El Periódico

TITULARES Las 5 noticias que debes saber hoy para estar informado, en un minuto

LAS CUENTAS PÚBLICAS

Joan Tapia

Periodista

El PP, sin mayoría pero con Presupuestos

@joantapia00

Rajoy se salva por los pelos porque no hay una suma de fuerzas válida de recambio

El PP, sin mayoría pero con Presupuestos

JUAN MANUEL PRATS

Mariano Rajoy, en su escaño del Congreso.

Miércoles, 3 de mayo del 2017 - 21:07 CEST

¿Cómo puede el PP, en minoría y en un momento de gran debilidad por el gravísimo escándalo de Madrid, que sigue a los de Murcia, València (Camps), Baleares (Matas), y 'Gürtel', que afecta hasta a la cúpula nacional, tener la mayoría necesaria para aprobar los presupuestos del 2017?

Seguro que muchos lectores se lo preguntan. No hay una sola razón, sino dos de fondo (quizá algo técnicas) y otras políticas. Una, si el PP gobierna es mejor que lo haga con Presupuestos del 2017 que prorrogando los del 2016. ¿Por qué? Un ejemplo: para que las autonomías tengan más recursos para sus programas sociales. Esa era la gran presión sobre el PSOE, que gobierna muchas comunidades autónomas, pero -por otros motivos, entre ellos la corrupción- el partido de la oposición no ha aceptado.

Otra razón es que dada la necesidad del aprobado de Bruselas -sin el cual España podría tener dificultades serias para financiarse- el déficit y el techo de gasto nos vienen dados. El Gobierno podría crear algún impuesto (como el de bebidas azucaradas que Bruselas aconseja y que la Generalitat ha implementado), pero a corto no es viable un aumento sustancial de ingresos. Y podría cambiar algo el gasto. Pero solo sobre el 39% del total, porque los 139.000 millones de pensiones, los 32.000 de intereses de la deuda, los 18.000 de seguro de paro y los 22.000 de funcionarios (el 61% del total) son intocables.

Estos son los datos de fondo que desmontan mucho verbalismo. Y luego está la política. Guste o no, el PP es el primer grupo parlamentario y el único Gobierno alternativo posible era el que Pedro Sánchez intentó hace un año y que exigía la complicidad de C's y de Podemos. Era muy complicado y Pablo Iglesias lo dinamitó. Ahora es más difícil porque el PP aumentó en junio sus diputados y Podemos ha vuelto a demostrar, anunciando una moción de censura en solitario y no pactada, que quizá sea un buen partido para asaltar el cielo, pero que nadie en sus cabales puede confiar en él para gobernar España.

LOS GRUPOS VAN A LO SUYO

Y, si no hay otro Gobierno factible, todos los grupos van a lo suyo. A C's le conviene castigar al PP por la corrupción (lo acaba de hacer en Murcia) pero no quiere ser acusado de impedir la gobernabilidad; la canaria no ve útil enfrentarse al Gobierno que haya, y el PVN ha visto su gran ocasión. Con sus cinco diputados han arrancado al PP "la paz fiscal en Euskadi durante 15 años".

En la práctica, la consagración de un cupo favorable. ¿Por qué no hacerlo si votando en contra, a corto no iban a ganar nada porque PSOE y Podemos (que se ha visto que no se entienden) se quedaban a 20 escaños de la mayoría?

Pero el PP va a salvar solo por los pelos las enmiendas a la totalidad. Luego necesitará el voto de otro diputado canario y sudará tinta.

Y está lo de Catalunya. Si el PNV, con 5 escaños, ha logrado X, ¿qué habrían conseguido (de Rajoy o de Sánchez) 16 escaños de CiU? Claro, si Artur Mas hubiera sabido en el 2012 que el mundo no se acababa en el 2014 y que la mayoría del PP no era eterna. Bastaba recordar lo de ERC con el PSOE en el 2004.

El Guangzhou Evergrande endurece el inicio de las negociaciones y remite al Barça a la cláusula de rescisión de Paulinho