El Periódico

SESIÓN DE INVESTIDURA

Otro 'no' en viernes noche

Pedro Sánchez recibe el segundo rechazo a su investidura junto a varias citas para negociar

Iglesias 'se insinúa' al PSOE para forjar cuanto antes una alianza de izquierdas y orillar a Ciudadanos

Otro 'no' en viernes noche

AGUSTÍN CATALAN

El Congreso ha rechazado por  segunda vez en votación el intento de investidura de Pedro Sánchez.

Viernes, 4 de marzo del 2016 - 23:55 CET

Segunda votación de investidura para Pedro Sánchez. Segunda derrota. 131 a favor, 219 en contra. No hay abstenciones porque Coalición Canaria se ha sumado definitivamente al bloque de apoyos de socialistas y Ciudadanos. El lunes el resultado será comunicado oficialmente a Felipe VI, como dicta la Constitución. España sigue sin presidente y ha de conformarse con un Gobierno en funciones hasta que sus señorías opten por el cambio, por renovar contrato a quien que ya está instalado en La Moncloa desde hace cuatro años o por extender la alfombra hacia las urnas para repetir elecciones el 26 de junio. Los españoles siguen y seguirán en ascuas. Parece además que durante una buena temporada.

Por lo demás, la nueva sesión parlamentaria para tratar de investir a Sánchez evidenció, otra vez, que Albert Rivera, el jefe de los ‘naranjas’ no piensa dejar de atacar sin piedad a Mariano Rajoy. Dejó constancia de que Francesc Homs, de Democracia i Llibertad, sabe aprovechar sin duda cinco minutos de intervención –ofreció abiertamente apoyo estable al PSOE a cambio de una consulta pactada- y puso en el foco al ‘debutante’ Gabriel Rufián, de ERC, que con su habitual tono sereno se refugió en la emotividad independentista para defender la voz de las urnas y arremeter contra socialistas y populares, provocando el aplauso de los podemistas.

Pablo Iglesias

LÍDER DE PODEMOS

"A veces las discusiones más agrias preceden a los momentos más dulces. Ojalá después de esta noche llegue el acuerdo del beso [con Sánchez]"

Hubo también ofrecimientos de una cita. Para reabrir negociaciones en la izquierda. A partir del mismo sábado si es posible o del lunes a mucho tardar. Pero no fue posible un acercamiento 'in extremis' entre PSOE y Podemos. Y eso que Pablo Iglesias se esforzó lo suyo por crear un ambiente bastante más amable, contenido y hasta sugerente (atrás quedaron la alusiones a Felipe González, la cal y los GAL) para referirse este vez a los socialistas. “Fluye el amor y la pasión en la política española. Pedro, sólo quedamos tú y yo”, llegó a decir en los inicios socarrones de su discurso. Quizás el espíritu de viernes noche tomó un hemiciclo que a ratos recreó ambiente de un restaurante íntimo y, por minutos, se exhibió cual animada taberna.

DE RELOJES Y TRAICIONES

El primero en tomar la palabra, cómo no, fue el aspirante. Quizás el momento más tranquilo de la jornada. Salió Pedro Sánchez a la tribuna sabiéndose perdedor pero, según dijo, orgulloso de haber puesto de nuevo “las instituciones a funcionar” después de que Mariano Rajoy rechazase el ofrecimiento del Rey para someterse a la investidura. “¿Qué hubiera ocurrido en España si el PSOE hubiera hecho como el PP?. Hoy estaríamos debatiendo sobre qué hacer”,  enfatizó el jefe de los socialistas, destacando que ya ha empezado a correr el plazo de dos meses para que se puedan convocar otras generales, de ser necesario.

Dicho esto, insistió en que defiende un nuevo Gobierno “del bien comúnque ve posible a partir del acuerdo firmado con C’s y que, repitió, está “abierto” a otros partidos para que puedan sumarse al mismo. A su juicio, en esa jornada parlamentaria debía votarse, además de una investidura, si un país “unido y justo” necesitaba otro Ejecutivo; si los partidos de verdad querían acuerdo o ansiaban las urnas y si existía o  no urgencia por ‘jubilar’ a Rajoy. De poco sirvió su alegato final. Se encontró con 219 ‘noes’. Los que más duelen, a tenor de la respuesta del propio Sánchez ya en los pasillos, los de Podemos. “Iglesias ha traicionado a sus votantes. Es el responsable único y último de que Rajoy siga siendo presidente”, espetó.

Pedro Sánchez

SECRETARIO GENERAL DEL PSOE

Pablo Iglesias ha traicionado a sus votantes, que querían cambio. Es el único y último responsable de que continúe Rajoy"

LA CONTRARREFORMA, LA CORRUPCIÓN Y EL GUIRIGAY

En el turno de palabra a Sánchez le sucedió un Rajoy que, una vez más, usó la ironía para resaltar que de ningún modo apoyaría a un candidato que pretende “demoler” la obra del PP, presentando por programa “una contrarreforma”. El momento polémico llegó cuando el jefe de los populares, molesto porque previamente su homólogo socialista le había acusado de corromper las instituciones, llegó a sugerir que con la investidura, Sánchez había usado el Parlamento de forma fraudulenta. "Señor candidato, su fiesta ha llegado a su fin. Perdió las elecciones con el peor resultado de su historia; ha perdido la investidura, ha hecho perder el tiempo a todos, ha generado falsas expectativas y defraudado. Ha puesto las instituciones al servicio de su superviviencia. Eso también es corrupción", aseveró.

Se lió. El PSOE reclamó que se retirara que someterse a una sesión tras la oferta del jefe del Estado era algo corrupto. El PP exigió a su vez que se retirase que ellos se habían referido al Rey. Fue un episodio más del tremendo guirigay que se produjo este viernes noche en el Congreso, donde una cuita entre ERC y C's a raíz de las condenas al franquismo y el incansable Rafael Hernando, del PP, volvieron a poner en aprietos a Patxi López, presidente del Congreso. El mismo que junto al Rey tiene que decidir, a partir del lunes, qué paso se da en el difícil camino de la investidura.

El colegiado canario dio su versión de la jugada en la que no concedió un claro gol legal al Barça en el Villamarín