El Periódico

ÚLTIMA HORA Un nuevo ciberataque mundial bloquea empresas y bancos

NOVEDAD EDITORIAL

Las cartas marcadas de Josep López de Lerma

El exdiputado de CiU publica un libro que recoge pasajes de su época en el Congreso

El eje principal del relato es la vindicación del pactismo, con revelaciones inéditas

Las cartas marcadas de Josep López de Lerma

Josep López de Lerma.

Miércoles, 19 de octubre del 2016 - 07:00 CEST

Portada del libro 'Cuando pintábamos algo en Madrid', de Josep López de Lerma.

Pocos parlamentarios han quedado inmortalizados por una sola frase pronunciada en la tribuna de oradores. Josep López de Lerma, diputado de CiU por Girona durante 25 años tiene ese preciado mérito. En junio de 1995, en pleno escándalo por las escuchas del Cesid, como portavoz de CiU –que daba apoyo al Gobierno del PSOE– exclamó: «Así no podemos seguir», sumando el hastío político al ciudadano.

Retirado de la política desde el 2004, y recientemente también de la abogacía, López de Lerma ha recuperado el mismo pulso verbal que ejerció en las Cortes –fue también vicepresidente– y lo ha trasladado al papel. Con el mismo brío, la claridad expositiva, la contundecia y su muy genuina sorna ampurdanesa.

La declaración de intenciones está ya en el título 'Cuando pintábamos algo en Madrid'. Dando por hecho y demostrado que la antigua CiU y su marca renovada ha perdido toda capacidad de influencia. El libro, presentado como microrelatos de tres o cuatro páginas con título y subtítulo intencionados, es el primero de la nueva colección ED Libros, impulsada por el diario electrónico Economía Digital y que aporta otra novedad: el regreso al mundo de la edición de Fèlix Riera, exdirector de Catalunya Ràdio y, desde siempre, hombre de cultura en cualquiera de sus expresiones.

AJUSTE DE CUENTAS

¿Memorias? Sí, pero no solo. ¿Ajuste de cuentas? También –y de qué manera en algunos casos– pero tampoco es el objetivo. Lerma tiene una constante en la selección de pasajes, con algunas anécdotas pintorescas del Madrid cortesano, la vindicación del pactismo como planteamiento político desde convicciones catalanistas.

Aunque el libro no ha llegado hasta hoy a las librerías, avisó en este diario el pasado 9 de octubre de su inminente aparición el analista político y cultural Xavier Bru de Sala. Con motivo de lo que se ve y se oculta en las relaciones del PP y el PSOE, Bru escribió que hay que sospechar la «guionización de coaliciones ocultas con espacios pactados de discrepancias». Por si alguien quiere un manual completo y además con experiencia contrastada, el escrito de López de Lerma es modélico en fondo y forma. Con el PP pactó «lo prioritario, lo no prioritario y lo para despistar».

No va de conspiraciones. Se trata de describir con ejemplos cómo se pueden alcanzar acuerdos de los que se conocen sus efectos pero no su gestación. López de Lerma lo contrapone (hay que deducirlo) al inicio de ruptura de su antiguo partido con quien tenga el poder en Madrid. Lo atribuye a Pere Esteve en sus orígenes y la decisión de los hijos de Pujol de aupar a Mas.

EL PACTO DEL MAJESTIC

Por no desvelar en exceso el contenido, son ejemplos desde la sesión a dos manos de Lerma y el vicepresidente Álvarez Cascos para hacer corta y pega de enmiendas en la ley de extranjería, o el descubrimiento de que erl famoso pacto Pujol-Aznar en el Majestic hubo acuerdos bajo mesa, como que el desdoblamiento del Eix Transversal constara como obra emblemática de la Generalitat, cuando su financiación la hizo el Estado.

Tener buena pinta o pintar algo son expresiones que vienen de los juegos de azar: la pinta es esa señal que se ve en la punta de los naipes españoles con solo abrir levemente el abanico en la mano. Con ese mínimo gesto los expertos ya saben si llevan buena mano. "Así no podemos seguir", diría Lerma.

TEMAS

El club quiere cuatro fichajes y se va a gastar 230 millones de euros