El Periódico

DEBATE SOBRE LA LEY ELECTORAL

Los juristas creen "obsoleta" la prohibición de difundir sondeos

Fiscales, jueces y abogados defienden que esta medida legal debe desaparecer

Opinan que en la era de internet este tipo de normas no tienen ningún sentido

J. G. ALBALAT / BARCELONA

Miércoles, 20 de mayo del 2015

Obsoleta y no se ajusta a la realidad actual. Así definen los juristas consultados por EL PERIÓDICO la prohibición recogida en la ley electoral de publicar y difundir sondeos desde cinco días antes de la votación. Todos ellos se han mostrado favorables a anular esta medida en un mundo donde la información no conoce fronteras.

El presidente de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), Alvaro García, asegura que la prohibición de publicar encuestas en el periodo fijado por la ley, aprobada en 1985, "no tiene sentido". A su entender, es una norma "obsoleta que se creó cuando se podía pensar que los sondeos influían en el voto. Ahora esto no ocurre. Con internet, este tipo de medidas son inútiles, igual que el día de reflexión, cuando los medios de comunicación continúan informando sobre las elecciones. Estamos en una sociedad mucho más dinámica".

Joaquín Bosch, miembro de la asociación Jueces para la Democracia, también se inclina por abrir un debate para decidir si es conveniente revocar la prohibición. "Se trata de una medida desfasada. Es previa al desarrollo de las nuevas tecnologías y de internet que permiten acceder a información que excede al ámbito estatal. Es como poner puertas al campo. La prohibición no tienen ningún fundamento".

El debate

El portavoz de Jueces para la Democracia opina, además, que en la actualidad "es muy discutible que la difusión de una encuesta pueda influir en el voto, pues creo que los ciudadanos pueden tomar sus decisiones de forma adulta". Bosch sostiene, por lo tanto, que la prohibición ha quedado superada por la realidad social. Y apunta que otros países europeos del entorno tampoco aplican esta medida, al igual que no existe el día de reflexión. "Sería positivo abrir un debate", insiste Bosch.

Tomas Gui, presidente de la Sección de Derecho Constitucional del Col.legi d'Advocats de Barcelona, señala que la citada prohibición es meramente "formal", pues queda "desmentida por la realidad sociológica". El jurista defiende que el mundo actual "está dominado por la expansión de la información" y, por lo tanto, el ejercicio "legítimo de la libertad de expresión y de información» hace que cualquier persona pueda tener noticias "de todo en cualquier momento". Según este abogado, "esto no se puede restringir porque afecta a la esencia de la democracia2. Si alguien lo intenta, incide, estaríamos en "un Estado policial" e iría en contra de la Constitución, que garantiza estos derechos. «La prohibición está superada por la realidad social y no sirve para nada. Y las cosas que no sirven para nada, mejor quitarlas», sentencia el letrado.

Marco habló claro en su reunión en París con Al-Khelaifi y Antero Henrique: quiere jugar en el Barça