El Periódico

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

El PP, imputado por el borrado de los ordenadores de Bárcenas

La actual tesorera de la formación declarará también como imputada y Bárcenas como testigo

El partido insiste en que los discos duros no contenían información relevante

El PP, imputado por el borrado de los ordenadores de Bárcenas

ARCHIVO / AGUSTÍN CATALÁN

Luis Bárcenas sale de la sede de la Audiencia Nacional, el 10 de abril del 2015.

Viernes, 22 de enero del 2016 - 15:51 CET

El PP ha sido citado a declarar en calidad de investigado (antiguo imputado) por el borrado de los discos duros de los ordenadores que el extesorero Luis Bárcenas usaba en la sede nacional del partido. La jueza de Madrid también ha convocado a la actual tesorera de la formación, Carmen Navarro, como imputada y ha citado como testigos a Bárcenas, a su secretaria, al jefe de seguridad y al abogado del partido.

Estas citaciones judiciales se producen después de que la Audiencia de Madrid acordara la reapertura de este caso por entender que la destrucción de los ordenadores del extesorero podía ser constitutivo de un delito de daños informáticos y otro de encubrimiento. Los jueces reprocharon a su subordinada que hubiera archivado esta causa "sin practicar ninguna diligencia", a instancias de la fiscalia.

Este caso se inició después de que el PP confesara al juez Pablo Ruz que había borrado los ordenadores de Bárcenas en agosto del 2013 después de que este admitiese en julio de este año que había gestionado la caja b del partido conservador. En su comparecencia aportó un lápiz de memoria que no pudo ser cotejado porque el PP había formateado los discos duros de los ordenadores que usó el extesorero para que fueran utilizados por otro empleado. Sin embargo, una prueba pericial ha certificado que esos equipos informáticos no se han puesto al servicio de ningún trabajador, según consta en la querella presentada por IU por estos hechos.

EN BUSCA DEL AUTOR

La Audiencia de Madrid ordenó a la jueza que buscara a la persona que ordenó el borrado y también le reclamó que averiguara si en este partido existe un protocolo para eliminar los ficheros de los trabajadores cuando dejan de trabajar en esta formación, como sostiene el PP.

Las declaraciones se llevarán a cabo los próximos 3 y 4 de febrero. En la primera jornada están citados como testigos Bárcenas; su secretaria, Estrella Domínguez; el jefe de seguridad, Antonio Lafuente, y el abogado del PP, Alberto Durán, que fue la persona que comunicó al juez Ruz que los ordenadores habían sido borrados. Al día siguiente comparecerán como investigados el PP y Navarro.

LA REACCIÓN

El PP ha hecho pública una nota de prensa en la que lamenta la reapertura de este caso e informa de la imputación de su tesorera, pero omite la de la formación. En el comunicado sostiene que en las declaraciones judiciales ratificará "que los ordenadores no contenían información" relevante, ya que el extesorero ha reconocido que cambió y se llevó los discos duros de sus equipos. También señalará que Bárcenas admitió en su confesión que había guardado sus archivos informáticos en el 'pendrive' que entregó en el juzgado. A pesar de estas explicaciones, el partido conservador manifestó que "siempre ha actuado y actuará en colaboración con la justicia y conforme a la ley".

Las acusaciones

La jueza Rosa Freire ha admitido algunas de las diligencias propuestas en la querella que IU presentó por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas. Este partido, que ha sido descalificado por el PP en su nota de prensa, sostiene que Carmen Navarro "ha tenido participación en la destrucción u ocultación de diferentes soportes con absoluto conocimiento de las investigaciones de índole criminal que se seguían contra Bárcenas".

También afirma que la actual tesorera "era la custodia de los discos duros" y de las agendas de Bárcenas y Álvaro Lapuerta cuyas secretarias declararon que habían sido destruidas en el juzgado en septiembre del 2013 . Y es que los ordenadores del exmando popular estaban depositados "en una sala que se encuentra en la planta donde radica la tesorería y la gerencia del PP", explica la demanda de IU.

Asimismo, este partido asegura que ese borrado "se ha realizado con pleno conocimiento de los responsables del PP". Y "con una absoluta falta de control interno". Además, IU, en su demanda, apunta que los responsables de esta formación "se atribuyeron dicha actuación y tratan de configurarla como algo habitual" en la gestión del propio partido.

Por estos motivos, IU reclamó que Navarro y el PP fueron citados como imputados por los delitos de daños informáticos y encubrimiento.

El Barcelona ya suma dos victorias en dos partidos. San Mamés se rindió al equipo azulgrana

El técnico puso en duda el compromiso del delantero, al que dejó en la grada en Ipurua