El Periódico

tú y yo somos tres

Ferran Monegal

Crítico de televisión

Toya, fan de Sadam, busca novio

@MonegalFerran

Victoria Cassinello, alias Toya, en 'First dates' (Cuatro).

Victoria Cassinello, alias Toya, en 'First dates' (Cuatro).

Miércoles, 5 de abril del 2017

Esto de 'First dates' (Cuatro) es como la masa de la pizza: admite cualquier ingrediente que le pongas por encima. Es un invento muy útil. El imperio Mediaset tiene una cantidad fabulosa de criaturas en espera de destino, y este programa es una plataforma ideal para recuperarlos y que se vayan horneando de nuevo en el microondas televisivo. Esta semana han tenido una idea singular: invitar a panteras grises. O sea, una cena de ligoteo en donde todos, novias y novios, tenían 67 años como mínimo. El fichaje que nos proporcionó más alegría fue cuando vimos entrar por la puerta a Victoria Cassinello, señora que se hizo muy popular en '¿Quién quiere casarse con mi hijo?' (2012). ¡Ah! Desde que debutó en aquel programa, con su hijo, se dio cuenta que la tele era lo suyo. Conocida como Toya, tuvo un éxito bárbaro. Exquisita, muy viajada, y también tremendamente pija, recuerdo que a las pretendientas de su hijo las llevaba a una clínica, les decía que se desnudasen, y le ordenaba al cirujano cosas de este estilo: «A esta señorita le pone más tetas, a esta otra le hace el abdomen, y a aquella de allí le arregla los glúteos, que para que mi hijo sea feliz necesita un buen culo». Con estos golpes Toya adquirió gran relevancia televisiva. Tuvo un repunte de protagonismo como consejera del amor en 'Mujeres y hombres y viceversa', pero cayó enseguida en el olvido. Ahora que la han vuelto a repescar ha dado lo mejor de sí. Hablando con el chef del ligue, Carlos Sobera, le decía que tiene un entrañable recuerdo de Sadam Husein. Ella vivía en Irak, con su marido, y en los ratos libres Toya y Sadam bailaban sevillanas. Por lo visto acrisolaron una amistad muy bonita. Sobera quedó impresionado, y dado que Toya ahora está libre porque es viuda, le presentó un pollastre fino, un empresario del sector turístico, con el que congenió enseguida.

Esta masa pizzera de 'First dates', aun siendo todo un teatrillo, es muy entretenida. En casa nos divierte mucho más que esa otra pizza que es el PSOE ahora mismo. Buenafuente dibujó en 'Late motiv' los ingredientes que se están horneando para dirigir el partido. Lo hizo en plan 'Juego de tronos'. Susana Díaz era la Khaleesi, Pedro Sánchez era Cersei Lannister, y Patxi López era Jon Nieve. Pero lo inquietante es que Buenafuente, al final, nos sacó un ojo tremebundo que vigilaba, en plan 'pizzero' mayor, el horneado de esta pizza socialista. Era Rajoy. ¡Ahh! En la pizzería 'First dates', al menos, no nos asustan.

El italiano respondió a varios seguidores que le preguntaron por su traspaso al Barça