El Periódico

Encuesta preelectoral en BCN / SONDEO DEL GESOP PARA EL PERIÓDICO

Hereu recorta a la mitad la ventaja de CiU reforzado por las primarias

Los barceloneses celebran que los socialistas se atrevieran con unas primarias y avalan el resultado

El PSC, en la mejor de sus opciones, se sitúa solo cuatro concejales por debajo de su principal rival

Documento

Encuesta

¿Cree que Hereu ha salido reforzado tras las primarias del PSC en Barcelona?

Edición Impresa

25 febrero 2011

Página 2

Ver PDF

CARLES COLS
BARCELONA

Viernes, 25 de febrero del 2011

El avance de las fuerzas convergentes sobre los territorios socialistas puede encontrarse el 22 de mayo en un hasta la fecha no cartografiado paso de las Termópilas. Lo revela la encuesta preelectoral del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO sobre la batalla de Barcelona. Jordi Hereu ha salido notablemente reforzado de las primarias que le ganó a Montserrat Tura el pasado domingo. El alcalde sale del coma en el que le situaba un sondeo realizado por el GESOP hace menos de un mes. Hereu comenzó febrero con un catastrófico pronóstico de nueve concejales, frente a los 18 o 19 de su principal rival, el convergente Xavier Trias. La diferencia es ahora, en el mejor de los casos, de solo cuatro concejales.

Concluir que Hereu ha salido de las primarias hecho un Leónidas sería toda una distorsión de la realidad, pero no es el mismo antes y después de su duelo con Tura. Batió a la exconsellera y lo hizo además con la mirada aprobatoria de la mayoría de los barceloneses por el método elegido por el PSC, las primarias, que celebran como un sano ejercicio de democracia interna en los partidos un 46,3% de los encuestados. Solo un 13,8% reniegan del sistema. Incluso el resultado final de esas primarias ha agradado. Un 37,9% de las respuestas han aplaudido la victoria de Hereu. Un 30,9%, no.

CAMPAÑA INCÓMODA / Trias, claro, es el anverso de la moneda. Tiene fuerzas suficiente aún para cruzar las Termópilas. Es cierto. Entre 16 y 17 concejales pronostica la encuesta que logrará el próximo 22-M el candidato de CiU. Retrocede dos regidores en menos de un mes, pero la principal diferencia entre el resultado de ahora y el de hace un mes es que, pese a seguir por delante, Trias ve cerrarse el abanico de posibles alianzas hasta el punto que más incomoda a los estrategas convergentes cara a la campaña. La cifra mágica en el Ayuntamiento de Barcelona es 21. Es la de la mayoría absoluta. Tres semanas atrás Trias podía, sociovergencia al margen, deshojar la margarita entre ERC y PP. La nueva encuesta le sitúa en una incómoda posición en la que, a priori, parece volcado a buscar el pacto con el PP (seis o siete concejales), la solución que menos agrada a los simpatizantes de la federación nacionalista.

La situación es fruto, en parte, de que los otros tres actores menores de la política municipal barcelonesa parecen inmunes desde hace años a los vaivenes de la política catalana. Un poco más arriba, un poco más abajo, los resultados de PP (seis o siete concejales), ICV-EUiA (tres o cuatro) y Esquerra (tres) suelen ser fotocopias de ediciones electorales anteriores. De ahí que, como siempre, la gran batalla la diriman una vez más CiU y el PSC o, según revela la encuesta, Trias y Hereu, que no es exactamente lo mismo, porque si bien los socialistas han recortado la ventaja en intención directa de voto de 18,2 a 6,8 puntos en tres semanas, el alcalde incluso supera a su adversario en algunas confrontaciones directas, según los encuestados.

Con todo, Trias atesora aún una fidelidad de voto (78,9%) que ya quisieran los socialistas (54,1%), víctimas incluso de fugas de voto del 18% con destino a la candidatura nacionalista. Las elecciones, en resumen, las ganaría hoy en Barcelona Convergència, pero la encuesta revela que los cimientos sobre los que se basa esa afirmación no están aún sólidamente asentados. Hereu ha salido fortalecido de las primarias y, con él, la federación barcelonesa del partido, que aspira a ser una voz potente en el proceso de renovación de la cúpula del partido.

El 4 de julio fecha clave; si se presenta a la pretemporada del PSG quedaría casi descartado