El Periódico

ACTO DE CONTRICIÓN

La CUP se fustiga y asume "errores de beligerancia" contra Junts pel Sí

La fuerza anticapitalista entiende que la dimisión de dos de sus diputados sirve de desagravio con la otra coalición soberanista

La CUP se fustiga y asume "errores de beligerancia" contra Junts pel Sí

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant.

Sábado, 9 de enero del 2016 - 20:56 CET

El acuerdo firmado entre Junts pel Sí y la CUP para asegurar la investidura de Carles Puigdemont y garantizar la "estabilidad parlamentaria" incluye varios puntos en los que la fuerza anticapitalista efectúa un inédito acto de contrición y autofustigamiento político. El partido de la izquierda radical asume que "puede haber puesto en riesgo el empuje y el voto mayoritario de la población" en una negociación que "ha desgastado la base social y popular del independentismo". "Se deben reconocer errores en la beligerancia expresada hacia Junts pel Sí", se subraya. Autocrítica de la otra parte negociadora, ninguna.

Según el documento, la CUP se compromete a no votar nunca en el Parlament en el mismo sentido que los grupos contrarios a la independencia. También garantiza que dos diputados de la fuerza anticapitalista se incorporarán de forma estable a la "dinámica" del grupo parlamentario de Junts pel Sí y participarán en las deliberaciones. La diputada Eulàlia Reguant, en declaraciones a la prensa, ha aclarado que esa participación no significará que Junts pel Sí pase a tener 64 escaños y la CUP se quede con 8. Esas dos personas seguirán estando adscritas al grupo anticapitalista, pero se implicarán en los trabajos de Junts pel Sí. "Está firmado", ha enfatizado Artur Mas en una rueda de prensa en que no se ha ahorrado las puyas a quienes han impedido su reeleción. La cabeza política del líder de CDC será el trofeo que podrán exhibir los anticapitalistas en sus asambleas. El papel de Pepito Grillo se lo tendrán que reservar para fuera del hemiciclo. En el interior de la sala de plenos, aceptan ejercer de satélite de la otra coalición soberanista en pos de la estabilidad del Govern.

RENOVACIÓN DE CARAS

El punto cinco del acuerdo también establece que la CUP se compromete a "renovar tanto como sea necesario" su propio grupo parlamentario "con el objetivo de visualizar un cambio de etapa y asumir la parte de autocrítica que le corresponde en la gestión del proceso negociador".

Reguant ha afirmado que todavía no se ha decidido quiénes serán esas personas, pero que serán dos, y que serán relevadas "inmediatamente después del debate de investidura". El nombre de Anna Gabriel aparece en todas las quinielas, vista la animadversión mutua entre ella y los sectores de Convergència.

EL SENTIDO DEL VOTO

"Habrá dos diputados que darán un paso al lado como muestra de generosidad", ha comentado Reguant emulando la expresión empleada por Mas. A renglón seguido ha matizado que esas dos personas no abandonarán el partido. "Trabajarán con las mismas responsabilidades políticas y organizativas dentro del grupo parlamentario y en el seno de la organización, pero sin las actas de parlamentarias", ha redundado la CUP en un comunicado.

En el grupo anticapitalista quedan aún por aclarar varios flecos. Está previsto que esta domigno por la mañana celebren un consejo político en el que deberán ratificar el acuerdo y fijar el sentido del voto con el que facilitarán la investidura de Carles Puigdemont. Permitirán que el alcalde de Girona, dirigente de CDC y presidente de la Associació de Municipis per la Independència se convierta en el 130º jefe del Govern de la Generalitat, pero pueden hacerlo de varias maneras. La abstención de cuatro diputados y el voto favorable de seis o 10 'síes' son dos posibilidades que permitirían rebasar con los 62 de Junts pel Sí el umbral de la mayoría absoluta, situado en 68 escaños. Otra incógnita será el papel presente y futuro de Antonio Baños, quien anunció su dimisión después del veto a Mas pese a que no ha renunciado al escaño.

Los puntos del acuerdo en que la CUP asume culpas

Punto 4. “La CUP asume que la defensa en términos políticos del proceso tal y como la entiende la CUP `puede haber puesto en riesgo el empuje y el voto mayoritario de la población y el electorado a favor del proceso hacia la independencia en una negociación que ha desgastado a las dos partes y la base social y popular del independentismo. Hay que reconocer errores en la beligerancia empleada hacia Junts pel Sí…

Punto 5. “La CUP pone a disposición del acuerdo el compromiso de renovar, tanto como sea necesario, el propio grupo parlamentario con el objetivo de visualizar un cambio de etapa y asumir implícitamente la parte de autocrítica que le corresponde en la gestión del proceso negociador”.

El FC Barcelona está a punto de hacer oficial la segunda equipación del FC Barcelona 2016/2017

El futbolista portugués es una de las debilidades de los técnicos del Barça. Encaja en el proyecto y el club espera que se dé la oportunidad para poder contratarlE