El Periódico

Auge y caída de Luis XIV

El eclipse del rey Sol

La segunda temporada de 'Versailles', ya disponible en Movistar Series, se sumerge en la parte más oscura del poder, a medida que Luis XIV ve cómo su sueño del Palacio de Versalles puede ir haciéndose añicos ante sus propios ojos.

El eclipse del rey Sol

MOVISTAR+

Segunda temporada 'Versailles'.

Carlos P. Rovira

Jueves, 15 de junio del 2017 - 09:39 CEST

Luis XIV tenía cinco años cuando se convirtió en rey de Francia. Un chavalín que apenas podía correr en línea recta se colocaba de pronto en el centro de Europa. Si algo tuvo claro desde jovencito fue que más importante que ser tremendamente poderoso era mostrarlo. Cuando fue mayor de edad, hizo construir un palacio a la altura del Rey Sol, como él mismo se hacía llamar, y alrededor del cual orbitó la corte, la nobleza y los funcionarios del gobierno durante décadas. Esta no es una serie de época, es una historia de todos los tiempos. La del poder absoluto. Esto es ‘Versailles’.

La segunda temporada, ya disponible en Movistar Series, se sumerge en la parte más oscura del poder, a medida que Luis XIV ve cómo su sueño del Palacio de Versalles podría ir haciéndose añicos ante sus propios ojos. Con la primera fase de la construcción terminada –en la que mueren más de mil obreros- la mayoría de nobles de Francia ya se alojan bajo el amparo y el control del monarca. Rodeado de conspiraciones, sexo, lujos y drogas, Luis XIV va perdiendo el oremus a pasos de gigante, y alejándose de sus propósitos iniciales. Cada vez escucha menos a sus consejeros y más a su delirante codicia.

Por un reinado eterno

“Haré que mis cronistas borren todo rastro de tu nombre y de tu linaje… y para la Historia futura solo serás lo mismo que eres para mí: nada”. Con estas palabras Luis XIV condena (o hechiza) al sospechoso de secuestrar a su primogénito. En última instancia el poder para él es memoria. Es grande quien es eterno. Por eso, al igual que los faraones de Egipto o los emperadores de Roma, su gran proyecto está orientado al reinado del más allá. En el caso de Luis XIV, esto es los siglos de los siglos.

Sagaz, inteligente, calculador, estratega y gran vendedor de sí mismo y de su visión. Se dice de él que es el padre y el germen del “gusto francés”, del uso del arte, la moda y la cultura como herramientas de poder. Luis XIV fue el primero en romper con los reinos del pasado, que él veía viciados y estancados en el conformismo y en unas leyes que obedecían a una cosmovisión caducada. Precisamente para reflejar esta particular sensibilidad, la serie propone una estética, una realización y un uso de la música (pop) contemporáneas, que lejos de chirriar sintonizan a la perfección con ese carácter vanguardista del Rey.

'Versailles' anglófono

‘Versailles’ (Movistar+) es la producción más ambiciosa de la historia de la televisión francesa. Y eso no solo se nota en el presupuesto, o en la factura de la serie, ni siquiera en la ambientación –la mayoría de escenas están grabadas en el verdadero palacio de Versalles- sino en el hecho de que está rodada íntegramente en inglés. Simon Mirren, su creador, y casi la totalidad del reparto, incluido George Blagden (Luis XIV), son británicos. Esto levantó muchísimas críticas en el país galo al inicio de la producción de la serie pero en cuanto se vieron los primeros resultados nadie más habló del tema. ‘Versailles’ ya ha sido emitida en 14 países.

Después de una primera temporada que muchos definieron como estar viendo diferentes cuadros de un museo, llega esta segunda entrega en la que un eclipse de sol vaticina lo que ha de venir. Ambas temporadas están disponibles en Movistar+ bajo demanda. Y habrá una tercera.

El secretario técnico del FC Barcelona ya intentó ficharlo la temporada pasada sin éxito