El Periódico

Entradas MOUSTACHE

LA NUEVA LEGISLATURA

Homs comunica al Rey su rechazo a Rajoy y se deja querer por el PSOE

El portavoz de Democràcia i Llibertat considera que la repetición de elecciones no es "aconsejable"

Transmite a Felipe VI que no recibir a Carme Forcadell en la Zarzuela fue un "error"

Homs comunica al Rey su rechazo a Rajoy y se deja querer por el PSOE

EFE / POOL

El Rey saluda a Francesc Homs a su llegada al Palacio de la Zarzuela, este miércoles. 

Miércoles, 20 de enero del 2016 - 21:19 CET

Francesc Homs, líder de Democràcia i Llibertat (DLl) en el Congreso, llegó este miércoles con 10 minutos de retraso al Palacio de la Zarzuela para reunirse con el Rey. Es una conducta inusitada entre el resto de dirigentes políticos que estos días acuden a las audiencias con Felipe para explorar la formación de un nuevo Gobierno, pero la cita del diputado diputado fue la más larga de las llevadas a cabo hasta ahora. Durante hora y media, Homs trasladó al monarca que su "referencia" sobre el proceso independentista son solo "las urnas", que había sido un “error” no recibir a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y que su grupo en ningún caso apoyaría a Mariano Rajoy, o a otro candidato del PP, como jefe del Ejecutivo. La posición de DLl es que la repetición de elecciones no es “aconsejable”, lo cual le llevaría en principio al voto a favor o la abstención a Pedro Sánchez, líder del PSOE, ya que el rechazo contribuiría a unos nuevos comicios.

Pero el diputado no llegó a precisar. Se limitó a dejarse querer por el PSOE (“estamos dispuestos a dialogar”, dijo en varias ocasiones) sin anticipar cuáles serían las condiciones para facilitar un Gobierno de Sánchez. “Ni sí, ni no, ni todo lo contrario”, insistió Homs sobre su ayuda a los socialistas. En varios momentos dijo que no había nada escrito, que la investidura va "para largo” y que lo ocurrido en Catalunya, donde Artur Mas tuvo que dejar paso a Carles Puigdemont al frente de la Generalitat para lograr el acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP, mostraba que cabían “soluciones imaginativas”. Pero después retiró el paralelismo. “Tómenselo como una provocación”, señaló.

El apoyo o la abstención (hipótesis más probable) de los ocho diputados de DLl y los nueve de ERC son una condición casi indispensable para que Sánchez llegue a la Moncloa, pero su mera mención constituye un tabú en el PSOE. En su último comité federal, el pasado 28 de diciembre, el partido, forzado por la opinión de los barones más importantes, entre ellos la andaluza Susana Díaz, aprobó una resolución en la que se comprometían a no negociar con quienes aboguen por el derecho de autodeterminación. “No vamos a cambiar nuestro planteamiento sobre Catalunya, pero sí a participar en el diálogo”, subrayó el portavoz de DLl.

MÁS GUIÑOS A SÁNCHEZ

El de Homs, en cualquier caso, no fue el único guiño que recibió Sánchez este miércoles. Tanto Alberto Garzón, portavoz parlamentario de IU, como Alexandra Fernández, su homóloga En Marea (la coalición gallega en la que participa Podemos), apostaron ante el Rey por un apoyo al líder socialista de sus dos y nueve diputados, respectivamente.

Cristiano volvió a encararse con la afición madridista