El Periódico

CAMINO DE LA INVESTIDURA

Rivera pedirá cita a Rajoy antes de la investidura

El líder de Ciudadanos intenta que el PP facilite al acuerdo de gobierno que firmó este miércoles con Sánchez

Los populares se niegan a negociar ahora con C's y arremeten contra el "pichón" y "correveidile" de su líder

  • Rivera pedirá cita a Rajoy antes de la investidura

    JUAN MANUEL PRATS

    Pedro sánchez y Albert Rivera, tras la firma del pacto entre PSOE y Ciudadanos para la investidura.

  • Rivera pedirá cita a Rajoy antes de la investidura

    JUAN MANUEL PRATS

    Rueda de prensa de Albert Rivera tras firmar el acuerdo de Gobierno con Pedro Sánchez.

Jueves, 25 de febrero del 2016 - 13:33 CET

Albert Rivera tratará de mantener un encuentro con Mariano Rajoy antes de que se produzca la segunda votación de la investidura de Pedro Sánchez, el próximo sábado día 5 de marzo, para intentar convencerle de que se abstenga. El líder de Ciudadanos ya anunció este miércoles, cuando firmó el acuerdo de gobierno con el PSOE, que el pacto necesita el apoyo del PP y pidió "generosidad y valentía" a Rajoy.

Aun a pesar de que este jueves el aspirante socialista ha señalado que la "línea roja de la izquierda es poner fin a Rajoy", Rivera cree necesario convencer al presidente en funciones para que el acuerdo con el PSOE no sea papel mojado. Los escaños de los socialistas (90) y de C's (40) quedan lejos de los 176 necesarios para que Sánchez pueda ser proclamado presidente del gobierno. Rivera ha explicado este jueves en una entrevista en Tele 5 que su intención es trasladar al presidente del PP en persona el documento firmado. "Le voy a pedir a Rajoy una reunión para explicar el acuerdo", ha señalado.

La última vez que ambos se reunieron fue el pasado 11 de febrero, en el Congreso. "Muchas de las cosas que me pidió Rajoy están en este documento", ha defendido Rivera. Ante la posibilidad de que el número uno de los conservadores no quiera recibirle, el líder del partido naranja se ha preguntado "si al final el problema va a ser que el señor Rajoy se ha borrado, porque dijo que no al Rey y ahora no quiere que gobierne nadie".

Tras las críticas del PP y Podemos, que recuerdan que los escaños de PSOE-C's no suman, Rivera lo niega: "Sí que suma, pero hay gente que no se quiere sumar", ha afirmado y ha criticado la falta de voluntad política de apoyar un acuerdo que, a su juicio, garantiza la estabilidad para el país.

LA RESPUESTA DEL PP

Tal como se temía Rivera a primera hora, el PP no prevé una nueva reunión entre su líder y el de Ciudadanos antes de la investidura. El portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha señalado que Rajoy está "dispuesto a dialogar" pero después del previsible debate fallido de Sánchez. El conservador ha señalado que será tras el día 5 de marzo cuando el PP intentará de nuevo conformar un "gran acuerdo" pero liderado por el PP, partido que ganó las elecciones. Pese a que Rajoy quiere sumar a Ciudadanos a la gran coalición, Hernando se ha despachado este jueves contra Rivera.

Una vez que Rajoy abrió el miércoles la veda a las críticas a C's, tras mostrarse "sorprendido" de que Rivera haya preferido de socio al PSOE, Hernando ha acusado hoy al líder de la fuerza naranja de ser el "pinchón" en un "pacto de impostura", el "correveidile de Sánchez" o de prestar sus 40 diputados para "blanquear" el resultado de Sánchez, quien, según ha remachado, quedó el cuarto en Madrid, la circunscripción en la que se presentó.

Hernando también ha cargado contra Sánchez, a quien ha llamado "Zetapedro" y ha acusado de "bloquear la situación" con el fin de ganar afianzar su liderazgo y poder ser el candidato del PSOE en las previsibles nuevas elecciones.

LAS ASPIRACIONES DE PODEMOS

Si finalmente Sánchez no obtiene ni el martes 1 --primera votación-- ni el sábado 5 --la segunda-- los apoyos suficientes para gobernar, puede volver a intentarlo en el "segundo tiempo". Ello implicaría volver a ser designado candidato por el Rey y llegar a un acuerdo antes del día 3 de mayo, fecha en la que, si no hay presidente, se disolverían las Cortes y se convocarían elecciones para el 26 de junio.

En esa horquilla del calendario, entre el 5 de marzo y el 3 de mayo, Podemos aspira a volver a negociar con Sánchez un gobierno de coalición, tras levantarse este miércoles de la mesa de diálogo de las izquierdas, defraudados por el pacto firmado entre PSOE y C's.

Tarde de locos en la que el Barça podría firmar a un delantero o quedarse sin los deseados

Ya está disponible la portada de SPORT de este lunes