El Periódico

ANÁLISIS

Núria Ribó

Periodista

Del 'Obamacare' al 'Trumpdisaster'

Del 'Obamacare' al 'Trumpdisaster'

REUTERS / JOSHUA ROBERTS

Tom Price, secretario de Salud, habla sobre los esfuerzos para suplir el 'Obamacare' con el proyecto de Trump, en Washington, el 17 de marzo.

Lunes, 20 de marzo del 2017 - 18:39 CET

La reforma sanitaria ha sido la bestia negra de todas las administraciones norteamericanas. Algo que todavía no entendemos los europeos aferrados, desde hace años, a un Estado del bienestar social, cada día más menguante.

Hillary Clinton tropezó y cayó con la reforma sanitaria. Barack Obama batalló por una reforma descafeinada que contra viento y marea se aprobó en el 2010.

Hoy, el desmantelamiento de esa reforma, 'Obamacare', grito de guerra durante la campaña electoral republicana, es una de las prioridades del empresario Trump.

“Repeal and replace” (rechaza y reemplaza) es el objetivo de un presidente que ha sumido la Casa Blanca en un caos total, donde las mentiras, medias verdades, acusaciones sin pruebas o filtraciones la han convertido en una casa de intrigas donde los empleados viven en una incertidumbre constante y a la que algunos llegan sin el móvil en el bolsillo, por miedo a ser controlados, según han informado 'Politico' y 'Time'.

'Obamacare' provee cobertura sanitaria a 20 millones a través del subsidio individual de planes de seguro y ha expandido el Medicaid (cobertura a los más pobres). Sin embargo, un mayor número de enfermos de lo previsto ha hecho subir los precios de los seguros en algunos estados, contribuyendo a aumentar las críticas contra el plan.

'Trumpdisaster' pretende generar un sistema de créditos fiscales para ayudar a comprar los seguros médicos, eximiendo a las empresas de ofrecer una alternativa de cobertura médica. La propuesta republicana revocaría los subsidios que contempla el 'Obamacare' para ayudar a los usuarios a comprar el seguro médico y frenaría la expansión del Medicaid. 'Trumpdisaster' cubriría a menos personas ya que no obliga a comprar seguro médico.

RECICLAJE DE IDEAS REPUBLICANAS

El plan es un reciclaje de viejas ideas republicanas contra las que se enfrentó Obama durante la elaboración de su reforma, hoy en vías de extinción. Pero no será fácil. Algunos senadores republicanos son reticentes, no solo porque muchos de sus votantes son beneficiarios, sino porque el reciente informe de la Oficina Presupuestaria del Congreso (BCO) prevé que en el 2018 habrá 14 millones de estadounidenses más sin seguro médico. Cifra que continuará creciendo hasta 24 millones en el 2016, totalizando 52 millones de ciudadanos sin cobertura.

El ultraliberalismo impregna la contrarreforma que, según Trump, propiciará “una gran cobertura sanitaria de forma más simplificada, mucho menos cara y mejor y se hará cargo de todos”. ¿Quién da más? El problema es que, como siempre, el discurso simple y ambiguo del empresario Trump no aporta argumentos que lo justifiquen.

El 'Trumpdisaster' retrata un choque de ideologías. Mientras el 'Obamacare' es un sucedáneo de nuestro concepto de salud como derecho universal, para los republicanos la cobertura sanitaria es una cuestión de mercaderes y accede quien puede.

El empresario Trump sigue empeñado en hacer “America greater”. Difícil compaginar bajadas de impuestos, inversiones millonarias para renovar las viejas infraestructuras del país y crear miles de puestos de trabajo. ¡Trump sigue cuadrando el círculo!

El central ha hablado del polémico cántico de Carvajal a su llegada a Barcelona después de su viaje relámpago a Italia