El Periódico

OPERACIÓN PALLARESA

Un ex alto cargo de Urbanismo avala la versión de la exinterventora de Santa Coloma respecto la operación Pallaresa

Asegura que el exalcalde Bartomeu Muñoz quiso "ocultar" una auditoría que señalaba un "agujero" de 40 millones de euros de Gramepark

ACN / SANTA COLOMA DE GRAMENET

Jueves, 8 de junio del 2017 - 17:38 CEST

El ex director de Servicios de Planificación y Recursos del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet, Albert Gadea, aseguró ante la juez del Caso Pretoria que la interventora recibió "presiones brutales" del arquitecto municipal y el secretario para que no entorpeciera en la recalificación de los terrenos de la Pallaresa.

En la sesión del pasado lunes, Gadea relató que los dos tuvieron una reacción "terrible" cuando Carol les mostró una tasación de los terrenos que había pedido por su cuenta, la cual le generó reticencias hacia los cambios urbanísticos.

Albert Gadea, que ha declarado en calidad de testigo, explicó que en 2009 empujó la interventora Maite Carol a pedir un informe sobre las plusvalías de los terrenos de la Pallaresa, y aseguró que tanto el arquitecto municipal, Lluís Falcón, como el secretario, Javier Ezquiaga "le dieron largas" y le dijeron que no existía este documento.

"El secretario le reprochó a la interventora que como se atrevía a pedir ese documento", explicó, asegurando que les negó su validez.

A raíz de esta situación, este ex alto cargo de urbanismo apoyó la interventora para que defendiera las observaciones que quería hacer hacia la recalificación de los terrenos. "No las puedes sacar, de ninguna manera. Gana tiempo e intenta hablar con el alcalde, pero no cambies el informe", aseguró que le dijo Gadea a la interventora.

"Las presiones para que lo cambiara fueron brutales", añadió. Aseguró que le quiso trasladar la situación al alcalde pero que "no hubo manera".

“OBRAS IMPROPIAS POR PARTE DE GRAMEPARK”

Por otra parte, este ex alto cargo de urbanismo también explicó que la empresa pública Gramepark asumía obras "que no le eran propias" de su competencia y que a menudo lo hacía sin una adjudicación legal.

Gadea ha recordado que inicialmente era una constructora destinada a edificar parkings y vivienda, pero que a partir de 2008 "se involucró en operaciones que no le eran propias" y aseguró que a menudo "empezaba a construir y posteriormente concursaban públicamente para esa obra".

En este sentido, ha señalado el doble papel de Manuel Dobarco, concejal de Urbanismo de entonces y Consejero Delegado de Gramepark. "Había adjudicaciones que se hacían de forma informal, de viva voz", aseguró.

UN AGUJERO ECONÓMICO DE 40 MILLONES

También ha afirmado que el Ayuntamiento encargó una auditoría donde se constató que Gramepark tenía un "agujero" económico de 40 millones de euros, pero que el alcalde del momento, Bartomeu Muñoz, lo quiso "ocultar".

Gadea ha asegurado que Muñoz le pidió a él que "no pasara la auditoría a nadie" mientras se continuaban encargando obras a Gramepark.

Finalmente, este mismo testigo explicó que, durante su etapa como Director de Planificación, oyó hablar de Luis Andrés García 'Luigi', pero que nunca tuvo contacto. Según relató, él confiaba en que 'Luigi' era un "asesor" del Ayuntamiento para que el gerente del consistorio, Pascual Vela, se refería a él cuando querían reconducir situaciones complicadas como las de Gramepark.

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Playas de Barcelona en los años 80
Envíanos fotos
de la Barcelona
preolímpica
Buscamos imágenes de cómo eran Montjuïc, la playa, El Prat o la actual Vila Olímpica.
ENVÍA TU FOTO

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros