El Periódico

DEBATE DE LOS PRESUPUESTOS DEL ESTADO

Montoro advierte contra "la borrachera de gasto público"

El ministro sitúa en el gasto social y en la reducción del déficit las prioridades de las cuentas públicas

La subida minima de las pensiones, el recorte de la inversion y la subida de impuestos reflejan el ajuste presupuestario

Montoro: "Hemos salido de la borrachera del gasto público y ya quieren ir de copas para celebrarlo".

ATLAS VÍDEO

Montoro: "Hemos salido de la borrachera del gasto público y ya quieren ir de copas para celebrarlo".

ROSA MARÍA SÁNCHEZ / MADRID

Miércoles, 3 de mayo del 2017 - 12:42 CEST

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha presentado el gasto social y la reducción del déficit público como las dos prioridades del proyecto de Presupuestos del Estado para el 2017. Según el ministro “la política presupuestaria se debe conducir con el freno cerca” y aún no es el momento de acelerar determinados gastos. “Acabamos de salir de una crisis que venía de una borrachera de gasto público y ya quieren que salgamos de copas” ha dicho el ministro en una polémica advertencia contra quienes predican que con la recuperación “ha llegado el momento de gastar más”.

DÉFICIT PÚBLICO

El proyecto de Presupuestos del Estado se enmarca dentro del objetivo de reducir el déficit del conjunto de las administraciones desde el 4,3% del PIB en el 2016 al 3,1% en el 2017. En concreto, el déficit del Estado debe pasar del 2,52% al 1,1% del PIB y para ello, el proyecto de Presupuestos incluye un recorte del gasto de 5.493 millones respecto a las cuentas iniciales del 2016. También incorpora las subidas del impuesto de sociedades (4.655 millones) y de los impuestos sobre alcohol y tabaco (150 millones) acordadas con el PSOE a primeros de diciembre.

MEDIO MILLÓN DE EMPLEOS

El Gobierno ha elevado al 2,7% la previsión de crecimiento de la economía en el 2017. Se prevé que este año se crearán 506.000 empleos, hasta superar los 19 millones de ocupados, y que el número de parados bajará a 3.780.000 personas, de modo que la tasa de paro acabará el año en el 16,6% de la población activa.

GASTO SOCIAL

Montoro defiende que “estos son los presupuestos más sociales de la historia”. Argumenta que las partidas de gasto social (pensiones y desempleo, sobre todo) representan el 55,8% del gasto consolidado del Estado en el 2017. Además, según el ministro, el gasto social del conjunto de las administraciones será en el 2017 unos 52.720 millones superior al del 2007.

Desde la oposición se hace otro análisis. Se destaca que la subida mínima del 0,25% que se aplicará a las pensiones en el 2017 hará perder poder adquisitivo a los jubilados y se recuerda que crece el número de parados que no recibe ninguna prestación. Además, se advierte de que el Plan de Estabilidad 2017-2020 prevé que el peso del gasto social sobre el PIB pase del 25,4% en el 2013 al 23,5% en el 2030.

El presupuesto incluye un préstamo del Estado a la Seguridad Social de 10.192 millones para garantizar el pago de las pensiones tras el agotamiento de la hucha del Fondo de Reserva.

INVERSIÓN

Los Presupuestos del Estado para el 2017 prevén una caída del 21% en las cantidades destinadas a inversión en infraestructuras del Estado y de los organismos y empresas públicas. El montante de inversión en carreteras, ferrocarriles, puertos, aeropuertos, costas y medioambiente cae hasta los 7.540 millones.

También cae la inversión territorializada, en un 22%, hasta los 8.597 millones, y lo hace en todas las comunidades autónomas, salvo en Canarias. En concreto, el recorte en Catalunya ha sido del 2,7%, hasta los 1.149,58 millones de inversión presupuestada para el 2017.

“Para poder subir el gasto social hemos renunciado a determinados ámbitos de inversión pública”, ha justificado el ministro.

AUTONOMÍAS

El presupuesto del 2017 incorpora una cantidad adicional de 5.400 millones para la financiación de las comunidades autónomas. El ministro Montoro ha destacado que esta mayor financiación servirá para apuntalar los servicios sociales que prestan las administraciones autonómicas, si bien ha sugerido que la mayor inversión territorial que demandan las comunidades del Estado podría hacerse a cuenta de estos recursos adicionales.

FUNCIONARIOS

El proyecto de Presupuestos incorpora una subida del 1% en los sueldos de los empleados públicos y el compromiso de convertir en estables los puestos de 250.000 interinos actuales en el plazo de tres años. Además, la oferta pública de empleo para 2017 incluye 67.000 nuevas plazas y amplía los sectores prioritarios en los que la tasa de reposición será del 100%. El ministro de Hacienda ha dejado para el 2018 la posibilidad de una subida de salarios públicos superior al 1%.