El Periódico

López pide que las bases puedan votar la destitución del líder del PSOE

Propone consultas internas para fijar los acuerdos de gobierno y eliminar los avales en primera vuelta

Plantea que los candidatos perdedores renuncien a una oposición interna sistemática

López pide que las bases puedan votar la destitución del líder del PSOE

EFE/ JUAN HERRERO

Patxi López, precandidato a la secretaría general del PSOE.

Viernes, 28 de abril del 2017 - 11:46 CEST

Patxi López ha presentado este viernes su hoja de ruta para renovar al PSOE con el objetivo de volver a ser un partido capaz de amalgamar la hegemonía social y llegar al Gobierno. En su documento para el 39 Congreso Federal late una honda preocupación por lograr la paz interna, punta de lanza de su campaña a las primarias, y desgrana un paquete de medidas como toma de tierra con una realidad de la que se ha ido desconectando.

Propone López un nuevo reglamento de participación de la militancia. Quiere que los afiliados puedan votar no solo la elección del secretario general, como hasta ahora, sino también una eventual moción de censura al líder, los acuerdos o coaliciones de gobierno, las revisiones del programa electoral, acciones del ejecutivo que trasciendan lo incluido en el programa y cualquier otra cuestión si lo pide el 20% de la militancia.

VOTO TELEMÁTICO Y AVALES

Para fomentar la participación de las bases pide que se instaure el voto telemático.

También plantea prescindir de los avales en una primera vuelta y establecer una segunda vuelta definitiva entre los dos candidatos más votados.

Entre las medidas más destacadas también exige que las comisiones gestoras que sustituyen excepcionalmente a las direcciones orgánicas tengan una vida máxima de seis meses.

El exlehendakari despliega otra batería de medidas para conectar con los jóvenes y la población urbana, dos nichos de electorado fugados mayoritariamente a Podemos.

COMPROMISO DE PAZ

El principal anhelo que López transmite en su programa, que llevará al Congreso Federal del PSOE, es la apuesta por la “integración real y leal”. Para lograr esa paz propine que las candidaturas perdedoras en las primarias se comprometan a colaborar con la nueva dirección y que renuncien “a organizar una oposición interna de forma sistemática.”

El documento admite que el problema “más grave” que debe resolver el PSOE es la división interna. “Llevamos demasiado tiempo malgastando energías y perdiendo credibilidad antes los españoles a causa de las controversias en el seno de nuestro partido”, reflexiona en su propuesta.