El Periódico

IMPULSO DEL EIX BESÒS

Santa Coloma reciclará el Pavelló B del Hospital Esperit Sant como centro ocupacional

El espacio formará a personas con dificultades de acceso al mercado laboral

La fundación del centro cede el histórico edificio al consistorio por 50 años

Santa Coloma reciclará el Pavelló B del Hospital Esperit Sant como centro ocupacional

ALBERT BERTRAN

El Pavelló B del Hospital de l'Esperit Sant, en Santa Coloma de Gramenet.

Miércoles, 31 de mayo del 2017 - 23:35 CEST

Servirse de los vestigios del pasado para asentar los cimientos del porvenir. Bajo esa premisa, Santa Coloma de Gramenet reciclará el Pavelló B del Hospital de l'Esperit Sant, uno de los espacios más emblemáticos de su patrimonio urbanístico, y lo consagrará como un espacio abierto a la ciudadanía, erigiéndolo en un centro de formación ocupacional para personas con dificultades de acceso al mercado laboral. El proyecto culminará en el 2019, cuando concluyan los trabajos de adecuación del edificio, pero ha echado a andar este miércoles, con la firma del convenio de cesión de espacio por parte de la Fundació Privada Hospital de l'Esperit Sant y la alcaldesa de la ciudad, Núria Parlon.

Unos 2.000 alumnos se beneficiarán de la "amplia oferta formativa ocupacional" que brindará el centro, que nace con una vocación supramunicipal, con el objetivo de consolidarse "como referencia también para la población en Sant Adrià, Badalona y Barcelona", en ponderación con el nuevo marco estratégico del Eix Besòs, según Parlon.

El centro priorizará su propuesta a los perfiles sociales que parten con mayor desventaja en relación con sus posibilidades de prosperar en el mercado laboral: "mujeres en situación de vulnerabilidad, jóvenes con una formación académica incompleta y personas mayores de 45 años", destaca la dirigente.

DOS FASES

El proyecto se ejecutará en dos fases. Una primera en la que se rehabilitará el Pavelló B --con una superficie de 5.832 metros cuadrados sumando superficie construida y sin edificar-- para que puedan acoger aulas, talleres, almacenes, salas de reuniones, clases de tutorías y de docencia, despachos y salas polivalentes, entre otros espacios. En un segundo periodo se construirán talleres en los 800 metros cuadrados de terrenos que rodean al edificio.

Para la remodelación del edificio, que se denominará Centro de Políticas Activas de Ocupación Besòs, se destinarán 3,7 millones, asumidos a partes iguales por el consistorio colomense y por capital procedente del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder). La conclusión de las obras se prevé para el primer trimestre del 2019, y entrará en funcionamiento a lo largo de ese año.

GRATUIDAD

El acuerdo implica la cesión gratuita del espacio durante medio siglo al consistorio colomense "que se compromete a su mantenimiento", según detalla Josep Maria Cortès-Martí, presidente del patronato de la fundación del centro, que ha firmado el convenio junto a Parlon en la inauguración de la muestra 'Del bacilo de Koch a la salud para todos. Cien años del Hospital del Esperit Sant (1917-2017)', en el Museo Torre Balldovina.

El pabellón estaba en desuso desde el 2007, cuando abrió el nuevo hospital, ubicado en el mismo recinto. De ahí que a la dirección del centro sanitario le pareciera oportuno "rescatar" el edificio y entablara negociaciones con las autoridades municipales para destinarlo a fines que resultaran "productivos para la sociedad" y para contribuir en la concepción de "un nuevo modelo de ciudad", subraya Cortès-Martí.

El edificio se construyó en 1929 y entró en funcionamiento un año después para albergar a hombres enfermos de tuberculosis. El bloque se integra en el catálogo de protección del patrimonio arquitectónico de Santa Coloma de Gramenet, como elemento representativo del paisaje social y económico del entorno metropolitano barcelonés de principios y mediados del siglo pasado.

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros