, etcétera, no hayan de estudiar intensamente este accidente para ver si se trata de un caso fortuito o si es necesario realizar algunas modificaciones en el diseño y en la construcción de los barcos. Nunca se ha de bajar la guardia. Lo que sí está claro es que, a efectos de seguridad, el Costa Concordia no es comparable al Titanic, ya que la tecnología y la seguridad han evolucionado mucho en los 100 años que han transcurrido entre la construcción de uno y otro.

PROFESOR DE LA UPC. VICEPRESIDENTE DEL COLEGIO DE OFICIALES DE LA MARINA MERCANTE

Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Sociedad

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado