El Periódico

Gente corriente

Catalina Gayà

Catalina Gayà

Periodista

Joan Marc Garcia: «En España se penaliza mucho la movilidad laboral»

Viernes, 5 de octubre del 2012

-Exactamente, ¿qué es Grownies?

-Un servicio on line para el intercambio de ropa infantil entre familias.

-Vaya... Como ha sido siempre.

-Nuestro servicio permite el intercambio de ropa infantil entre familias que no se conocen y en un entorno que combina oferta y demanda. Es decir, el sistema de siempre, pero a través de una plataforma on line.

-¿Cómo funciona?

-Cuando ofreces ropa en nuestra web obtienes un crédito por cada lote que ofertas. Ese crédito te da acceso a otros lotes, de entre seis y ocho piezas. Cada vez que hay una transacción, un intercambio, cobramos 15.95 euros, independientemente de dónde provenga el lote. Nuestro margen de beneficio proviene de esos 15.95 euros

-¿Una start up?

-Sí.

-Y se puede vivir de una start up….

-Sí, pero hay una serie de dificultades. Sin que haya financiación detrás, es difícil llegar a una gran comunidad que compre tu servicio, repita y que tu negocio crezca.

-Sigo sin entenderlo.

-Hay que esperar a tener mucha masa crítica [clientes] y ver cómo se puede ganar dinero. Lo tradicional es habilitar publicidad, pero también puedes optar por modelos en los que la comunidad pague por ciertos servicios adicionales.

-¿Y ustedes?

-Hemos empezado a facturar, tenemos clientes y ventas, pero aún estamos en un estadio inicial: decenas de intercambios, una comunidad de 500 personas y ajustando el servicio. Nuestro modelo de negocio se basa en tener muchas transacciones [intercambios].

-¿Y los costes?

-Tenemos unos costes estructurales bajos. Es la comunidad la que crea el producto y, una vez tienes la plataforma, esta te sirve para 10, para 1.000 o para 100.000 usuarios. Hasta que no llegas a estas cifras cuesta ganarse la vida. Pasar a la siguiente fase es lo difícil.

-¿En qué fase están?

Hay tres grandes fases: la previa al lanzamiento, que es la concepción; luego lanzas el servicio y lo ajustas, fase en la que estamos ahora, y finalmente viene la fase de expansión.

-¿Y cómo se le ocurrió?

-Estudié ingeniería informática y cursé un MBA entre el 2007 y el 2009. En el 2010 me entró el gusanillo de crear una empresa propia. Empecé a evaluar proyectos. En enero del 2011 identifiqué en una revista de negocios el modelo de intercambio de ropa infantil, que en EEUU tenía mucho éxito. Durante los primeros seis meses hice el plan de negocio. Luego se programó la web, buscamos proveedores...

-Habla en plural.

-Empezamos tres socios. En abril, cuando lanzamos la web, uno de los cofundadores se salió de la empresa como accionista. Ahora estamos Christian Puentes y yo mismo.

-¿Por qué de repente a los MBA les ha dado por crear start ups?

-Esta formación te hace querer crear algo muy grande desde cero.

-¿Qué hacía antes?

-Estoy en periodo de transición. Trabajo en una start up de software en seguridad informática. Ahora he pasado a tener media jornada para mantener una vía de ingresos hasta que Grownies no se confirme como un negocio rentable. Así puedo tener más tiempo para mi proyecto.

-¿Y eso le viene del MBA?

-El máster me abrió posibilidades. En España se penaliza mucho la movilidad laboral. Quería un proyecto con el que me sintiera más identificado y tener un estilo de vida más basado en un proyecto que un horario.

-¿Cómo se ve en cinco años?

-Me gustaría que la empresa estuviera en la fase de expansión. Ser el consejero delegado de una empresa que tuviera representación en otros países. Puede ser Grownies u otra.

-¿Perdón?

-Podemos mantener este modelo y expandirnos o cambiar el producto. Tenemos el know how y la plataforma tecnológica.

Marco habló claro en su reunión en París con Al-Khelaifi y Antero Henrique: quiere jugar en el Barça