El Periódico

Análisis

Salvador Macip

Médico e investigador de la Universidad de Leicester.

Un paso importante en la lucha contra el VIH

@macips01

La combinación de fármacos para reactivar el sistema inmune abre un camino de muchas posibilidades para derrotar al sida

Un paso importante en la lucha contra el VIH

FERRAN NADEU

Beatriz Mothe y José Moltó, del equipo que experimenta el tratamiento contra el sida.

Jueves, 16 de febrero del 2017 - 21:30 CET

Pese a que puede haber la sensación de que la crisis sanitaria causada por el sida ya ha sido superada, la realidad es muy diferente. En estos momentos hay más de 36 millones de personas infectadas por el VIH, una cifra que aumenta cada año con 2,5 millones de casos nuevos. En los países desarrollados la mortalidad ha ido disminuyendo, pero el panorama es muy diferente en el África subsahariana, que concentra casi el 70% de los afectados. De hecho, desde el 2002 el sida es la principal causa de muerte por enfermedad infecciosa en el continente africano. Queda mucho trabajo por hacer y, sobre todo, se necesitan mejores herramientas para poder detener la pandemia.

El VIH, el virus responsable del sida, es un gran enigma biológico. A pesar de ser relativamente pequeño y tener solo nueve genes en el genoma, ha desarrollado todo un arsenal de estrategias para sobrevivir y esparcirse. Por ejemplo, su capacidad de esconderse y quedarse dormido durante años le permite esquivar la acción del sistema inmune y de muchos antivirales. Y el hecho de que esté constantemente cambiando hace que diseñar una vacuna contra él sea una tarea fenomenalmente complicada.

TIMOTHY RAY BROWN, UN CASO ESPECIAL

Por culpa de esto, el sida aún no se puede curar. Aunque existen fármacos muy efectivos que permiten mantener el virus controlado en la mayoría de los casos, no conocemos ninguna forma de eliminarlo completamente del cuerpo. Solo ha habido una excepción oficialmente reconocida, el caso de Timothy Ray Brown, un paciente seropositivo que después de un trasplante de médula ósea para tratar la leucemia que también sufría, vio como le desaparecía el VIH. Por desgracia, este es un caso especial y no se puede generalizar.

Por eso son tan importantes avances como el que se anuncia hoy. La combinación de fármacos para expulsar el VIH de los lugares donde se esconde con una reactivación del sistema inmune, que es lo que hacen las vacunas terapéuticas como la BCN 02-Romi, abre un nuevo camino con muchas posibilidades de futuro. Aprovechar las propias defensas para vencer a una enfermedad es una estrategia que cada vez se está usando más. Sin ir más lejos, es lo que persigue la llamada inmunoterapia, que se cree que revolucionará el tratamiento del cáncer. Usar el mismo concepto para luchar contra infecciones difíciles tiene mucho sentido. Este es un primer paso, preliminar pero con resultados muy alentadores, que podría cambiar la manera de prevenir la multiplicación del VIH, además de reducir los costes y los efectos secundarios de los tratamientos actuales.

25 MILLONES DE VÍCTIMAS

El VIH ya se ha cobrado más de 25 millones de víctimas desde que se descubrió su existencia en los años 80. Solo conseguiremos frenar esta hemorragia reconociendo el problema que representa e invirtiendo en él los recursos necesarios, tanto públicos como privados. Iniciativas como el IrsiCaixa que dirige el doctor Clotet son esenciales para seguir avanzando hacia la curación, como demuestra este estudio, y es necesario que continúen recibiendo todo nuestro apoyo.