El Periódico

Català de l'Any 2016

DIRECTO Sigue al minuto el sorteo de La Grossa de Sant Jordi

250 lingüistas reclaman una Catalunya independiente con el catalán como única lengua oficial

Los firmantes del manifiesto 'Per un veritable procés de normalització lingüística' repudian el bilingüismo

Acusan al franquismo de usar la inmigración para "colonizar" con el castellano

250 lingüistas reclaman una Catalunya independiente con el catalán como única lengua oficial

CARLOS MONTAÑÉS

Presentación del manifiesto del Grup Koiné a favor de que el catalán sea la única lengua oficial, en el paraninfo de la UB.

Jueves, 31 de marzo del 2016 - 19:02 CEST

En los últimos años diferentes voces del mundo soberanista han difundido la idea de que el castellano sería un idioma totalmente integrado en la república catalana. Entidades como Súmate, plataforma de lanzamiento político de Gabriel Rufián, Eduardo Reyes y Antonio Baños, se crearon con el objetivo de ampliar la base social secesionista tratando de convencer a los catalanes originarios de otros puntos de España de un futuro mejor en el que ni su lengua ni su cultura maternas serían penalizadas. Hasta el líder de ERC, Oriol Junqueras, escribió artículos en este diario prometiendo la cooficialidad de catalán y español. Hasta Junts pel Sí reiteró esa idea, que choca frontalmente con el manifiesto que este jueves ha presentado en Barcelona el Grup Koiné, en que carga contra el bilingüismo y exige un nuevo país donde solo sea oficial el catalán.

Joaquim Arenas Sampera (artífice de la Escola Catalana y jefe del Servei d'Ensenyament del Català durante el mandato de Jordi Pujol), Blanca Serra, Diana Coromines y Lluís de Yzaguirre son solo algunos de los promotores del documento, que ya ha sido rubricado por unos 250 lingüistas, filólogos, traductores y escritores, además de los 'exconsellers' Josep Lluís Carod-Rovira, Irene Rigau y Carme-Laura Gil, entre otros,  y que ahora se abre a todo aquel que lo quiera firmar. Vicenç Villatoro, Julià de Jòdar, Teresa Cabré, Salvador Cardús, la 'exconsellera' Carme-Laura Gil y cinco Premis d'Honor de les Lletres Catalanes (Jaume Cabré, Josep Massot, Joan Francesc Mira, Maria Antònia Oliver y Joan Veny) ya han suscrito un texto que no da lugar a la indiferencia. Su título, 'Per un veritable procés de normalització lingüística a la Catalunya independent'. Porque "sin la existencia del catalán no habría habido proceso de independencia, ya que Catalunya no existiría", ha afirmado la lingüista Mercè Lorente en la presentación del escrito. "O el catalán se convierte en imprescindible en todos los ámbitos o su futuro es desaparecer", ha proseguido el filólogo Joan Martí, para quien "es catalán quien, nacido o no en Catalunya, quiera serlo. Y querer serlo pasa por querer hablar catalán".

Joan Martí Castell

filólogo y firmante del manifiesto

"Es catalán quien, nacido o no en Catalunya, quiera serlo. Y querer serlo pasa por querer hablar catalán"

"LENGUA DE DOMINACIÓN"

"A causa de la anexión del Principado de Catalunya al Reino de Castilla a partir del 1714 [no se menciona a los Reyes Católicos], el castellano, como lengua de dominación, disputa al catalán coercitivamente el estatus de lengua territorial y ha intentado y continúa intentando represivamente desplazarlo de los ámbitos de uso lingüístico general", reza el manifiesto, que mantiene la contundencia en el siguiente párrafo: "El mecanismo para conseguir la implantación del castellano en Catalunya fue y continúa siendo la bilingüización forzosa de la población. [...] El régimen dictatorial del general Franco completó en dos generaciones ese proceso mediante la represión politicojurídica del uso del catalán, la ensenanza obligatoria en castellano [...] y la utilización de una inmigración llegada de territorios castellanohablantes como instrumento involuntario de colonización lingüística".

Julià de Jòdar, Jaume Cabré, Carme-Laura Gil y Salvador Cardús, entre los firmantes del documento

Según el documento, la llegada de la democracia permitió que el catalán se recuperara en algunos ámbitos, pero no con la suficiente fuerza. "En las zonas más pobladas lo conocen, pero lo usan mínimamente", hasta el punto que va camino de "convertirse en una especie de dialecto del castellano", que no es más que una "lengua impuesta por el Estado".

ATAQUE A LOS POLÍTICOS

Efectuada esta radiografía, los impulsores del texto sostienen que la "ideología bilingüista no es nada más que una forma de encubrir y legitimar la subordinación de una lengua a otra" y cargan contra "algunos grupos políticos" que proponen para la futura república catalana en que la anormalidad lingüística continúe estando garantizada y se convierta en la falsa normalidad de la república". Un toque de atención a los Junqueras, Rufián... y una reclamación para que el catalán sea el "eje integrador" de la sociedad, que durante el "proceso constituyente" debe movilizarse contra la "subordinación lingüística" y evitar que la "nueva constitución cierre en falso el problema lingüístico", que "quizá será el más importante de la nueva república porque afecta a la base de la cohesión social".

Las declaraciones de Míchel y del presidente Al Thani generan una enorme polémica