• Lunes 28 julio 2014, 22:28 h

elPeriódico.com

Compra tus entradas para Canet Rock

Regístrate | Iniciar sesión

EL PULSO AL PODER

Ana Pastor conversa con José Antonio Monago

Lunes, 28 de enero del 2013 - 10:21h. Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto
Ana Pastor conversa con José Antonio Monago. / JOSÉ LUIS ROCA
ANA PASTOR

El presidente de Extremadura llega con un retraso de 15 minutos, pero tiene excusa. Acaba de participar en la sede de su partido en Madrid, en la calle de Génova, en el primer Comité Ejecutivo tras la noticia bomba de los supuestos pagos en dinero negro a algunos dirigentes. Con cara de resignación y con deportividad, asume que muchas de las preguntas que va a escuchar se refieren a ese tema. José Antonio Monago cree que esas prácticas no han tenido lugar y repite varias veces las palabras «nunca» y «jamás».

-¿Le sorprendió la información de El Mundo de los sobres con dinero negro?
-Pues sí me sorprendió, y también que quien estuvo en nuestro partido tuviera dinero en Suiza. Yo siempre he dicho que un político no puede tener ni un céntimo fuera de España.

-¿Usted ha recibido alguna vez dinero negro dentro del PP?
-Jamás. Dinero negro, jamás.

-¿Nunca le ha llegado un comentario sobre la circulación de esos pagos?
-A mí me llega la queja de lo contrario, de unos sueldos en el caso de Extremadura que, con el nivel de responsabilidad que tienen mis compañeros, no son reconocidos.

-¿Nunca le llegó el rumor? ¿Nunca, nadie, jamás le comentó que esto pudiera estar ocurriendo?
-No. Y yo he sido secretario general de mi partido y presidente del mismo en Extremadura, y nunca jamás ha habido sobres, dinero negro y, por tanto, desviación de fondos.

-El PP anuncia una auditoría. Explíqueme cómo se hace una auditoría de dinero en negro.
-Me imagino que cuando se auditan las cuentas, se auditan las cuentas.

-Pero las cuentas en A... Obviamente, nadie audita las cuentas en negro. Entonces ¿cómo se puede saber si eso ha ocurrido?
-Será con las cuentas en A porque el Partido Popular no tiene cuentas en B.

-Entonces ¿qué investigación van a hacer?
-Hay que hacer el ejercicio de explicarle a la gente que estas son nuestras cuentas y no es que lo digan personas del PP, sino que será una empresa externa quien arroje luz sobre el tema.

-Pero eso ya se ha hecho, presidente.
-El PP nunca ha tenido cuentas fuera de España, nunca ni antes ni ahora ha ordenado que se abra una cuenta de este tipo, y nunca se ha trabajado con dinero negro. No puedo auditar lo que no existe.

-Pero Bárcenas no era un marciano, era un importante dirigente del PP, nada menos que gestor y tesorero. ¿Está chantajeando Bárcenas a su partido?
-Yo creo que tiene que explicarlo. Creo en la presunción de inocencia y creo que una persona puede tener una actividad empresarial antes o después de la política, y si hay sombra de duda tiene que aclararlo esa persona. Desde luego sorprende mucho que tenga 22 millones de euros en Suiza. A mí me sorprende.

-¿Hay miedo en el PP por la información que pueda tener Bárcenas?
-No. Hay preocupación porque la sociedad está muy quemada con muchos sectores, pero especialmente con la política. Lo he dicho en el comité que las explicaciones que se den ahora tampoco serán suficientes por la situación de descrédito general.

-Admite usted que hay preocupación... y ¿hay guerra de familias?
-Yo solo tengo una familia que es el PP.

-Dentro del partido usted sabe que hay muchas...
-Si las hay, no las conozco ni participo de ellas.

-Antes me decía que le sorprendía que alguien tenga 22 millones en una cuenta en Suiza. ¿De dónde cree que lo ha sacado? Imagino que como dirigente del PP, usted habrá preguntado... ¿O no hablan entre ustedes?
-No tengo más información que la que pueda tener usted o el resto de ciudadanos, entre otras cosas porque no tengo relación con el señor Bárcenas. No porque me quiera quitar de en medio. Coincidí en el Senado, pero fue durante la imputación y él estaba más preocupado de otras cosas que de participar en la vida parlamentaria. Sorprende, es verdad, cómo se puede generar.

-¿Estamos ante un posible caso de financiación irregular del PP?
-No creo. Tiene más que ver con la conducta del señor Bárcenas, que tiene que explicar él.

De la presunta corrupción pasamos al tema que más preocupación genera ahora mismo en la sociedad: el paro. Cuando el presidente Monago atiende a `Más Periódico¿ aún no se ha hecho público el último dato, la EPA [casi seis millones de desempleados], pero como otros políticos intuye que será muy malo.

-Antes de ganar las elecciones dijo que 120.000 parados en Extremadura era algo «inasumible». Ahora, con usted en la Junta, el dato ha aumentado hasta los 150.000 ¿A quién le pide responsabilidades el ciudadano?
-Sigue siendo inasumible y el responsable soy yo. Aunque se podría matizar, y suena a excusa si digo que gran parte de los parados que se han sumado son contratos que terminaron al poco de llegar yo. El anterior Ejecutivo había hecho una contratación masiva para no llegar con estadísticas tan negativas a las elecciones. Y una vez que pasaron fueron cumpliendo esos contratos.

-Eso es tirar de la herencia, presidente.
-Eso es aclarar la verdad. El desempleo en Extremadura tiene elementos estructurales para los que no valen medidas del corto plazo porque es un analgésico que enmascara el problema de fondo. Yo podría haber destinado más dinero a la contratación pública y no estaríamos hablando de esa cifra sino de menos desempleados, pero no habría desaparecido el problema. Hay un exceso de dependencia del sector público y una baja cualificación de los parados que o no tienen estudios o no tienen conocimientos profesionales.

-¿Usted puede defender que la reforma laboral del Gobierno de Rajoy está sirviendo para algo a la vista de estos datos tan malos?
-Sí. Los despidos no son por el marco legal.

-Pero no los evita y además los facilita. ¿Eso no influye?
-No creo que sea la causa que tengamos un marco más o menos rígido.

-Usted ha anunciado que va a bajar algunos impuestos. ¿cuáles?
-Mi Gobierno aún lo estudia. Tendrá que ver con los emprendedores.

-Déjeme que le diga que suena muy bien, pero parece solo una promesa electoral difícil de cumplir por esta situación económica.
-Suena a promesa pero le habla un presidente por el que nadie daba un duro para sacar los Presupuestos o cumplir el objetivo de déficit y lo haremos.

-Pero el Ministerio de Hacienda dice que hay siete comunidades autónomas con riesgo de desviación en el déficit y que Extremadura está entre ellas. ¿A quién debe creer el ciudadano?
-Hacienda se ha equivocado dos veces y he pedido explicaciones al ministerio. Le pedí a Montoro que cuando hable de Extremadura lo haga con certezas. El ministerio ha supervisado nuestras -uentas y las de otras comunidades durante el 2012. Y nadie nos ha dicho que nos hayamos desviado oficialmente. Estoy convencido de que esta vez pasará igual.

-Es posible que la UE dé más margen a España para reducir el déficit. ¿Pedirá al Gobierno que comparta esa relajación con las comunidades autónomas?
-Bueno, esa es la tesis de Artur Mas...

-¿Y la comparte? ¿Relajación compartida sí o no?
-No. No se puede relajar nadie. Ni las administraciones ni los ciudadanos. Si la UE se lo da al Gobierno espero que nos lo devuelva, no por déficit sino con políticas de estímulo para las comunidades.

-Ha citado usted a Artur Mas. Hace unas semanas, durante la inauguración de un nuevo tramo del AVE, dijo que Catalunya es la región que más contribuye en el PIB y que menos dotación de infraestructura pública tiene. ¿Qué le responde?
-Le cambio las infraestructuras y la dotación. Me gustaría ser como aquel al que le toca la lotería y por primera vez tiene que pagar impuestos. Si echamos cuentas, Catalunya no ocupa precisamente la primera posición de solidaridad. Si nos echamos las cuentas mal, terminamos. También yo puedo decir cuánta energía producimos en Extremadura y no consumimos.

-¿Qué cree que puede pasar con el llamado desafío independentista?
¿Creo que jurídicamente no tiene ninguna posibilidad, desde el punto de vista del derecho europeo. Y cuanto más se tarde en reconocer esa realidad, más tensión se generará a la sociedad catalana, que tiene que estar pensando en otras cosas. Hay que buscar puntos de encuentro sin lesionar el principio de solidaridad.

-¿Cree que tendría que llevarse a cabo ahora la reforma del sistema de financiación que está a punto de caducar?
-Yo creo que retrasar el debate sería lo más razonable porque ahora es difícil que todos ganen.

-Hablemos también de los recortes en Sanidad. Ustedes han cerrado los llamados Puntos de Atención Continuada. ¿Me puede decir que los ciudadanos no notan los recortes en Extremadura?
-Esos puntos no se han cerrado. Se han distribuido los horarios de diferente manera.

-¿Cómo que no se han cerrado? ¡Pero si su propio Gobierno dice que está pensando en cómo reabrirlos!
-Nosotros tenemos que controlar el gasto público. Encargamos un estudio de frecuencia de asistencia en esos puntos. Vimos como a algunos de ellos acudía muy poca gente. Estudiamos cuáles de esos tenían cerca un centro de salud que tiene más dotaciones. Son los que hemos cerrado en horario de tarde-noche. Ofrecemos la posibilidad a quien se ponga malo en esa zona de llamar al centro de salud y enviarle una ambulancia con un médico y un ATS a su domicilio. En mi propio pueblo están en armas por el cierre por la noche de esos lugares. Hay que reorganizar el gasto.

-Reorganizar es recortar...
-Usted lo ve como un recorte, pero el dinero ahorrado lo destino al propio sistema.

-¿Lo tienen cuantificado?
-Cinco millones de euros.

-¿Qué le parece el euro por receta?
-No me gusta. Ni ahora ni antes. Extremadura tiene la mayor presión fiscal y el menor nivel de renta, así que no lo veo. Un euro para una sociedad que no llega ni a mileurista es mucho dinero.

-Por cierto, ¿cómo va su matrimonio de conveniencia con Izquierda Unida?
-Le conviene a los extremeños. Se ha dado una lección de que no todo está grabado a fuego en el destino. Extremadura es diferente.

-Tan diferente que ha roto el discurso de su partido a escala nacional, que criticó el pacto en Andalucía entre PSOE e IU...
-IU en Extremadura tiene aquí otras aspiraciones. Allí les gusta más tocar pelo y formar parte del Gobierno y aquí han sido más posibilistas y han querido influenciar al Gobierno sin serlo.

-¿Y cómo le marcan a usted la agenda desde IU?
-Yo prefiero gobernar así que con mayoría absoluta, porque además yo no tenía experiencia de gobierno autonómico. No le voy a negar que marca, lo justo y lo suficiente, sobre todo al abordar los capítulos sociales.

-Tienen pendiente sacar adelante la ley de renta básica de la que se beneficiarán muchas familias. IU dice que si usted no cumple le «descabalgarán».
-Ese riesgo siempre está pero no estoy condicionado por él. Si no, no viviría. El debate que tenemos en la renta básica es el cuándo y el cómo. Si incumplo el déficit, Bruselas me caza y me retira fondos comunitarios. Tenemos que guardar todos los equilibrios. Mi intención en cualquier caso es intentar sacarlo antes de verano si se pudiera.

Monago niega ser un díscolo dentro de su partido, a pesar de oponerse a medidas como la suspensión de la paga extra o el IVA cultural. Añade que nunca le han llamado de Génova para quejarse por ello. Tras el repaso a la sanidad, el paro, el déficit, etcétera, la conversación termina en el punto de partida: la preocupación que hay en su partido por las últimas revelaciones de la prensa.

Noticias relacionadas

 
Votos:
+0 votar a favor
-0 votar en contra
Compartir: delicious digg technorati yahoo meneame facebook buzz
Imprimir Enviar esta noticia Aumentar/ Reducir texto

Escribe tu comentario:

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

PARA PARTICIPAR DEBE SER USUARIO REGISTRADO. (Registrarse | Iniciar Sesion)

Política

Lo +

Lo más
Mostrar grupo Lo más visto
Ocultar grupo Lo más comentado
Mostrar grupo Lo más valorado
Mostrar grupo Lo más enviado

También en elPeriódico.com