El Periódico Sociedad

Català de l'Any 2016

Nueva regulación

Salut quiere reducir a ocho horas por día la apertura de los clubs cannábicos

Entre otras limitaciones, también se prevé que no se puedan consumir otras sustancias, como el alcohol

Salut quiere reducir a ocho horas por día la apertura de los clubs cannábicos

CARLOS MONTAÑÉS

Un fumador consume cannabis en el interior del Club La Maca, en Barcelona.

EFE / BARCELONA

Jueves, 6 de noviembre del 2014 - 15:30 CET

El departamento de Salut de la Generalitat apuesta por reducir a ocho horas diarias el número de horas de apertura de los clubs cannábicos existentes en Catalunya, así como el cierre a las 22.00 horas los días laborables y a las doce los fines de semana.

Este criterio de apertura forma parte de una serie de limitaciones que el Govern propone a los clubs cannábicos y que hoy ha dado a conocer el secretario de Salut Pública de la Generalitat, Antoni Mateu, en la comisión de Salut del Parlament de Catalunya.

Otras propuestas que ha anunciado es que se pueda ser socio de una sola asociación cannábica, que estas ofrezcan información y asesoramiento a sus socios sobre los riesgos que supone para la salud el consumo del cannabis y que establezcan un período de carencia de quince días desde que una persona se apunta a uno de estos clubes.

Este período de carencia va dirigido claramente a evitar el consumo de los turistas que aprovechan su visita Barcelona para acercarse a un club cannábico, una situación que ha vivido un gran auge en los últimos años en la ciudad.

Se quiere también que en los clubs no se puedan consumir otras sustancias, como el alcohol, que solo se deje entrar a los socios, con el establecimiento de medidas de control en el acceso, y que estos centros no puedan abrirse cerca de centros escolares o sanitarios.

Todas estas medidas son de carácter voluntario para las asociaciones y flexibles para los municipios, ha explicado el secretario de Salut Pública, pensando en la diversidad de poblaciones que se dan en Catalunya.

Según Mateu, se trata de "minimizar los daños con criterios de salud pública", sin contradecir la actual legislación existente a nivel español y europeo sobre este tipo de droga ilegal.

No obstante, ha reiterado y recordado en varias ocasiones que "fumar es malo para la salud y fumar cannabis, también".

En el Parlament también ha comparecido el subdirector general de Drogodependencias de la Generalitat, Joan Colom, que ha recordado las consecuencias para la salud que puede comportar el consumo de esta droga, como problemas de memoria, de atención o de las habilidades motoras, e incluso peor rendimiento en la toma de decisiones, entre otros aspectos.

Algunos partidos, como el PSC, han planteado que sería mejor elevar la edad de acceso a los clubs de los actuales 18 años, como plantea la propuesta de Salut, a los 21, una opción que Mateu ha apuntado que "sería factible", pero que se ha tomado la mayoría de edad legal como referencia.

Por su parte, la representante del PP ha considerado que la propuesta de resolución "no tiene ninguna fuerza legal y solo se ha hecho para tener 'contentas' a las asociaciones cannábicas".

Para el PP, la propuesta no explica si los socios de las asociaciones han de pagar una cuota a la entidad ni tampoco si ésta puede cultivar o ha de comprar el producto.

También ha precisado que se incurre en "contradicciones", ya que en un mismo local se permitirá el consumo de cannabis, pero no se podrá tomar alcohol o fumar.

En Catalunya existen actualmente unas 200 entidades cannábicas registradas y otras 156 han solicitado su entrada en el registro.

Por su parte, Jaume Xaus, de la Federación cannábica CatFAC, presente en el Parlament hoy durante el debate sobre este tema, ha indicado a los periodistas al final de la sesión que la entidad valora "muy positivamente este primer paso de reconocimiento institucional, a pesar de no tener una repercusión legal directa".

Ha lamentado, sin embargo, que la Comisión de Salut del Parlament no haya abordado temas que "quedan abiertos, como el cultivo del cannabis y el transporte del mismo".

El portugués y Toni Kroos quedaron fuera de la convocatoria de ZInedine Zidane