El Periódico

Así es Marcela Topor, la esposa del 'president' Carles Puigdemont

Marcela Topor, la esposa de Carles Puigdemont, es una periodista rumana que trabaja en la publicación en inglés 'Catalonia Today'

Discreta, tímida, es 15 años más joven que el 'president', a quien ha acompañado en sus proyectos profesionales desde que llegó a Catalunya

Así es Marcela Topor, la esposa del 'president' Carles Puigdemont

RICARD CUGAT

El 'president', Carles Puigdemont, besa a su esposa, Marcela Topor, tras el pleno de investidura.

Lunes, 11 de enero del 2016 - 10:57 CET

Carles Puigdemont y Marcela Topor posan junto a Artur Mas y su esposa, Helena Rakosnik, al final del pleno de investidura.

Marcela Topor, la nueva primera dama de Catalunya, comparte la profesión de periodista con su marido, el 130 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont. Rumana y traductora de inglés, se conocieron a finales de los noventa durante la visita de ella a Girona como actriz en un grupo de teatro aficionado que participaba en el festival anual que se celebra en la ciudad catalana. Tras el 'flechazo' en Girona, Puigdemont visitó Rumania para intensificar su relación con Topor, y luego ella se instaló en Girona al lograr un puesto de trabajo en el diario en inglés 'Catalonia Today', en el 2004.

Puigdi fue el impulsor de 'Catalonia Today', un proyecto que pretende explicar la realidad catalana a los turistas y residentes extranjeros en Catalunya. Una década antes había lanzado el proyecto de la Agència Catalana de Notícies (ACN), junto al periodista afincado en Sant Cugat del Vallès Xavier Fornells. Y antes aún, el 1993, Puigdemont se tomó un año 'sabático' de la redacción del diario 'El Punt' para realizar un periplo como periodista viajando por Europa para una serie de reportajes sobre naciones sin Estado y ciudades europeas, que culminó con la publicación de su libro 'Cata... què?' (La Campana) en 1994.

Topor (38 años) aprendió catalán antes que castellano, y ella le enseñó rumano al nuevo 'president'

Marcela Topor, 'Mars' para los amigos, tiene 38 años y se instaló en Girona con Puigdemont. Desde entonces ha acompañado a su pareja en todos sus proyectos profesionales. Puigdemont es un hombre de grandes ideas, emprendedor, visionario, y, a su lado durante los últimos años, ha tenido a Marcela Topor para la concreción y ejecución de algunas de sus ideas, como la del periódico en inglés, que Puigdemont lanzó incorporando como director periodístico al entonces corresponsal de 'The Times' en Barcelona, Stephen Burgen.

En los últimos años, 'Catalonia Today' se integró como una publicación más del diario 'El Punt Avui', con redacción en Girona, ciudad donde Puigdemont y Topor viven con sus dos hijas, Magalí, de 8 años, y Maria, de 6. Cuando 'El Punt Avui' lanzó su canal de televisión, a partir de la adquisición de la licencia de Canal Català, Marcela se convirtió en una de las presentadoras, haciendo entrevistas en inglés en 'El Punt Avui TV'.

De niña sufrió las calamidades de la Rumanía del dictador Ceausescu

Marcela Topor es tímida y discreta. Habla perfectamente catalán, lengua que aprendió de la mano de Puigdemont antes de conocer el castellano. Es una persona prudente y conocedora de las dificultades que supone tener un marido alcalde y diputado, y desde este lunes ya 'president'. Durante las últimas horas, algunos medios de la caverna madrileña han ironizado sobre el 'nuevo Nicolae Ceausescu' de Catalunya, una manera de caricaturizar a Puigdemont a partir de la procedencia de su esposa. Lo que no saben es que ella, nacida en la Rumania del dictador, sufrió las calamidades del régimen comunista, haciendo cola de horas y días para tener acceso a los alimentos, como la carne, que proporcionaban los establecimientos oficiales.

Gracias a su progresivo domino de la lengua rumana, Puigdemont acude cada año por Navidad a una celebración religiosa con la comunidad rumana de Girona. Antes de ser primera dama de Catalunya, Marcela, Mars, ya ejercía de primera dama del hasta este lunes alcalde de la ciudad.

El central se defendió de las críticas que ha recibido en las últimas semanas cargando contra "los genios que comentan por la tele"