El Periódico

LAS CUENTAS DE LOS REPRESENTANTES POLÍTICOS

Transparencia al ralentí

La Generalitat presenta un portal en el que se pueden consultar desde el sueldo hasta el patrimonio de los cargos públicos aunque aún faltan otros datos que se irán añadiendo paulatinamente

JOSE RICO / RAFA JULVE / BARCELONA

Jueves, 2 de julio del 2015

Las administraciones catalanas se fueron a dormir anoche siendo un pelín más transparentes que cuando comenzó el día. Sin el boato con el que los gobiernos suelen aderezar este tipo de gestos en su intento de reconquistar el cariño de los ciudadanos, la Generalitat puso en marcha la remozada versión de su portal de la transparencia. Y otra vez se cumplió la máxima de Maquiavelo: «Un príncipe debe aparentar que hace libremente aquello a lo que la necesidad le obliga». Porque ayer entraba en vigor la ley de transparencia que el Parlament aprobó hace medio año, y en ese tiempo todo el sector público y parte del privado debían someterse a un forzado estriptís de plantillas, sueldos, contratos, subvenciones, presupuestos y datos similares. Un primer buceo por la página web ya permite concluir que las «paredes de cristal» que persigue el Govern aún son algo translúcidas.

En realidad, el portal no proporciona contenidos propios, sino que funciona como campamento base para acceder a información publicada en diferentes páginas. El objetivo del Govern, pues, era centralizar en una web el acceso a una información que en su mayor parte ya era pública para facilitar así su localización en la red. Y en este primer recorrido ya se pueden detectar las primeras carencias. En el capítulo de partidos políticos, el PSC y el PPC aún no han abierto secciones en sus webs dedicadas a transparencia, y en las que sí existen en el resto de fuerzas no todas ofrecen la misma información.

Universidades públicas, cámaras de comercio y colegios profesionales sí han hecho algo más sus deberes, mientras que la información relacionada con la patronal, los sindicatos y de asociaciones, fundaciones y entidades privadas brilla por su ausencia. Al menos de momento. La consellera de Governació, Meritxell Borràs, garantizó que el portal se actualizará prácticamente a diario. El apartado que está más verde es el registro de grupos de presión (lobis), llamado a ser pionero en España. El Govern aprobará el próximo martes qué información podrá ser difundida sobre estos colectivos.

En el jugoso capítulo del patrimonio y el sueldo de los políticos, tanto la Generalitat como el Parlament se han puesto las pilas. El Ejecutivo publicó ayer las retribuciones anuales en vigor del president (144.030 euros), los consellers (103.176 euros), secretarios generales (84.079 euros), directores generales (80.590 euros) y de todos los altos cargos y personal de confianza de la Administración.

Información ordenada

El Parlament, que se había puesto las pilas hace tiempo en el cometido de las paredes de cristal, dio un paso más ayer y reordenó la información patrimonial de sus 135 diputados a fin de hacerla más accesible. Ahora, por ejemplo, se puede conocer fácilmente la declaración de bienes y las «rentas mensuales íntegras» que cada parlamentario cobró en mayo pasado. Así sabemos que Artur Mas tiene ahorrados 374.643 euros, de los cuales 110.000 euros están ubicados en cuentas corrientes y otros depósitos bancarios; 51.543 euros se corresponden a acciones y otro tipo de bienes y 213.100 euros pertenecen a planes de pensiones.

Oriol Junqueras (ERC), Miquel Iceta (PSC) y Joan Herrera (ICV-EUiA) cobraron en mayo 7.300,60 euros brutos cada uno. David Fernàndez (CUP) percibió 7.169,71 euros y Albert Rivera (Ciutadans), 7.763,80. La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, renunció al sueldo del Parlament para cobrar su remuneración como senadora (que no indica cuál es). Los diputados de Esquerra especifican en sus fichas que aportan un porcentaje de la retribución como cargo público a la fundación Josep Irla. Y los diputados de ICV-EUiA y la CUP también entregan a sus partidos una parte de las remuneraciones públicas que reciben. Iceta, además, es el líder de la oposición que más ahorros tiene (233.500 euros), seguido de Oriol Junqueras (188.730). En cambio, Camacho afirma en su ficha que solo tiene en el banco 3.300 euros.

Por enseñar, el Parlament enseña su parque automovilístico (un Audi A6, un Honda Civic y cuatro Seat Exeo), un exhaustivo inventario de bienes materiales y hasta los obsequios recibidos de parte de sus invitados. También los diputados se han sumado a la iniciativa y explican los vehículos de que disponen. Sus coches, motos y hasta caravanas, así como su patrimonio en bienes inmuebles. En ese último apartado, el president Mas informa de que es propietario de una vivienda; Iceta tiene dos; Junqueras, una; Camacho, un par (aunque una de ellas está en proceso de venta); Rivera otras dos; Herrera, una y Fernàndez, ninguna.

El técnico mostró su enojo ante una pregunta sobre el puesto 13 que ocupa en una lista de mejores entrenadores del mundo