El Periódico

Yo qué sé...

Xavier Sardà

Xavier Sardà

Periodista

Al españolismo cutre no lo aguanta ni Dios

Domingo, 23 de enero del 2011

Lo de la traducción simultánea en el Senado es un símbolo positivo de respeto a las lenguas oficiales. Alguien puede decir que con la que está cayendo esto son collonades. Yo lo veo al revés: precisamente porque las cosas importantes van mal, los símbolos adquieren mayor relevancia. Y luego, que presupuestariamente es el chocolate del loro.

El Senado ha tardado muchos años en aprobar algo tan sencillo como que se puedan utilizar todas las lenguas que se hablan en España. Ya sé que el castellano es la lengua común que todos entendemos, pero no se trata de comunicación, sino de representación.

Un senador español de cualquier comunidad no histórica debería estar orgulloso de mantener un contacto periódico con los idiomas del país que dice amar. No le pido que aprenda a hablar en ellos. Solo que, de vez en cuando, ese senador se deje llevar por la cadencia y la psicología que toda lengua implica. Solo pido que ese senador entienda que con el hecho de poder utilizar lenguas distintas se acerca lo lejano, se asume lo diverso, y puede que en sentido contrario algunos ciudadanos se sientan más cerca del Senado.

Pero no es así. La prensa catalano-fóbica (también existe aquí la reversa) ha aprovechado para decir que esto será un dispendio absurdo o una babel catastrófica. Naturalmente, el PP está en contra. De hecho, España les importa una mierda.

Hagamos un ejercicio de otredad. Imaginemos que somos españoles de buena fe de Madrid, que estamos preocupados por que España se pueda romper y que nos dicen: mira, en el Senado se hablará catalán, euskera y gallego. Lo lógico sería contestar: si eso les hace sentirse mejor o más implicados, adelante, ¿no? Eso piensa la gente de buena fe.

El problema es que determinados medios de comunicación juegan la carta contraria. Manifiestan que esto es ridículo porque todo el mundo entiende el español y que, además, es carísimo. Bravo. ¡Qué razonamiento! Genial, sinceramente... ¿Cuánto tiempo les ha tomado llegar a esta conclusión? ¿Qué método de reflexión han utilizado? ¡Cuidado, que tanto esfuerzo mental puede provocar caída de cabello y es muy molesto, porque luego a la ducha le cuesta desaguar! Me impresionan la prensa de la derecha y la derecha en sí misma y me impresiona un sector de la izquierda que calla pero piensa lo mismo.

Estamos en el abismo económico y en un cierto desespero político. Aznar le dice a Rajoy que le ponga el cascabel al gato de las autonomías.Es una vergüenza que desde arriba, desde la política, la prensa y la televisión de la derecha, se redunde en el discurso más cerril, excluyente y trasnochado de España. Para vender periódicos, política o televisión pueden cargarse socialmente la España que tan teatralmente dicen defender.

Se ha reeditado La tournée de Dios, de Jardiel Poncela. Dios, en su discurso en Madrid les dice a los blancos: «Vosotros defendéis las ideas de patria, de Ejército, de historia, de orden social, de familia, de Iglesia, de Dios. Defendéis estas ideas, sí, pero ¿quién os ha dicho que Yo apruebe vuestra defensa?» No hay Dios que los aguante. Yo qué sé...

La lista de convocados de Luis Enrique despertó una expectativa excepcional debido a la situación de Neymar