El Periódico

Editorial

La estiba y el cambio de postura del PDECat

Lo que no ha quedado claro es si a la responsabilidad se le ha sumado también alguna forma de 'peix al cove' en la tradición de este grupo parlamentario

La estiba y el cambio de postura del PDECat

JUAN MANUEL PRATS

Los diputados del PDECat Carles Campuzano y Ferran Bel hablan con el ministrio de Fomento antes de la votación en el Congreso.

Viernes, 19 de mayo del 2017 - 21:29 CEST

Por primera vez desde la marcha de Josep Antoni Duran Lleida la sensibilidad política que hoy anida en las siglas del Partit Demòcrata Europeu Català (PDECat) ha transaccionado una votación con el Partido Popular de Mariano Rajoy. El asunto era la reforma de la estiba, atrapada en el tsunami que recorre el mapa político del Congreso que ya no garantiza la traslación automática de las normas comunitarias a la legislación española. A esa responsabilidad han apelado los diputados del PDECat en Madrid igual como Duran salvó a Zapatero en el 2011 cuando Europa exigió el tijeretazo.

Lo que no ha quedado claro es si a la responsabilidad se le ha sumado también alguna forma de 'peix al cove' en la tradición de este grupo parlamentario. Ese es el trasunto. El botín hubiera podido ser la misteriosa ausencia de los representantes del Gobierno de Rajoy en la votación de hace una semana sobre la posible acusación del consorcio del Palau de la Música contra CDC o bien la invitación de última hora a Carles Puigdemont para pedir el referéndum en las Cortes.

Este hecho se puede interpretar de diversas maneras. La actual dirección de este partido lo vende como un acuerdo puntual. Otras fuerzas políticas lo interpretan como un indicio de lo que podría ser el PDECat si descarrila el proceso independentista. Pero también es verdad que significa el fin del cordón sanitario que el PP estableció en torno a los independentistas cuando Pedro Sánchez quiso pactar con ellos. Veremos.