El Periódico

LA ESTRATEGIA CONVERGENTE

Mas pilotará sin prisas la refundación de CDC sin Rull como sucesor

El cónclave será en junio con Gordó y Turull como primeros aspirantes a secretario general

"Artur Mas ha cogido de nuevo las riendas del partido", asegura el 'conseller' de Territori

Mas pilotará sin prisas la refundación de CDC sin Rull como sucesor

JOAN CORTADELLAS

Reunión del consejo ejecutivo de CDC. En la foto, el 'president' Carles Puigdemont con Artur Mas.

Roger Pascual Roger Pascual

@RogerPascual10

Fidel Masreal Fidel Masreal

@FMasreal

Lunes, 18 de enero del 2016 - 23:19 CET

Sin prisa pero sin pausa, CDC emprende el rumbo hacia su refundación, o remodelación, con las primeras certezas tras el terremoto por la renuncia de Artur Mas a la reelección: la primera, que será el propio expresidente de la Generalitat y líder de Convergència quien lidere los cambios en el partido, y que lo hará sin prisas. La segunda, que el paso de Josep Rull a la 'conselleria' de Territori i Sostenibilitat le ha descabalgado de la carrera sucesoria.

La ejecutiva de este lunes ha constatado, según fuentes conocedoras del encuentro, la voluntad inequívoca de Mas de pilotar la renovacion a fondo de un partido que podría mantener su nombre, Convergència, pero que será sometido a una profunda reformulación. "Mas ha cogido de nuevo las riendas del partido", ha certificado después en rueda de prensa Rull.

El 'conseller' de Territori ha anunciado su renuncia al cargo de coordinador general de CDC y, además, se ha autodescartado para optar a la secretaría general en el congreso, que tendrá lugar del 3 al 5 de junio, varios meses más tarde de lo que se había previsto en un primer momento. Para ese cargo, el del secretario general, quedan ahora como principales aspirantes Germà Gordó, 'exconseller' de Justícia y exgerente del partido, y Jordi Turull, jefe de filas de Junts pel Sí en el Parlament.

SÀNCHEZ, HOMBRE CLAVE

Mas controlará el proceso precongresual delegando en Francesc Sànchez la gestión del día a día, con atribuciones reforzadas. Y cediendo a Lluís Corominas y Francesc Homs alguna tarea. Las claves del cónclave serán hasta qué punto se produce una renovación de nombres, en qué medida Mas quiere que CDC mande sobre el Govern de Carles Puigdemont, cuánta transparencia y participación de la militancia se introduce en las decisiones, y cómo CDC amplía horizontes y gana adeptos frente a las difcultades de los últimos años: el descenso electoral, especialmente en el área metropolitana de Barcelona, y los casos de corrupción.

De hecho, Rull ha avanzado que el propósito de la dirección convergente es celebrar una consulta a la militancia, previa al congreso, para determinar el alcance de la refundación interna, esto es, si se disuelve la actual marca de CDC para crear un nuevo espacio político o, por el contrario, se conserva la sigla para reivindicar el "orgullo" de la marca.

"TRANQUILOS" ANTE EL 'CASO 3%'

Por su parte, Sànchez se ha mostrado confiado de que el 'caso 3%' no afectará ni al 'president' Puigdemont ni a Convergència. "Estamos seguros de que no nos salpicará ni a él ni al partido. Las investigaciones siempre las conocemos a través de la prensa. Nos gustaría que se levantara el secreto de sumario para saber de qué se acusa a Convergència", ha dicho. En este sentido, respecto de las donaciones que la familia Sumarroca efectuó a la fundación CatDem, ha señalado que, desde el 1 de enero, la fundación ya no recibe donativos de ningún tipo.

El Govern se retirará de 7 causas judiciales

Este lunes, el Govern ha confirmado que, como ha avanzado el diario 'Ara', el pacto entre Junts pel Sí y la CUP incluye una cláusula por la que la Generalitat se retirará de las causas judiciales en las que está presente y que tienen relación con altercados callejeros, como la del desmantelamiento del centro Can Vies, en el barrio barcelonés de Sants, o movilizaciones contra la reforma laboral y huelgas generales. En estas causas están procesados unos 40 activistas.

La 'consellera' de Presidència, Neus Munté, ha explicado que la voluntad del Govern es retirarse de estos procesos siempre que sean casos en los que "no haya una lesión o menosprecio de funcionarios y bienes públicos". El PP y Ciutadans han puesto el grito en el cielo. Los populares hablan de impunidad frente a la 'kale borroka' y Ciutadans denuncia que el acuerdo significa "llevar las negociaciones políticas a la sede judicial".

El acuerdo forma parte de las reivindicaciones de la CUP durante las negociaciones. Junts pel Sí ya explicitó en un primer documento de 20 propuestas que estaba dispuesto a valorar la cuestión en aquellos procesos judiciales "de naturaleza política" en los que no haya agresiones a Mossos d'Esquadra.

El Olympique de Lyon ha informado esta tarde a través de un comunicado del traspaso del central francés al Barcelona por 25 millones de euros

Samuel Umtiti, protagonista de nuestra portada de hoy