VISIÓN DESDE EL EXTERIOR

Los europeos saldrían de fiesta con los españoles, pero "nunca les ofrecerían un trabajo", según un estudio

En la investigación realizada por la agencia Cohn & Wolfe, los expertos de diferentes países de Europa consideran "mala o muy mala" la imagen de España

Jueves, 21 de febrero - 14:48h.

“Si bien es cierto que la imagen que proyecta un país no determina su situación económica, sí que puede influir muy positivamente en el estado de bienestar”. Esta es una afirmación de Almudena Alonso, directora general de 'Cohn & Wolfe', una agencia estratégica de relaciones públicas que ha hecho un estudio sobre la marca España. En el análisis, diferentes expertos de varios países europeos consideran que la imagen de España es "mala o muy mala".

Cambio de estrategia

Varios países como Italia, Francia, Portugal, Alemania, Reino Unido o los Países Nórdicos, entre otros, han participado en el estudio que ha mostrado que la gestión de la marca España no es la correcta. Aunque es un país que "ha sabido comunicar y explotar su liderazgo" en el ámbito del turismo y la gastronomía, hay algunos 'clichés' que no se ven con buenos ojos como "la siesta, la fiesta o el hecho de ser un destino turístico de bajo coste". Algunos de estos aspectos, según los expertos, se vinculan a "la falta de profesionalidad y competitividad laboral" de los españoles. Por eso, en el estudio se afirma que, "muchos de los europeos encuestados saldrían con los españoles de fiesta pero jamás les ofrecerían un trabajo". Así, sugieren un cambio de estrategia en la gestión de la imagen y la comunicación, que podría "ayudar a España a salir de la crisis".  

Otras áreas que según el estudio deben mejorarse son la competitividad, la cultura popular y la investigación y el desarrollo (I+D).

Aprovechar las fortalezas

Entre las fortalezas del país, los encuestados destacan "su oferta turística y de ocio, sus productos gastronómicos y su actividad o triunfos deportivos". En este sentido, deben potenciarse estos elementos para mejorar la marca España. “Aprovechemos nuestro liderazgo en el ámbito deportivo, pero gestionándolo, desde el punto de vista comunicativo, como ejemplo de constancia, perseverancia y esfuerzo que pueda extrapolarse a otros ámbitos como el profesional”, afirma Alonso.