ACUERDO DEL CONSEJO DE MINISTROS

Aprobada la ley del Registro Civil que dice adiós al libro de familia

Cada ciudadano tendrá una ficha individual donde constarán todos sus datos

La mayoría de los trámites podrán hacerse por internet a partir del próximo octubre

Viernes, 23 de julio - 15:44h.
MADRID

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el proyecto de Ley del Registro Civil, que, entre otras novedades, supondrá que dejará de expedirse el tradicional libro de familia y permitirá que los ciudadanos puedan acceder a sus datos por internet en cualquier momento y lugar del país. El objetivo de este proyecto, que ahora se remite al Congreso para su tramitación parlamentaria, es agilizar y eliminar trámites burocráticos innecesarios y configurar un Registro Civil electrónico, "moderno, rápido, accesible y único" para toda España, según ha destacado hoy la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

El proyecto supone un "cambio profundo" en el actual modelo registral, vigente desde 1957. En el nuevo Registro Civil, los tradicionales libros de familia, en los que se anotan matrimonios, nacimientos o fallecimientos, serán sustituidos por un registro individual para cada ciudadano, vinculado a un código personal, con el que podrá acceder a la base electrónica en la que se inscribirán todos esos datos. Así, cada ciudadano tendrá una ficha personal única, donde constará todo su historial civil. Con la inscripción de nacimiento se le asignará un Código Personal de Ciudadanía. Estas nuevas certificaciones registrales podrán solicitarse y consultarse a través de internet, sin tener que ir personalmente al registro, salvo en casos extraordinarios.

"Ya no será una carga"

De la Vega ha destacado que a partir de ahora el registro "ya no será una carga administrativa para el ciudadano, sino un auténtico servicio público, moderno, rápido, accesible y único para toda España".

El nuevo sistema también supondrá una "desjudicialización" ya que liberará a los jueces de tareas que no aportan valor a su función. Además, De la Vega ha subrayado que el nuevo registro será un órgano más acorde con el actual estado de las autonomías, ya que los ciudadanos podrán obtener certificaciones en cualquiera de las lenguas oficiales, y potenciará la labor de los ayuntamientos, que asumirán algunas de sus funciones. Los ayuntamientos, como administración más cercana al ciudadano, actuarán no solo como receptores y emisores de solicitudes dirigidas al Registro, sino también como actores en la tramitación de expedientes y la celebración de matrimonios civiles.

La vicepresidenta ha indicado que, aunque el proyecto tiene todavía que pasar por el Parlamento, y habrá un "régimen transitorio" para su entrada en vigor, es posible que a partir del próximo mes de octubre muchos de los trámites ya puedan realizarse a través de internet dado que el plan de digitalizaciónd el Registro Civil está ya muy avanzado.