El Periódico

Canet Rock 2015

La rueda

Saül Gordillo

Periodista

¿Este PSC no va más allá del metro?

@saulgordillo

Lunes, 28 de enero del 2013

Quizá es casual que 4 de los 5 diputados díscolos del PSC sean o hayan sido alcaldes. Si la política municipal se basa en la proximidad, no deja de ser interesante el perfil de los socialistas llamados «catalanistas» que se negaron a votar contra la declaración soberanista del Parlament. Hay muchos pe-ese-cés dentro del PSC. La capa municipalista, la que quiere conservar las alcaldías que ostenta, la del territorio que va en tren porque no les llega el metro, no digiere la sumisión del alma catalanista ante la supuestamente «federalista». La presión soberanista de bases y electores sobre los cuadros socialistas es directamente proporcional al distanciamiento del área metropolitana, con la excepción del maragallismo de Pasqual y las buenas familias del socialismo barcelonés.

Àngel Ros quiere retener la Paeria y Joan Ignasi Elena querría recuperar Vilanova i la Geltrú, como Núria Ventura Ulldecona. El alcalde de Granollers, Josep Mayoral, o el exalcalde de Mataró, Joan Antoni Baron, desde la segunda corona metropolitana, saben que sus victorias consisten en un éxito en los barrios —donde la xenofobia y la política de mano dura de la derecha amenaza— compatible con el desmarcaje del PP y C's, fundamental en los centros históricos de ciudades que su municipalismo ha transformado desde la transición.

Los intereses de este PSC son justo lo contrario de lo que ha conseguido Pere Navarro en su debut parlamentario para satisfacer al aparato del Baix Llobregat y tranquilizar a Carme Chacón en sus aspiraciones sucesorias en el PSOE. Navarro ha logrado que los díscolos encajen con el porcentaje de votantes socialistas que aprueba la declaración soberanista. Un 25%. Muy lejos del PSC de los presidents Pasqual Maragall y José Montilla.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario