El Periódico

Entradas MOUSTACHE

LOS ESCÁNDALOS DE CORRUPCIÓN

La Audiencia reabre el caso del borrado de los ordenadores de Bárcenas

El objetivo es investigar quién dio la orden en el PP de eliminar los archivos informáticos

La Audiencia reabre el caso del borrado de los ordenadores de Bárcenas

JOSÉ LUIS ROCA

Luis Barcenas, extesorero del Partido Popular, sale de la Audiencia Nacional.

Viernes, 15 de enero del 2016 - 13:04 CET

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado que se reabra la investigación del borrado de los ordenadores de Luis Bárcenas en la sede del PP para averiguar quién ordenó destruir los discos duros cuando el extesorero del partido conservador ya había reconocido que controlaba la caja b del partido.

La magistrada decretó el cierre de esta investigación en octubre del 2013 al rechazar que el borrado de los discos pudiera ser constitutivo de un delito de daños informáticos y otro de encubrimiento sin "realizar ninguna diligencia". Ahora se investigarán estos hechos al considerar que es necesario conocer quién ordenó la destrucción de los discos duros en los que, según Bárcenas, estaban archivados los documentos que acreditaban la contabilidad opaca del PP.

El tribunal recuerda que el juez Pablo Ruz, que remitió este caso a los juzgados de Madrid, estableció que el PP "ha usado fuentes de financiación ajena al circuito económico legal" durante 18 años. El extesorero popular confirmó estos extremos en una declaración que prestó en julio del 2013 en la Audiencia Nacional y aportó un 'pen drive' en el que guardaba una copia de sus archivos que no pudo ser verificada con los originales por la destrucción de los discos duros.

La formación conservadora explicó al juez que había borrado esos equipos en agosto del 2013 porque eran de su propiedad después de que Bárcenas dejara de trabajar en el partido. También sostuvo que los archivos informáticos fueron eliminados "para garantizar la confidencialidad de los datos en ellos almacenados debido a su alto nivel de criticidad", después de que el tesorero perdiera su demanda contra el PP por la desaparición de sus ordenadores en abril del 2013. Además, alegó que no le "constaba" que la información almacenada en los equipos del extesorero "fuera esencial" para la investigación de la caja opaca.

LOS ARGUMENTOS

Los magistrados cuestionan la decisión de esta magistrada y la tildan de "prematura" porque "no se han investigado de forma alguna los hechos". Los jueces explican que es necesario saber si existía en el PP un protocolo aceptado por sus trabajadores para que se eliminaran sus ficheros cuando dejaban de trabajar en el partido. Los togados admiten que los equipos informáticos pertenecen al partido conservador, pero sostienen que Bárcenas era el titular de sus ficheros.

"La titularidad de los equipos suministrados a un trabajador", señala la sentencia, "no se extiende a los ficheros digitales creados con ellos ni a aquellos otros en los que se haya almacenado", según la doctrina establecida por el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo. Además, los jueces consideran que "lo normal es que cuando cesa la actividad laboral, el trabajador obtenga una copia de sus ficheros que no contenga información relevante". Los togados concluyen que este no es el caso por la denuncia de Bárcenas por robo contra el PP.

La Audiencia de Madrid ordena a la jueza que reabra este caso para incorporar al mismo la declaración judicial del extesorero en la que admite la existencia de la caja b, así como el contenido del 'pen drive'. También aconseja llamar a declarar a Bárcenas, pues no ha dado su versión en un juzgado tras conocerse la destrucción de los discos duros de sus ordenadores en el PP. Y califican esta actuación como un posible delito de daños informáticos.

El tribunal también considera que esta actuación puede ser constitutiva de un delito de encubrimiento aunque aún no exista sentencia sobre la actividad presuntamente delictiva del extesorero popular. Y rechaza que, en este caso, IU, UPyD y la asociación Justicia y Sociedad, no puedan actuar como acusaciones populares, como pidió el PP después de que el fiscal hubiera pedido el sobreseimiento del caso.

Un sumario en paradero desconocido durante un año y medio

La Audiencia de Madrid ha revelado que el sumario abierto por el borrado de los discos duros de los ordenadores que Luis Bárcenas usó en el PP ha estado perdido durante casi un año y medio. De esta manera se explica por qué se ha tardado todo este tiempo en resolver los recursos presentados por IU, UPD, y la asociación Justicia y Sociedad contra la decisión de la jueza de archivar este caso.

Los jueces desvelan que los recursos se presentaron en noviembre del 2013 y enero del 2014, pero que no llegaron a sus manos hasta marzo del 2015. Y es que "las actuaciones originales han permanecido extraviadas sin que nadie lo advirtiera", explican. Por ello, han tenido que "reconstruir" el sumario con "el auxilio de los abogados", pero esa reconstrucción "no ha sido íntegra", puntualizan.