El Periódico

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Mujeres refugiadas: ¿quién se acuerda de ellas?

Mujeres refugiadas: ¿quién se acuerda de ellas?

AFP / PANAYOTIS TZAMAROS

Un grupo de refugiados en una plaza céntrica de Atenas.

Grupo de Los Verdes del Parlamento Europeo *

Lunes, 7 de marzo del 2016 - 17:27 CET

Según ACNUR, las mujeres y los niños representan el 55% de las personas que llegaron a Grecia en busca de asilo en la UE desde el comienzo de 2016. Este año, en el Día Internacional de la Mujer, queremos rendir homenaje a tantas víctimas mujeres sin nombre que murieron tratando de llegar a Europa, con la esperanza de una vida mejor para ellas y sus hijos. Queremos expresar nuestra solidaridad con las mujeres y niñas que huyen de regímenes opresivos, perseguidas por razones de género y azuzadas por la violencia sexual, que se enfrentan a la extorsión, la explotación, la violación, la violencia, el sexo transaccional, la trata de personas y órganos por parte de contrabandistas, grupos criminales e individuos a lo largo del camino, para poder llegar a las costas de Europa desesperadas por recibir algo de ayuda y asistencia. Queremos expresar nuestra solidaridad con estas mujeres, recién llegadas a Europa en condiciones inhumanas, criminalizadas por "ilegales" y debiéndose enfrentar a aún más violencia por parte de las autoridades y de los guardias fronterizos que se supone deben protegerlas.

Los gobiernos nacionales están promoviendo políticas represivas contra los refugiados y refugiadas, cientos de personas han perdido sus vidas en la frontera exterior de la UE y al mismo tiempo, no hay una alternativa regular o "legal" eficaz para aquellas personas que quieren buscar refugio en Europa. Europa está literalmente obligando a las mujeres y niños/as refugiadas a usar y depender de contrabandistas para entrar en la UE. Consideramos por lo tanto a los gobiernos europeos responsables de la situación que estas mujeres están viviendo y exigimos que rindan cuentas por la violencia sexual, las devoluciones y las violaciones de los derechos humanos que se cometen contra ellas en nuestras fronteras exteriores.

Dentro de los desplazados forzosos, somos conscientes de que las mujeres son un colectivo especialmente vulnerable. Sabemos los riesgos a los que se enfrentan mujeres y niñas/os en su ruta migratoria, sabemos lo que debe hacerse para protegerlas, y no podemos alegar ignorancia sobre el terrible abuso que sufren las mujeres y niñas/os que intentan llegar a la UE.

Debemos por tanto levantar la voz, antes de la cumbre de la UE del 17y 18 de marzo, y exigir que la UE abra con urgencia rutas de asilo seguras y legales, con el fin de contrarrestar las redes de tráfico y permitir que cada vez más mujeres, niños, ancianos y personas con discapacidad puedan buscar refugio sin poner en riesgo sus vidas.

Subrayamos el derecho de las mujeres a presentar una solicitud de asilo independiente de su cónyuge como clave para el empoderamiento de la mujer y el principio de no devolución. Exigimos el fin inmediato, en todos los Estados miembros de la Unión, de la detención de niños/as, mujeres embarazadas y lactantes y pedimos la povisión de apoyo psicológico a las supervivientes de violación, violencia sexual y trata; recordamos a las autoridades competentes que cuando se detiene a mujeres solicitantes de asilo, deben contar con instalaciones y materiales para satisfacer las necesidades específicas de higiene de las mujeres, se debe promover la presencia de guardias mujeres y todo el personal asignado para trabajar con mujeres detenidas debe recibir formación relacionada con la necesidades específicas de género y derechos de las mujeres. Aquellas mujeres solicitantes de asilo detenidas que denuncien abusos deben ser provistas de protección inmediata, apoyo y asesoramiento, y sus peticiones deben ser investigadas por las autoridades independientes competentes, con pleno respeto del principio de confidencialidad, incluyendo aquellos casos en los que las mujeres están detenidas junto con sus esposos/parejas/otros parientes. Finalmente también instamos a la UE a garantizar el pleno acceso a la salud y a los derechos sexuales y reproductivos, incluido el acceso al aborto seguro para las mujeres refugiadas, así como a  asignar recursos adicionales a la prestación de asistencia sanitaria con carácter de urgencia.

PRINCIPIO JURÍDICO DE IGUALDAD

Estas son, sin embargo, sólo algunas de las peticiones humanitarias urgentes. Estamos, además, profundamente preocupados por la propuesta de la Comisión de establecer una lista común en la UE de países de origen seguros donde refugiados puedan ser devueltos, pues los derechos de las mujeres y niñas pueden verse afectados y el resultado en el tratamiento procesal puede ser menos favorable para las mujeres cuya solicitud de asilo se basa en el miedo o la experiencia de la violencia machista. La muerte es una amenaza muy real para las mujeres que han sufrido violencia de género si se rechaza su solicitud y se ven obligadas a regresar a su propio país. Instamos a la Comisión a no incluir en la lista de países seguros de origen cualquier país que no tenga la igualdad entre mujeres y hombres como un principio jurídico establecido e instamos a las instituciones de la UE a no firmar acuerdos de readmisión con aquellos países que violan sistemáticamente los derechos de la mujer o que no reconocen los derechos civiles, políticos y sociales de las mujeres en pie de igualdad con los hombres. Creemos firmemente que las devoluciones a dichos países no pueden ser considerados como "retornos seguros".

Asegurar la dignidad y los derechos de las mujeres refugiadas, tiene, sin embargo, otra dimensión que la UE debe tener en cuenta: existe una clara relación entre la crisis climática, nuestro modelo económico y la continua explotación y pérdida de poder de las mujeres. El cambio climático y la degradación del medio ambiente han tenido un impacto significativo en los movimientos de población en todo el mundo - y esto no ha hecho más que empezar. Como Mary Robinson nos recordó la semana pasada en el Parlamento Europeo "El cambio climático es un multiplicador de amenazas - exacerba la pobreza y la escasez de agua, agrava la inseguridad alimentaria y nutricional y hace que sea aún más difícil para los hogares pobres proteger sus derechos. El cambio climático aumentará las migraciones y los desplazamientos a nivel mundial".

El Parlamento Europeo votará esta semana el informe "La situación de las mujeres refugiadas y demandantes de asilo en la UE", el informe Honeyball, que pide la implementación inmediata de un conjunto de acciones políticas para proteger a las mujeres y los niños/as. Nosotros, Los Verdes del Parlamento Europeo creemos firmemente que nuestros gobiernos no pueden continuar haciendo la vista gorda ante las constantes violanciones de derechos que sufren las mujeres refugiadas y reclamamos a la Comisión Europea y los Gobiernos Nacionales que tomen medidas de forma urgente.

*Este artículo lo firman: Ernest Urtasun, Jordi Sebastià, Karima Delli, Terry Rietnke, Linnéa Engström y Monika Vana, eurodiputados del grupo Verdes/Ale en la Comisión de la Mujer y Igualdad de Género del Parlamento Europeo

Sepa que le ha dicho el alemán en su adiós al Barça

Toda la polémica previa relativa a las 'bolas calientes' y 'bolas frías' en los sorteos de Champions vivió un nuevo capítulo