El Periódico

Entradas MOUSTACHE

CAMINO DE LA INVESTIDURA

Sánchez ata un pacto con Ciudadanos y busca más apoyos

Rivera acuerda con el PSOE una reforma de la Constitución y otra tributaria

Iglesias desdeña la alianza y planea apurar los plazos hasta el límite legal

  • El líder socialista acepta todas las condiciones de Ciudadanos para el acuerdo de legislatura.

    AGUSTÍ CATALÁN / ATLAS

    El líder socialista acepta todas las condiciones de Ciudadanos para el acuerdo de legislatura.

  • Sánchez ata un pacto con Ciudadanos y busca más apoyos

    JOSE LUIS ROCA

    Pedro Sánchez, llega al Congreso de los Diputados. 

Martes, 23 de febrero del 2016 - 23:13 CET

Pedro Sánchez, llega al Congreso de los Diputados. 

Tras dos semanas de negociación, docenas de reuniones y varias madrugadas invertidas llegó el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos, que ahora se plantea votar 'sí' a la investidura de Pedro Sánchez y garantizar que, como poco, tras su primer intento el socialista salga del Parlamento con más diputados en el bolsillo de los que cuenta su principal adversario, Mariano Rajoy, que tiene 122.

Pedro Sánchez, el pasado jueves en Bruselas. 

“Acuerdo de gobernabilidad”, según la organización ‘naranja’. “De legislatura”, según el propio Sánchez. “Ni de Gobierno ni de investidura porque 90 [escaños, de los socialistas] más 40 [sillones, de Ciudadanos] no es un acuerdo de gobernabilidad, no suman”, enfatizó Pablo Iglesias, quien ha pasado de intentar sin éxito vetar a C’s a desdeñar los acuerdos que esa organización pueda tejer ante una investidura. “Son fuegos de artificio”, remató. A eso se aferró Iglesias para justificar que pese a ese primer pacto recién nacido él y los suyos vayan a seguir negociando con el PSOE. “No nos vamos a levantar de la mesa mientras sea posible un Gobierno. Soy optimista. Sólo hay la posibilidad de que Sánchez sea presidente de un gobierno de coalición”, agregó Iglesias.

Los socialistas, con Podemos [65 escaños], Compromís [4], e IU [2] tampoco se bastan para la mayoría simple. Ni sumando al PNV, que cuenta con 7 diputados y este martes entregó su propuesta para la investidura, cuadran los números. Se necesitaría la complicidad de Ciudadanos con una abstención. Ahora una quimera. O que ERC y Democràcia i Llibertat se involucraran en la jugada. Razón por la cual Iglesias se citó con sus portavoces en el Congreso.

¿Sería posible la abstención de los catalanes?. Parece que sí, pero a cambio del referéndum. Los de Iglesias lo ven posible en el medio plazo, porque consideran que la votación del día 5 de marzo no tiene por qué ser el final del camino. Solo el primer intento de Sánchez.

CERRAR LA PUERTA AL REFERÉNDUM

Podemos diseña su estrategia. El PSOE, por su lado, ha convocado a su ejecutiva para bendicir el acuerdo con Ciudadanos que conlleva, entre otras cosas, cerrar la puerta a una consulta en Catalunya. Además, se incluye una reforma de la Constitución exprés para suprimir aforamientos; diputaciones, dejar en la mitad el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y facilitar la tramitación de iniciativas legislativas populares. El Senado sería más reducido.

Este bloque constitucional, que Albert Rivera presentó como “irrenunciable” para cualquier pacto y que el propio Sánchez aceptó públicamente, tiene ‘letra pequeña’. Salió a la luz mientras PSOE y Podemos negociaban por ser, seguramente, el que menos molesta. Además, para ser aprobada, necesita como mínimo dos tercios del Congreso, otra razón más que Ciudadanos insista en acercarse al PP. Es la opción que prefieren los empresarios, que reclaman un gobierno estable sin nuevas elecciones.

SISTEMA FISCAL Y LABORAL

El acuerdo tiene más puntos. No habrá subida del IRPF, pero sí una reforma integral del sistema fiscal que afectará a la tributación de la riqueza, según fuentes socialistas. Se “estudiará” la puesta en marcha de un impuesto de grandes fortunas; se reformará el impuesto de sociedades y se auditará el gasto público. Se armonizará el impuesto de sucesiones y donaciones y el de patrimonio, estableciendo horquillas de bases y tipos “para todo el territorio”. El fin sería terminar con la competencia entre autonomías. En cuanto a los beneficiados por la amnistía fiscal del PP, que pagaron el 3% de lo rescatado, pagarán un 7%. La reducción del IVA cultural queda reflejada.

En lo laboral, se apoya la derogación de la ley y la revisión del coste del despido. Ciudadanos renuncia al contrato único a cambio de un complemento salarial para rentas bajas, dentro de un paquete antipobreza de 7.000 millones anuales. En ese contexto habrá subida de las prestaciones por hijo e ingreso mínimo vital garantizado. En lo social, la sanidad será derecho fundamental en la Constitución y se modificará el artículo 135 para garantizar su financiación.

Cristiano volvió a encararse con la afición madridista