El Periódico

Entradas MOUSTACHE

CAMINO DE LA INVESTIDURA

Iglesias cede a negociar sin sentarse antes con Sánchez

Ambos líderes mantienen el pulso pero se avienen a una mesa de diálogo con IU y Compromís

El número uno de Podemos se ve con Carme Chacón en pleno tira y afloja entre sus partidos

Iglesias dispuesto a una reunión a cuatro para lograr un Gobierno de izquierdas.

ATLAS

Iglesias dispuesto a una reunión a cuatro para lograr un Gobierno de izquierdas.

Jueves, 18 de febrero del 2016 - 19:27 CET

Pablo Iglesias y Alberto Garzón en el Congreso de los Diputados.

Enésima pirueta de Pablo Iglesias en el teatro de las negociaciones. El líder de Podemos reculó este jueves y se mostró dispuesto a dialogar con el PSOE aunque Pedro Sánchez sigue sin concederle una cita bilateral que le viene reclamando desde el lunes como pre-condición a cualquier movimiento. El jefe del partido morado rebajó el órdago intentando el disimulo gracias al capote que le echó Alberto Garzón, quien, apenas unas horas después de que los socialistas y Ciudadanos exhibieran sus avances en un acuerdo, logró sacar a Iglesias del banquillo con una jugada de ingenio. El diputado malagueño consiguió desbloquear la situación proponiendo una reunión a cuatro bandas con los equipos negociadores de PSOE, Podemos, IU y Compromís.

Pedro Sánchez

CANDIDATO DEL PSOE A LA PRESIDENCIA

"Pido al resto de fuerzas que abandonen sus ambiciones partidistas"

La invitación llegó a los líderes de las fuerzas políticas con las que Garzón desea construir un gobierno de cambio a primera hora de la mañana, justo antes de verse con Iglesias y de que este le contestara, de inmediato, que le parece una solución “sensata”.

DESBLOQUEAR UNA 'SITUACIÓN KAFKIANA'

No es que el dirigente podemista renuncie a verse con Sánchez, pero antepone la necesidad de desbloquear una “situación kafkiana” y está dispuesto a nombrar una comisión negociadora en cuestión de horas si hace falta para avanzar en el diálogo, aunque implique ponerse a trabajar este mismo fin de semana. Desde que el lunes Podemos presentó su documento con programa y estructura de gobierno, lo único que ha existido entre ambos partidos es ruido, cruce de sables y declaraciones altisonantes que parecen querer exhibir la dificultad para llegar siquiera a sentarse juntos.

Pablo Iglesias

SECRETARIO GENERAL DE PODEMOS

"No quiero pensar que elija a las derechas. Si es así intentaré que cambie de opinión"

A pesar de que el partido morado cede, este jueves Iglesias y Sánchez escenificaron un nuevo choque dialéctico. Como cada día. El de Vallecas recomendó al socialista que “bajase el tono”  y llegó a decir que series como 'Borgen' deberían ser obligatorias “para que todo el mundo entienda que hay que hablar”. Se defendió de los socialistas que le acusan de tomar la iniciativa para opacar al candidato. “Otros quizá hayan sido demasiado pasivos”, zanjó.

Desde Bruselas, Sánchez le recriminó trabajar con óptica partidaria “Estoy apostando por un Gobierno que quiera el bien común, porque España quiere un cambio. Yo estoy trabajando para eso y le pido al resto de fuerzas que abandonen sus ambiciones partidistas”, señaló.

NEGAR EL AVANCE CON C'S

Más allá del pulso de declaraciones, el PSOE no ve con malos ojos la propuesta de una reunión de equipos negociadores a cuatro bandas, aunque todavía no han decidido si aceptan. Iglesias advierte, eso sí, que sentará a los suyos a esa mesa si es para hablar de gobierno de cambio. Garzón se conforma con hablar de programa. Y ambos se niegan a dar por hecho que el avance de entre los socialistas y Albert Rivera vaya a terminar en un acuerdo. “Nos resultaría mucho más incómodo un pacto con Ciudadanos, pero no sabemos qué hay encima de la mesa en firme”, reconoció el líder de IU. “No quiero pensar que Pedro Sánchez elija a las derechas. Y si es así, voy a intentar que cambie de opinión”, dijo Iglesias.

Alberto Garzón

LÍDER DE IZQUIERDA UNIDA

"Nos resultaría mucho más incómodo un pacto con Ciudadanos, pero no sabemos qué hay sobre la mesa"

PULSO BAJO EL HIELO

Mientras, bajo el frío que muestran los líderes ante las cámaras, laten contactos a temperaturas algo más cálidas. Los portavoces de PSOE y Podemos, Íñigo Errejón y Antonio Hernando, hablan a diario, como han reconocido, no solo de cuestiones estrictamente parlamentarias.

Este jueves, Iglesias tomó un largo café con la cabeza de lista del PSC, Carme Chacón, en un restaurante cercano al Congreso pocas horas después de que ella hubiese acusado a Podemos, en una entrevista en la cadena COPE, de no sentarse negociar porque en el fondo no desean que haya acuerdo. Tanto el equipo negociador del PSOE como miembros destacados del partido morado desconocían el encuentro.