El Periódico

Sánchez pierde la segunda votación de investidura

El candidato socialista obtiene 131 apoyos y 219 rechazos de los diputados

Acusa a Iglesias de "traicionar a sus votantes" y anuncia que seguirá "trabajando" para forjar "una mayoría"

Sánchez pierde la segunda votación de investidura

AGUSTÍN CATALÁN

Pedro Sánchez se dispone a subir a la tribuna de oradores en el segundo debate de su investidura.

Viernes, 4 de marzo del 2016 - 21:29 CET

La segunda votación de investidura de Pedro Sánchez ha acabado igual que la primera. El candidato socialista ha vuelto a fracasar este viernes en su intento de convertirse en presidente del Gobierno. Esta vez se necesitaba mayoría simple, en lugar de la absoluta que debía obtener el pasado miércoles, pero el resultado ha sido muy similar: 131 apoyos (90 del PSOE, 40 de Ciudadanos y uno de Coalición Canaria) y 219 votos en contra del resto del arco parlamentario, del PP a Podemos, pasando por ERC, Democràcia i Llibertat y el PNV, entre otros. La única diferencia con la ocasión anterior ha venido de la diputada Ana Oramas, de Coalición Canaria, que ha pasado de la abstención al apoyo.

“¿Queremos un gobierno de cambio, sí o no? ¿Queremos que se repitan elecciones, sí o no? ¿Queremos impulsar ya políticas de cambio, sí o no? ¿Queremos que siga Rajoy al frente del Gobierno, sí o no? Con un solo voto podemos cambiar desde ya el futuro de España”, había dicho poco antes Sánchez en su discurso. Pero sus apelaciones al cambio, sus intentos de que esta votación se convirtiera en un plebiscito sobre la continuidad en la Moncloa del líder del PP, no han surtido efecto.

LA SEGUNDA FASE

Los socialistas, aun así, no tiran la toalla. Creen que el acuerdo con Podemos, que quiere volver a negociar cuanto antes, aún es posible y esperan llegar a algún tipo de entendimiento antes del 2 de mayo, día en el que si no ha habido investidura se convocarían nuevas elecciones. El PSOE considera poco probable que el partido de Pablo Iglesias apoye a Sánchez, pero sostiene que hay espacio para que se abstengan. Sánchez y los suyos se aplicarán a partir de ahora para conseguir ese movimiento, que en principio le permitiría volver a ser propuesto como candidato por el Rey, esta vez con muchos más visos de éxito.

Justo después de la votación, en los pasillos de la Cámara baja, Sánchez ha anunciado que lo volverá a intentar y ha acusado a Iglesias de "traicionar" a su electorado. "Lo primero que me gustaría decir es que siento en el alma que hoy España no tenga Gobierno porque haya habido dos partidos, PP y Podemos, que ha bloqueado a quienes buscamos una solución centrada al atasco político que vive España", ha señalado, en referencia al acuerdo alcanzado entre el PSOE y Ciudadanos.

"Voy a seguir trabajando para que abordar la mayoría que merece este país. Hoy el señor Iglesias ha traicionado a los millones de votantes de Podemos. Es el responsable de que Rajoy siga siendo presidente del Gobierno. En todo caso, yo no voy a resignarme. A partir de mañana vamos a seguir trabajando. Por mí no va a quedar", ha concluido.

SITUACIÓN INÉDITA

La situación es inédita en la democracia española. Nunca antes había fracasado una candidatura a la Presidencia del Gobierno en una segunda votación.  El presidente del Congreso, Patxi López, ha llamado por teléfono al Rey para informarle del resultado del debate de investidura y será recibido en la Zarzuela el próximo lunes a la una del mediodía. Ahora le corresponde al monarca proponer, si lo estima oportuno, a otro aspirante, que debería someterse en la Cámara baja al mismo procedimiento que ha culminado este viernes. Si no designa a ningún candidato o sí lo hace pero este no logra los apoyos necesarios para su investidura, el 2 de mayo se convocarían las elecciones, que tendrían lugar el 26 de junio.