El Periódico

Entradas Hard Rock Rising

ÚLTIMA HORA El Barça gana la Copa del Rey (1-3)

25-N / Los nacionalistas

Montoro da por hecho que Mas y Pujol tienen cuentas en Suiza

CiU pedirá «responsabilidades» a Rajoy si no ofrece explicaciones del informe

FIDEL MASREAL
BARCELONA

Jueves, 22 de noviembre del 2012

  • Montoro, en el acto de la Asociación de Trabajadores Autónomos.

  • Montoro, en el acto de la Asociación de Trabajadores Autónomos.

No lo dijo un cualquiera. Lo dijo un ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, un cargo al que se le supone que tiene más información que el común de los mortales; un gobernante a quien se presupone (insistimos, se presupone) que no sería capaz de entrar en una guerra sucia y lanzar tamaña acusación solo por motivos partidistas. «Quien tiene que comparecer, y no en el Congreso de los Diputados, sino ante la sociedad española, es quien tiene cuentas no declaradas en Suiza», subrayó ayer Cristóbal Montoro. Esa fue su respuesta a la petición de CiU para que el ministro dé explicaciones en la Cámara baja por unas declaraciones en las que mostró su disposición a que la Agencia Tributaria abriera una investigación sobre las presuntas cuentas bancarias del president, Artur Mas, y de la familia Pujol. La «obligación» de Hacienda, añadió, es indagar si se producen irregularidades para con el fisco cuando «hay indicios» de ello.

«DE UNA VEZ» / Poco pareció importarle a Montoro que el Ministerio del Interior, aunque da verosimilitud a la información, no haya encontrado el documento en el que se apunta a los dirigentes de Convergència. En el acto de los Premios Autónomos del Año de la Asociación de Trabajadores Autónomos, aprovechó el caso de las cuentas suizas para espetar que hay que «decir las cosas de una vez» y «acabar con este tipo de rentas y patrimonios no declarados». Acto seguido, remató que «no puede ser que haya iniciativas parlamentarias en nuestro país donde se requiera que el ministro de Hacienda comparezca para explicar que la Agencia Tributaria está investigando».

Aunque lo dijo en calidad de ministro, fuentes de su entorno quisieron quitar hierro a esas frases y aseguraron que se trataba de una respuesta política a una petición política. También admitieron que si hubiera pruebas de la existencia de las cuentas se habría interpuesto una denuncia en los juzgados.

Casi al mismo tiempo que el ministro, en un acto con representantes de la cultura, Mas exigió al Gobierno que asuma «responsabilidades» ante la evidencia de que no consigue hallar el borrador policial. «Aquí hay determinadas connivencias, que no conocemos con detalle, por lo que ha llegado la hora de pedir explicaciones, y si no hay explicaciones tendremos que pedir responsabilidades», proclamó. En un mitin en Vilanova i la Geltrú, el secretario general de CDC, Oriol Pujol, acusó a Montoro de practicar «un juego total de provocación» y calificó las imputaciones como un ataque «contra un gran deseo del país».

ESTRATEGIAS / El candidato a la reelección insiste en situar esta polémica en el primer plano de su agenda, a riesgo de orillar otros ingredientes de su programa. Mientras, más de un dirigente de su partido da por hecho que el proceso elecciones-consulta-Estado propio puede transformarse en un rédito de dos o tres escaños más, a lo sumo. Quizá por ello, en una entrevista en ABC Punto Radio, Mas subrayó que las encuestas dejan a sus principales oponentes por debajo de los 20 diputados. Secundó así la estrategia de cambiar el objetivo de la mayoría absoluta por el de presumir de una distancia enorme con el segundo. Todo ello, siempre que la federación no maneje datos secretos que les lleven realmente a la Ítaca de los 68 o más escaños.

Eso sería mayoría absoluta, una expresión que, como independencia, sigue sin salir de la boca de Mas, excepto para cumplir una promesa que hizo a los periodistas que le siguen en campaña. Tenía que unir en la misma frase Duran e independència. Y dijo: «Duran(t) el trajecte a Lleida he arribat a la conclusió que una majoria absoluta de periodistes volen la independència... professional».

Si el candidato de CiU sigue la guerra contra el PP y la corrupción, batirá un récord al lograr que media campaña se haya dedicado a ello. Ayer, su posición favorable a bajar el IVA cultural quedó totalmente desdibujada. Bien es cierto que tampoco precisó hasta dónde bajaría el impuesto. Y que todo ello debería esperar a conseguir el Estado propio.

Escribe tu comentario

(máximo 500 caracteres)

Inicia sesión para enviar un comentario