El Periódico

ENCUESTA DEL GESOP SOBRE LAS ELECCIONES GENERALES

Rajoy y Rivera ya no suman para gobernar

Ciudadanos pierde fuelle en la campaña y Podemos le pisa los talones como tercera fuerza

El PP aumenta a 5,5 puntos su ventaja sobre un PSOE estancado en la recta final al 20-D

Rajoy y Rivera ya no suman para gobernar

Domingo, 13 de diciembre del 2015 - 21:00 CET

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez se verán las caras este lunes en televisión, pero la gran incógnita de las elecciones generales no depende de ninguno de ellos. La pregunta del 20-D que aún no tiene respuesta es quién quedará tercero: Albert Rivera o Pablo Iglesias. Porque la campaña electoral esta vez sí está influyendo. Con cuatro candidatos en liza y un porcentaje de indecisos en marcas de récord, los mítines, los debates y la sobreexposición mediática de los aspirantes a la Moncloa están provocando que las piezas emergentes del tablero político se muevan prácticamente a diario. Así, la primera semana de campaña ha pasado factura al PSOE y, sobre todo, a Ciudadanos, mientras que ha sido fructífera para el PP y, en especial, para Podemos.

Con el debate a cuatro de Antena 3 y La Sexta como catalizador, Pablo Iglesias ha recortado distancias a un Albert Rivera que parece haber perdido el atractivo cara a los votantes desencantados del bipartidismo. Pese a no haber acudido a ese duelo (o precisamente porque evitó ese posible desgaste), Mariano Rajoy está logrando blindar su triunfo electoral. Pírrico, pero triunfo. Y en cuanto al PSOE, Pedro Sánchez está desaprovechando su última oportunidad para recuperar terreno. Estas conclusiones se desprenden de una encuesta efectuada del 10 al 12 de diciembre por el Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, en el que se refleja una importante caída de Ciudadanos respecto al sondeo publicado en este diario poco antes de iniciarse la campaña electoral, el 2 de diciembre.

grafico con la fidelidad de voto

El partido de Rivera, que había logrado consolidarse como tercera fuerza, ve peligrar la medalla de bronce a menos de una semana del 20-D. De hecho, Podemos superaría a Ciudadanos tanto en intención directa de voto (el voto sin 'cocina') como en voto estimado, aunque en número de escaños los 'naranjas' podrían quedar por delante de los 'lilas'. Esta erosión de Ciudadanos complicaría un poco más la futura gobernabilidad de España. Un pacto de legislatura con Rivera permitiría a Rajoy gobernar con cierta estabilidad, pero el líder del PP necesitaría algún apoyo más para ser investido presidente, pese a abominar a diario de los "tripartitos". Solo una quimérica alianza a tres entre el PSOE, Ciudadanos y Podemos podría desalojar a los populares de la Moncloa.

Ficha técnica

-Empresa responsable: GESOP.
-Técnica de investigación: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador.
-Ámbito geográfico: España.
-Universo de estudio: población residente en España, mayor de edad y con derecho de voto.
-Dimensión de la muestra: 800 entrevistas.
-Diseño de la muestra: estratificado por comunidad autónoma y dimensión de municipio. Selección aleatoria de los hogares, cuotas cruzadas de sexo y edad para la selección de las personas a entrevistar.
-Error de la muestra: +/- 3,5% para un nivel de confianza del 95,5% y p=q=0,5.
-Trabajo de campo: del 10 al 12 de diciembre del 2015

CAMPAÑA SIN ERRORES

Sin haber cometido grandes errores en la campaña, el PP obtendría ahora mismo el 25,2% de los votos, 1,3 puntos más que en la encuesta previa a la campaña, lo que le reportaría de 103 a 107 escaños. Un desplome más que considerable respecto de los 186 diputados actuales, aunque a principios de mes estaba por debajo de los 100. Los populares han mejorado su fidelidad de voto, retendrían a seis de cada 10 electores del 2011 y han menguado sus fugas a Ciudadanos: el 19% de sus antiguos votantes apoyarían ahora a Rivera, cuatro puntos menos que hace dos semanas. Además, el PP es la formación que registra menor indefinición entre su electorado y la que recoge más voto decidido a su favor, aunque también mayor rechazo. El 56,8% de los entrevistados nunca elegiría la papeleta del PP.

La ventaja del PP sobre el PSOE era entonces de 2,5 puntos y ahora se ha agrandado hasta 4,4 puntos. Los socialistas recabarían el 20,8% de los votos, seis décimas más que a principios de diciembre, y pasarían de los 110 parlamentarios actuales a una horquilla de 80 a 84. La anterior encuesta les vaticinaba dos representantes más. El papel de Sánchez en el debate a cuatro, en el que se vio arrinconado por Iglesias y Rivera y no logró noquear a Soraya Sáenz de Santamaría, ha favorecido que Podemos le coma terreno. La fidelidad de voto al PSOE ha retrocedido 5,5 puntos en estas últimas dos semanas, hasta situarse en el 41,4%. Tres de cada 10 votantes socialistas en el 2011 optarían ahora por otro partido, sobre todo por Podemos.

'NARANJAS' Y 'LILAS'

En cambio, si hace dos semanas eran el 14% de los antiguos votantes del PSOE quienes se pasaban a Ciudadanos, ahora el partido naranja solo pesca al 6,8% de este caladero. Esto, y el aumento de los indecisos entre su propio electorado, contribuye a la pérdida de gas de Rivera, que reuniría el 18% de los votos -tres puntos menos en el anterior sondeo- y entre 60 y 64 escaños -una veintena menos que entonces-. Una marca que no le garantizaría la tercera plaza, dado que Podemos le supera en cuatro décimas en estimación de voto (18,4%) y se sitúa en una horquilla de 59 a 63 diputados, siete más que justo antes de comenzar la campaña. Iglesias ha musculado en la primera semana de campaña las simpatías que su partido genera en el electorado de izquierdas, aunque el voto decidido a su favor no llega ahora mismo al 10% del censo.

Robert Fernández, secretario técnico del Barça, ya advirtió que no sería nada fácil encontrar un perfil de delantero para completar el ataque del Barça. Hay muchos ofrecimientos, pero pocos jugadores que se adapten a lo que buscan

El Barça no consigue cerrar el fichaje del cuarto delantero que necesita Luis Enrique Martínez para dar relevo a la MSN