El Periódico

FORMACIÓN DE GOBIERNO

Margallo garantiza que Rajoy es la apuesta del PP y sólo ve críticas aisladas

España necesita un Gobierno estable por medio de una "gran coalición"

EFE / MADRID

Viernes, 11 de marzo del 2016 - 11:17 CET

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, considera que son "voces muy aisladas" dentro del PP las que han pedido a Mariano Rajoy que se eche a un lado en la carrera por la investidura y ha garantizado que el presidente del Gobierno sigue siendo la "apuesta" del partido.

"Son voces muy aisladas y algunas están siendo buscadas exprofeso", ha asegurado Margallo, que ha añadido que quienes critican a Rajoy "tienen garantizadas tres portadas". En una entrevista en TVE, el titular de Exteriores ha insistido en que ese debate sobre el relevo de Rajoy "no existe" en el PP y además sería "injusto" pedírselo al líder del PP "después de lo que ha hecho por España estos años". A su juicio, España necesita un Gobierno estable por medio de una "gran coalición" y para ello "lo último" que se debería hacer es "abrir otra crisis en el PP" como la que, advierte, viven otros partidos como Podemos o el PSOE.

Preguntado si considera que uno de los obstáculos para esa "gran coalición" con PSOE y Ciudadanos es la "animadversión" que siente el líder del PSOE, Pedro Sánchez, hacia Rajoy, Margallo ha reconocido que "probablemente" exista esa animadversión, pero ello no debería "interferir en el interés general". A juicio del ministro, si fracasa el intento de la gran coalición y también del "gran frente popular" del PSOE con Podemos, las elecciones serán inevitables y entonces, los dos grandes lideres deberían comprometerse a que forme gobierno la lista más votada.

"Esto es mucho más sencillo que en 1977", ha remarcado Margallo, que ha alertado de que con los problemas que tiene España, como el desafío catalán, es imprescindible un gobierno estable que pueda gobernar y que saque al país del "laberinto" político en el que se encuentra.

Sobre la negativa del Gobierno en funciones a ser controlado por el Parlamento, Margallo ha asegurado que él estaría dispuesto a acudir al Congreso a dar explicaciones siempre que la "entrenadora" del Ejecutivo, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, le autorice a saltar "al campo" de juego. Ha recordado que la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes han encargado informes jurídicos que avalan esta decisión del Gobierno de no acudir al Congreso, informes que presupone estarán "bien fundamentados".

Sobre Cataluña, ha insistido en que su obligación como ministro de Asuntos Exteriores es tratar de convencer al resto de países de que las intenciones de la Generalitat no están ajustadas a derecho y a su vez, a los catalanes, de que una hipotética secesión sería negativa para su economía. Ha negado que el Estado esté actuando de forma diferente con Cataluña con respecto a otras comunidades y ha garantizado que seguirá apoyando las finanzas de la Generalitat como ha hecho hasta ahora con el plan de pago a proveedores o el Fondo de Liquidez Autonómica. "Nuestra obligación es estar detrás de Cataluña porque Cataluña es España", ha insistido Margallo, que ha restado importancia al cambio de nombre de la Consellería de Exteriores de la Generalitat, porque "el problema no es el nombre" sino el contenido de este órgano. También ha rechazado que el Gobierno en funciones se esté relajando en la política exterior, y ha avanzado que el próximo 17 de marzo visitará España el nuevo presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa.

El equipo barcelonista quiere encadenar su segunda victoria en la Champions en el Borussia Park

Cristiano Ronaldo va de polémica en polémica. La última ha surgido después de que las cámaras le cazaran 'rajando' de Keylor Navas