El Periódico

LA UNDÉCIMA LEGISLATURA

Las claves del acuerdo de investidura entre Junts pel Sí y la CUP

Los anticapitalistas garantizan estabilidad parlamentaria a cambio de la cabeza de Mas

Las claves del acuerdo de investidura entre Junts pel Sí y la CUP

ALBERT BERTRAN

Benet Salellas y Anna Gabriel (CUP) y Jordi Turull y Marta Rovira (Junts pel Sí), en la reunión de la Junta de Portavoces del Parlament, ayer.

Sábado, 9 de enero del 2016 - 18:59 CET

Ni Mas, ni marzo. Con un documento de 400 palabras y 2.135 caracteres (en catalán), Artur Mas ha evitado unas nuevas elecciones anticipadas, pero también ha tenido que servir su cabeza en bandeja de plata a la CUP. Para compensar el sacrificio personal, el líder de CDC ha conseguido que el acuerdo de investidura sea todo un acto de contrición de la formación anticapitalista. Estas son las claves del pacto de investidura.

MAS DA UN PASO ATRÁS

Con el circunloquio de "dar paso al lado", Mas complace la principal (y al final casi única) condición de la CUP: renunciar a su reelección como presidente de la Generalitat. Desde que se gestó la coalición, Junts pel Sí había dejado claro que su candidato era el líder de CDC, quien esta misma semana rechazaba hasta en dos ocasiones dar el paso atrás anunciado este sábado. Pero cada vez más voces en la coalición y en su propio entorno se lo sugerían para evitar que unas nuevas elecciones pudiesen lastrar la mayoría independentista obtenida el 27-S.

CDC RETIENE LA PRESIDENCIA

El acuerdo obliga a la CUP a investir este domingo "a la persona que el actual 'president' proponga" de entre los diputados de Junts pel Sí. Con este 'dedazo', Mas logra que CDC retenga la presidencia de la Generalitat, cerrando la puerta a un aspirante de ERC o independiente, como hubiese preferido la CUP. Carles Puigdemont, que fue de número tres por Girona en las elecciones del 27-S, se convertirá en el 130º presidente de la Generalitat en primera votación y con el apoyo de al menos seis diputados anticapitalistas. El consejo político de la CUP decidirá este domingo el sentido del voto de sus otros cuatro representantes.

JUNTS PEL SÍ 'ABSORBE' DOS DIPUTADOS

El punto seguramente más llamativo del pacto fija que dos diputados de la CUP "se incorporarán a la dinámica del grupo parlamentario de Junts pel Sí de manera estable". No significa esto que abandonen la disciplina de su propio grupo, lo que se consideraría transfuguismo, sino que "participarán en todas las deliberaciones y actuarán conjuntamente en las tomas de posición del grupo". El nombre de estos dos diputados también se determinará este domingo en el consejo político de la CUP.

APOYO BLINDADO

Pero los 10 diputados de la CUP tendrán, además, la obligación de apuntalar a Junts pel Sí en el Parlament. El documento les obliga a "no votar en ningún caso en el mismo sentido que los grupos parlamentarios contrarios al 'procés' y/o el derecho a decidir cuando esté en riesgo la estabilidad parlamentaria". No se concreta, pues, si el compromiso afecta solo a las iniciativas relacionadas con la hoja de ruta independentista o a todas las materias. Y cabe recordar que una de las primeras leyes que llegarán a la Cámara serán los presupuestos del 2016.

El argentino admite a Estadio Deportivo que no hay nada decidido

Defendido por Luis Enrique con contundencia, la directiva del Barça mueve sus hilos para que Arda Turan abandone el club este verano