El Periódico

GUERRA ENTRE COMISARIOS

El exjefe de Asuntos Internos de la Policía también se desliga del 'pendrive' sobre los Pujol

Martín-Blas asegura que nunca investigó a la familia, pero sí a Método 3 porque había policías implicados

Califica de "mentira rotunda" la declaración del que fue número dos del Cuerpo

El exjefe de Asuntos Internos de la Policía también se desliga del 'pendrive' sobre los Pujol

JOSE LUIS ROCA

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

Viernes, 17 de febrero del 2017 - 19:25 CET

El exresponsable de Asuntos Internos de la Policía Marcelino Martín-Blas no ha tenido reparos este viernes en calificar de "mentira rotunda" la versión ofrecida el día anterior por su superior, el exnúmero dos del cuerpo Eugenio Pino. Martín-Blas ha declarado ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata que ni siquiera había visto el 'pendrive' del 'caso Pujol' con el que se elaboró el informe policial de abril del 2016, puesto en cuarentena por el magistrado ante las dudas sobre la procedencia del contenido.

En una declaración que, a diferencia de la ofrecida por Pino, convenció a los presentes, Martín-Blas no solo negó que le hubiera dado a su superior un lápiz de memoria con datos de los Pujol, sino que, además, dijo que nunca lo había visto. Solo supo de su existencia, declaró el testigo, cuando en julio del 2016 fue requerido por una tercera persona para asistir a una reunión -con la presencia también del director adjunto operativo-, en la que se le preguntó por el archivo extraviado. Una vez negado el extremo más importante de su comparecencia, fue encadenando un desmentido tras otro y aportando datos para respaldar sus palabras.

Además de explicar cómo se incluye en los registros internos policiales cualquier aportación de información que se hace a un superior -práctica que habría utilizado con Pino, si le hubiera dado el 'pendrive', según dijo-, Martín-Blas justificó por qué el exnúmero dos de la Policía le había implicado de lleno en las malas prácticas policiales investigadas.

Según el exresponsable de Asuntos Internos, en su condición de responsable de la comisión judicial que investiga el caso del pequeño Nicolás, solicitó la imputación de Pino y del comisario jubilado José Manuel Villarejo por la grabación que se hizo en su despacho mientras hablaba con dos agentes del CNI sobre Francisco Nicolás Gómez Iglesias. Una petición de imputación que Pino no le habría perdonado.

LA CAMARGA

Martín-Blas fue tajante ante el juez De la Mata al negar haber participado alguna vez en la investigación sobre la familia del expresidente de la Generalitat. Explicó que solo intervino en la investigación sobre la agencia de detectives Método 3 por la grabación realizada en el restaurante barcelonés La Camarga durante una comida entre la presidenta del PPC Alicia Sánchez-Camacho y Victoria Álvarez, exnovia de Jordi Pujol Ferrusola. Sostuvo que se circunscribió a lo relativo a dos policías que aparecían implicados en los hechos, según consta en unos informes.

También se ocupó del registro que se hizo en la sede madrileña de la agencia, pero aseguró que los documentos intervenidos nunca fueron examinados por su brigada, sino que se precintaron y se remitieron a Barcelona para su inclusión en la causa judicial entonces abierta. En ese momento situó el inicio de la colaboración entre dos exempleados de la agencia y la Policía siempre en relación con Método 3 y nunca con los Pujol. Añadió que lo único que se les pagó fue el billete del AVE y una comida que no superó los 20 euros.