El Periódico

El PSOE acepta sumar al PP, con matices, a la negociación

Sánchez aclara que solo hablará con los populares de la reforma constitucional

Socialistas y C's convocan por carta a los grupos y Podemos recalca que Rivera maniobra en pro de la gran coalición

El PSOE acepta sumar al PP, con matices, a la negociación

EFE / PACO CAMPOS

El portavoz socialista, Antonio Herando, este martes en el Congreso.

Martes, 8 de marzo del 2016 - 21:26 CET

Desde el 20-D, el PSOE había colocado al PP en el mismo lugar que a ERC y Democràcia i Llibertat. Grupos con los que los socialistas no tenían nada que ver, con los que no negociarían la gobernabilidad de España. Con los que solo se reunía por deferencia, no en busca de acuerdos. Pero eso ha cambiado porque “el reloj corre”, según el portavoz Antonio Hernando. Tanto, que se ha dejado por escrito: PSOE y Ciudadanos enviaron este martes una carta a la mayor parte de los grupos parlamentarios para emplazarles a conversar sobre la base del pacto alcanzado entre Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Entre los destinatarios de la misiva no están los independentistas catalanes, pero sí el PP, junto a Podemos, sus confluencias, Compromís, el PNV e IU.  Según la organización naranja, la misiva llega a los “constitucionalistas”. Según el texto del escrito firmado por el socialista Hernando y Juan Carlos Girauta, de C’s, se emplaza a aquellos con los se puede llegar a pactos. “Hemos hecho pública nuestra intención de mantener, de inmediato, sucesivas reuniones conjuntas de nuestras comisiones negociadoras con representantes de cada uno de los partidos con los que creemos que resulta factible alcanzar acuerdos”, reza literalmente la citada carta.

Pedro Sánchez

LÍDER DEL PSOE

Con el PP no vamos a hablar de cambio, pero si de una serie de reformas como la constitucional que necesitan a un PP leal en la oposición"

El revuelo derivado del supuesto giro estratégico de los socialistas hizo que el propio Sánchez, aprovechando su presencia en la manifestación de Madrid por el día de la mujer trabajadora, aclarara sus intenciones. “Con el PP no vamos a hablar de cambio, pero sí de una serie de reformas que necesitan a un PP leal en la oposición que respalde estas reformas, como la constitucional”, apuntó el jefe de los socialistas.

¿CAMBIA TODO SIN RAJOY?

En ese mismo contexto, Sánchez incidió también en que el PSOE no apoyará a Mariano Rajoy como candidato a la investidura ni tampoco a algún dirigente popular que quisiera sustituirle, aferrándose a la resolución que el comité federal de su partido aprobó en diciembre. Esto venía a responder a una sugerencia hecha por su ‘socio’, Rivera, quien por la mañana apuntó que si Rajoy da un paso atrás “cambia todo”, ahora que a juicio de los ‘naranjas’ no hay formalmente aspirante a La Moncloa que cuente con las bendiciones del Rey.

Como era de esperar, esto fue utilizado. Podemos advirtió que no tienen intención de participar en reuniones conjuntas con PSOE y Ciudadanos. “Rivera quiere poner en marcha el segundo acto: incluir al PP pero no a Rajoy y sin Sánchez como presidente”, escribió en twitter Pablo Iglesias, que considera que es cuestión de tiempo y paciencia que los socialistas se resitúen.

Los podemistas insisten en que este miércoles debería volver a reunirse la mesa ‘a cuatro’ con socialistas, Compromís e IU. Sin Ciudadanos. Pero el PSOE rechaza ese encuentro y Alberto Garzón no quiere un encuentro precipitado y en el que no haya quorum. Los populares, por su lado, preparan para mover sus propias fichas: Rajoy comunicó a su comité de dirección que se dispone a convocar, por separado, a Sánchez y a Rivera.

El "ataque" del líder 'naranja'

Mariano Rajoy ya está 'en modo' pracampaña. Mantendrá las formas y llamará en breve a Sánchez y a Rivera para intenar cerrar encuentros con ambos dirigentes. Por separado a poder ser. Pero sabe que no hay margen para que PSOE y Ciudadanos le ayuden a quedarse en La Moncloa sin volver a pasar por las urnas. Por eso y previendo que al jefe de los socialistas también le será harto complicado atraer a Podemos a una alianza que ya tiene cerrada con C's, el presidente en funciones va a participar en varios actos organizados por su partido. Para ir creando ambiente. Además, se prepara para defenderse de lo que considera un "ataque" en toda regla de Albert Rivera, que pide constantemente su cabeza. ¿Por qué?, porque de algún modo tiene que justificar su acercamiento a los socialistas, sostiene Rajoy, que trata de quitarle importancia. Por aquello de no dar demasiada relevancia pública al adversario. P. MARTIN.

El Barça se ha movido rápido para intentar dar el último golpe de mercado. En Brasil están alguna de las prioridades de la secretaría técnica y allí que se han ido a negociar. Ahora todo depende de los precios y la voluntad de los jugadores

Hhristo Stoichkov le dijo a Luis Figo, a la cara, que seguirá insultándole siempre que lo vea por las calles de Barcelona