El Periódico

BARÓMETRO DE FEBRERO DEL CIS

La preocupación de los españoles por la corrupción se dispara ocho puntos

El 47,5% de los ciudadanos la mencionan como principal inquietud, coincidiendo con la última oleada de casos, que han salpicado a Rita Barberá y Esperanza Aguirre

El paro sigue liderando los problemas de los ciudadanos, que restan importancia a que aún no haya presidente

La preocupación de los españoles por la corrupción se dispara ocho puntos

EFE

La ahora concejala Esperanza Aguirre, tras dimitir recientemente como presidenta  del PP de Madrid.

EL PERIÓIDICO / MADRID

Martes, 8 de marzo del 2016 - 16:32 CET

La última oleada de noticias sobre corrupción ha hecho mella en los españoles. O al menos eso es lo que muestra el barómetro de febrero del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Así, solo el paro preocupa más a los ciudadanos que la lacra de los corruptos y al fraude, que sube ocho puntos --del 39,2% al 47,5%-- en la lista de preocupaciones sociales. Se incrementa también la sensación de que la corrupción afecta "personalmente", mientras que se le da poca relevancia al hecho de que España aún no tenga un presidente del Gobierno, pese a que las generales se celebraron el 20 de diciembre.

Se da la circunstancia de que en las últimas semanas estalló el 'caso Taula' en el Ayuntamiento de Valencia, que salpica a la exalcaldesa Rita Barberá y ha terminado con una gestora del PP en la ciudad, y la expresidenta Esperanza Aguirre tuvo que dimitir como líder del partido en la región por los nuevos datos que se conocieron del 'caso Púnica'.

En cuanto a la situación política, sus protagonistas son el cuarto problema que admiten tener los españoles, pero la circunstancia de que no haya aún pacto de investidura solo es un quebradero de cabeza para el 1,4% de los españoles, el mismo porcentaje que ve en la situación actual de Catalunya un desvelo.

Este sondeo se realizó entre los días 1 y 11 de febrero, justo después de que el Rey encargase a Pedro Sánchez que intentara formar gobierno y en los días en los que el líder del PSOE inició los contactos para ello. No obstante, el trabajo de campo finalizó antes de la firma del acuerdo entre PSOE y Ciudadanos y de la fracasada investidura del jefe de los socialistas.