El Periódico

Rajoy agita el miedo a un gobierno de cambio

El líder del PP dice que un Ejecutivo con Sánchez, Iglesias y los independentistas es un "torpedo" a la economía y a la Constitución

No admite errores por la corrupción, a pesar de presidir la junta directiva en Murcia, tras el nuevo escándalo de los dirigentes regionales

Rajoy agita el miedo a un gobierno de cambio

EFE

Mariano Rajoy este sábado en Murcia junto a los dirigentes regionales del PP

Sábado, 13 de febrero del 2016 - 13:04 CET

Mariano Rajoy hace caso omiso de la petición que le formuló Pedro Sánchez este viernes tras su breve encuentro en el Congreso de los Diputados, cuando le pidió que ejerza una oposición "leal" y abandone el discurso del miedo. El líder del PP ha decidido ignorar esa petición y ha lanzado un duro alegato contra el gobierno de cambio que el socialista quiere tejer con Podemos y Ciudadanos. Rajoy, que no ha citado al partido de Albert Rivera, ha demonizado el pacto con tono catastrofista y ha agitado el fantasma del riesgo a un gabinete que, ha venido a decir, estaría dirigido en realidad por Pablo Iglesias y los independentistas.

"Un gobierno de Podemos presidido por Sánchez y con el apoyo de los independentistas", ha amenazado "supondría un torpedo en la línea de flotación de la economía, la creación de empleo y la Constitución" . Rajoy ha advertido que si ese ejecutivo de progreso llega a formarse "será combatido democráticamente por todo el PP" y ha recordado que un gabinete con apoyos débiles no podrá sacar adelante las grandes reformas que necesitan mayorías amplias en el Parlamento.

'LO PEOR' PARA LOS INVERSORES

El presidente de los populares ha ignorado el tono conciliador y presidencial empleado por Sánchez tras su encuentro, y ha enviado sus dardos más envenenados contra el candidato a la presidencia. Le ha afeado que ponga en riesgo la consolidación del crecimiento económico y entregarse a los brazos de "extremistas" e "independentistas" que, sostiene, le obligarán a deshacer lo que considera logros de los populares, como la refirma laboral. "El peor mensaje que se puede dar a inversores y mercados es que se va a liquidar la política económica que ha sido un éxito y que ha impedido que España cayera al fondo del pozo", ha reprochado.

Rajoy ha afeado a Sánchez su actitud desde las elecciones. Ha recordado que sólo mantuvieron un encuentro fugaz en la Moncloa el 23 de diciembre, en el que fundamentalmente Sánchez se limitó a trasladarle que no estaba dispuesto a pactar con él bajo ningún concepto. La siguiente reunión fue la de este viernes, de solo 35 minutos, en la cual, dice Rajoy, el candidato socialista "no pidió absolutamente nada". "¡Pues que hable con Podemos! Y que nos digan ya si se van a poner de acuerdo porque no podemos estar indefinidamente sin gobierno", ha azuzado.

LA CORRUPCIÓN, DE SOSLAYO

Rajoy ha viajado a Murcia después de que el juzgado de primera Instancia e instrucción numero 7 de San Javier citara este viernes a declarar como investigados (imputados) a seis de los ocho miembros del equipo de gobierno de la localidad murciana Los Alcázares, del PP, como presuntos autores de delitos de prevaricación, cohecho y trafico de influencias. A pesar de pisar tierra murciana sólo unas horas después del enésimo escándalo de corrupción, el líder popular apenas ha abordado la lacra que erosiona a su partido.

En su discurso, frente a los dirigentes murcianos, no ha habido ningún reconocimiento de error ni de disculpa, sino más bien al contrario. Rajoy ha sacado pecho por las medidas legislativas aprobadas por el Gobierno en la última legislatura en la lucha contra la corrupción. "Vamos a seguir luchando contra la corrupción. Nos ha hecho mucho daño. Hemos tomado decisiones y seguiremos haciéndolo en el futuro", ha señalado y ha vuelto a mostrar su disposición a presentarse a la investidura si Sánchez no obtiene el respaldo parlamentario en su intento.

La operación podría hacerse oficial antes del fin de semana y el Barça deberá buscar otras opciones para el ataque

André Gomes, protagonista de nuestra portada de este miércoles